domingo, 23 de diciembre de 2012

ILUMINACIÓN EN LA VITRINA, UN ALIADO IMPORTANTE







Las Vitrinas  juegan un papel importantísimo en el proceso de la venta y la iluminación resulta una herramienta básica a la hora de captar miradas. 
Marcar contrastes, destacar objetos e incluso crear escenas  son funciones básicas de la iluminación comercial.








Punto de partida

La Vitrina es la llamada más importante de un local comercial, y para conseguir el necesario reclamo visual es fundamental una buena iluminación. 
Antes los comercios tenían clientes fijos que buscaban ante todo el trato personal. 
Hoy en día, los análisis de mercado no dicen que las cosas han cambiado: el comprador sale a la calle a ver lo que encuentra, es oportunista y nada fiel. 
Recorre tiendas y galerías y sólo se detiene allí donde logran llamar su atención.




escaparate_1.jpgescaparate_3.jpg


El escaparate juega por lo tanto un papel importantísimo en el proceso de venta, y la iluminación resulta una herramienta básica a la hora de captar las miradas. 







Por otro lado, y tras analizar nuestra actitud ante los productos expuestos; los recientes estudios de psicología del comportamiento llegan a la conclusión de que el observador no puede abarcar muchos objetos de manera simultánea. 
Su capacidad de percepción es limitada. 
Por eso se deben resaltar y diferenciar algunos elementos, y la luz tiene esta capacidad.








Marcar contrastes, destacar objetos del resto de los productos e incluso cambiar colores o modificar las escenas luminosas a lo largo del día son funciones básicas de la iluminación comercial.
Con un buen diseño de la superficie de exposición y un sistema de iluminación estudiado, se consiguen efectos sorprendentes e incluso teatrales, que atraerán al cliente y aumentarán el negocio.







Sin reflejos

Al retranquear el escaparate, se aumenta la superficie de exposición y se eliminan los reflejos.







Consejos básicos:

-Niveles de luminancia en escaparates: de 2000 a 5000 Lux
-Temperaturas de color de las lámparas:

4700 °K, fría para joyerías o locales con aspecto tecnológico.

3000°K, cálida, tienda exclusiva de ropa

2700-2300 °K, cálida, alimentación, panadería.
-RA índice de reproducción del color: RA 90-100. 

En la mayoría de los casos se necesita una buena reproducción cromática.








Ventana al interior

Los escaparates con ventana interior a la tienda, se iluminan con la misma luz que baña el local. Los proyectos empotrados orientables con fuentes halógenas pretenden únicamente matizar las joyas expuestas.






Cómo iluminar

Diseño general: Los escaparates de hoy en día han dejado de ser cajas aisladas para convertirse en ventanas hacia el interior. 
La transparencia total, el acercamiento y la utilización de todo el espacio comercial como si fuera un complemento del escaparate son los criterios básicos para captar al cliente.







A la hora de iluminar esto supone una dificultad añadida: para resaltar los productos expuestos será necesaria mayor cantidad de luz, porque hay que destacar el plano del escaparate sobre el fondo de la tienda, que cuenta a su vez con iluminación general.







Para conseguirlo, el nivel de iluminación puede oscilar entre los 2000 y 5000 Lux  aunque se puede lograr también mediante la temperatura de color de las lámparas. Si la iluminación general es fría, - alrededor de 4000°K, se obtiene un contraste inmediato al colocar sobre los objetos del escaparate una luz cálida en torno a los 3000°K.
Aumentar la cantidad de luz sirve también para compensar los reflejos de los cristales, que crean distracciones y dificultan la visión. 







El problema surge si la potencia instalada es grande, ya que entonces se suele producir deslumbramiento y acumulación de calor. En este caso, es preferible modificar la forma o situación del escaparate; retrasarlo respecto de la línea de fachada o colocar toldos y marquesinas de protección.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay




No hay comentarios.:

Publicar un comentario