martes, 27 de noviembre de 2012

QUE ES LA REFRACCIÓN?









Cuando un rayo de luz incide sobre la superficie de una piedra preciosa, parte de ella se refleja y parte se refracta, es decir, penetra y se propaga dentro de la gema, pero en una dirección diferente a la de incidencia.

Esta desviación sufrida por el haz de luz que pasa desde una atmósfera menos densa (aire) a un medio más denso (un sólido transparente en el caso de una gema) es una de las propiedades ópticas más importantes aplicadas en gemología, ya que la desviación de la luz es diferente dentro de las especies minerales, poseyendo entonces cada una su índice de refracción.








IR corresponde a la relación entre la velocidad de la luz en el aire y la piedra, sin embargo, en la práctica, no es necesario realizar ningún cálculo, ya que el valor se mide por un instrumento llamado refractómetro siendo una operación simple.

El procedimiento consiste en colocar una pequeña gota de un líquido particular (por lo general una solución saturada de azufre y tetraiodoetileno en yoduro de metileno) en la superficie de el vidrio limpio del refractómetro y en el mismo para apoyar la faceta principal de la piedra preciosa, también se limpia cuyo índice de refracción se ha de determinar. 
El líquido se utiliza para asegurar el contacto óptico, evitando la formación de una película de aire se impida la lectura.








Mirando a través del ocular del instrumento, nos encontramos con una escala calibrada en índices de refracción. Si el contenido mineral está comprendido en el ámbito de la parte refractómetro de la escala se ilumina y permanece parte sombreada. La observación de la posición de la línea divisoria entre las porciones de luz y oscuridad nos permite determinar el IR, que se puede leer directamente en la escala.

El rango cubierto por refractómetro convencional es generalmente 1,30 a 1,81, con el límite superior correspondiente al índice de refracción de contacto óptico líquido. Gemas con índices por encima de 1,81 no pueden ser identificadas con la ayuda del refractómetro y estos se dice que tienen lectura negativa.








Hasta ahora, creemos que las gemas tienen sólo un índice de refracción, sin embargo, este es el caso sólo aquellos que cristalizan en el sistema cúbico y materiales amorfos (aquellos cuyos átomos están dispuestos aleatoriamente, a diferencia del cristalino, en la que están dispuestas de una manera ordenada), que se llaman isotrópicas o monorrefringentes.

Cuando un rayo de luz entra en un cristal de cualquier otro sistema que o es cúbica y en cualquier otra dirección que el eje óptico, se divide en dos haces de luz polarizada.







Se propagan en el interior del cristal con diferentes velocidades y por lo tanto se refractan y se absorben con intensidades diferentes, por lo que surgen con diferentes colores o tonos.

Para las gemas que se comportan así, hay un índice de refracción mínimo y uno máximo y la diferencia entre ellos se denomina birrefringencia. 
Por lo tanto, las gemas que cristalizan en otros sistemas que no son cúbicos se les llama birrefringente o anisotrópico.

Para detectar y medir la refracción doble, hay un filtro de polarización sobre el ocular del refractómetro. Al mantener el filtro en una posición fija, se obtiene un índice de refracción y, para hacerlo girar, se calcula el radio correspondiente a el otro índice.







Usted debe solicitar y registrar las lecturas de los sucesivos pares de valores extremos en aproximadamente 8 posiciones, ya que cada joya varía cada 45º. 
El máximo de los índices de refracción y mínimo corresponden a los valores más altos y más bajos entre todas las lecturas tomadas.

Hay que recordar que, por definición, que las gemas sintéticas también tienen propiedades físicas y ópticas, así como composición química y estructura cristalina - el mismo que su contraparte natural, por lo que la determinación de su IR no corregidos nos permite separarlos, lo que se realiza más comúnmente mediante el examen de sus estructuras y las inclusiones.







Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario