lunes, 5 de noviembre de 2012

LAS GEMAS Y LAS MEJORAS PARTE 4









Irradiación: 

(AGTA Código = R) 

Luego del calentamiento, el tratamiento más comúnmente utilizado para la mejora de gemas es la irradiación. 
Con algunas excepciones importantes (como los diamantes), piedras tratadas por este método no suelen ser distinguibles de las no tratadas.

Una variedad de fuentes, y procesos para la irradiación se han intentado, algunos, resultando insatisfactorios han sido abandonados, otros todavía están en uso. 
Los primeros experimentos con irradiación de gemas utilizaban partículas alfa (núcleos de helio), pero dejaban una radiación residual muy fuerte y persistente. 
Hoy en día, se usan las partículas beta generadas en los aceleradores lineales, los neutrones de los reactores nucleares, y los rayos gamma por lo general de fuentes radiactivas de cobalto.








Aunque el bombardeo con neutrones y, en mayor medida, con electrones, pueden dejar algunos residuos de radiactividad, su duración es relativamente corta. 
Existen agencias gubernamentales que se encargan que ningún proceso que deje radio actividad residual sea usado actualmente.

Al igual que en el caso del método de calentamiento, diferentes tipos y duraciones de irradiación pueden producir resultados diferentes. 
Combinando este hecho con la idea de la variación individual en la química de cada gema, y que la irradiación puede o no puede ser seguido por algún tipo de proceso de calentamiento, y podemos empezar a apreciar la gran diversidad de resultados posibles.








El berilo

Berilo incoloro (variedad = Goshenita) pueden ser irradiados a tonos estables de amarillo a dorado (variedad = berilo dorado o heliodor). 
Este tipo de berilo es común de encontrar en el comercio pero es esencialmente imposible de que no sean tratados.

En una época había tantos berilos de estos convertidos en berilos azules maravillosos que todo el mundo los compraba, pero no eran estables y muy pronto con la propia luz solar se volvían transparentes nuevamente.








Existe en la actualidad un berilo azul, bautizado como "true blue beryl" pero no se han conseguido de calidad gema asi que por ahora solo son para coleccionistas.








El diamante

Los diamantes que se irradian se tornan verdes o verde azulados. 
Otro color que se produce habitualmente a través de la irradiación es "negro". 
Bueno, en realidad, no es negro, sino de un verde muy, muy oscuro, y la impresión visual es definitivamente negro.
Prácticamente todos los diamantes negros utilizados en joyería hoy son del tipo irradiado.









Usted recordará que estas piedras irradiadas pueden ser también recocidas (climatizada) a marrón, amarillo o, con menos frecuencia, algunos de los colores más raros de lujo como el rojo. 
Estos diamantes de colores tratados por calor y/o irradiados tienden a tener colores más vivos que los naturales.








A diferencia de lo que se ve con la mayoría de las especies que son irradiadas, el proceso tiende a dejar signos reveladores en la mayoría de los diamantes. 
Los patrones de zonificación de color que aparecen microscópicamente, con ciertas condiciones de iluminación, por lo general puede presentar la evidencia al observador entrenado del tratamiento.




Irradiado para cambiar a verde




En el caso de los diamantes de color azul, sin embargo, hay una prueba definitiva la electro conductividad. 
Los diamantes naturales de color azul naturalmente contienen impurezas de boro que les permiten conducir la electricidad, los irradiados obtienen su color por el efecto de la irradiación de su estructura cristalina, y como todos los otros diamantes, no conducen la electricidad.


Las perlas

Uno de los procesos de mejora de muchos posibles que se utilizan para cambiar el color de las perlas cultivadas, el uso de la irradiación gamma, tiene efectos diferentes sobre las perlas cultivadas de agua dulce y de agua salada.








Cuando perlas de agua salada, como Akoyas, se irradian, se convierte el núcleo de hecho de concha en negro, que luego se muestra a través de la capa de nácar translúcido haciendo que la apariencia sea gris o quizás gris-azul. 
En el caso de las perlas de agua dulce, la irradiación afecta las capas de nácar en plata, oro, negro e incluso múltiples tonalidades, dándoles un aspecto a menudo intensamente metálicos.







El tratamiento en ambos casos es estable. 
Con perlas de agua salada por lo general es posible obtener por medio de una vista ampliada de una perforación que permita ver el núcleo oscurecido. 
En el caso de perlas cultivadas de agua dulce irradiadas (que por lo general no tienen núcleo de concha) puede ser tan simple como familiarizarse con la gama de colores naturales de estas perlas. 








Una vez que se logra, los colores completamente antinaturales que dan las irradiadas saltan a la vista y se identifican.


El cuarzo 

Cuarzo incoloro, cristal de roca, es irradiado para producir cuarzo ahumado en tonos de claro a marrón muy oscuro o gris-marrón. 
El cuarzo ahumado encontrado antes de las modernas técnicas de irradiación, vienen pre-irradiados por la madre naturaleza.







Un descubrimiento relativamente reciente de un tipo único de cristal de roca en una serie particular de minas en Brasil da resultados muy diferentes cuando se irradia. 

El material resultante se conoce también como "neón", "limón" y "oro verde de cuarzo" tiene un muy saturado, color amarillo ligeramente verdoso. 
Debido a su color llamativo y su disponibilidad en bajo costo, piezas grandes y limpias, se ha convertido en el favorito de los talladores.




Cuarzos Irradiados



Una vez más, con el cuarzo ahumado, tenemos un caso en el que es difícil o imposible determinar el origen de su color, y lo mejor es asumir que se ha irradiado por el hombre, en ausencia de pruebas contrarias. 
No así con el material de color amarillo, como su única fuente conocida por medio de irradiación.


La turmalina

El suministro mundial del atractivo color rosado y rojo  recientemente ha aumentado por nuevos descubrimientos. 







Algunas turmalinas brasileras, que antes eran  rechazadas debido a mal color, y la mayoría de los grandes depósitos nuevos que se encuentran en África, se irradian para disminuir los tonos marrones. 



El topacio

En términos de su peso en quilates, y probablemente también en términos de valor económico, el topacio azul es la piedra irradiada más importante. 
El topacio incoloro es abundante y barato, pero no todos   se irradian con éxito. 
Generalmente se dará un tratamiento de rayos gamma de bajo costo que identifica la gema que se beneficiará de irradiación, antes de proceder con los tratamientos más costosos y que consumen tiempo.




Sin Irradiar



Dependiendo de la duración y el tipo de radiación, y el tipo de proceso de calentamiento utilizado después, los resultados varían de celeste cielo, a azul Londres. 

Los colores irradiados son estables, y las joyas son perfectamente seguras para usar, pero el doble tratamiento calor/irradiación,  las dejan un poco más frágil que las piedras no mejoradas. 
Sumado a la tendencia natural de la escisión, esto hace que un topacio azul a pesar de su dureza, de 8, no es una buena opción para anillos o pulseras de uso diario.



Después de irradiado




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario