jueves, 17 de enero de 2013

EL COPAL






El Copal es una resina del mismo origen que el Ámbar pero que va de semifosil a actual. 

Las características físicas y ópticas no difieren mucho de las del Ámbar excepto que debido a su menor compactación  afecta su densidad, dureza y su susceptibilidad a la disolución frente a disolventes orgánicos.






“LAS INCLUSIONES EN LOS COPALES COLOMBIANOS NOS CUENTAN HISTORIAS MILENARIAS, HISTORIAS QUE VALEN LA PENA VER, VER DE CERCA...”


 ¿Como reconocer un Copal Auténtico?

El copal suele ser de color amarillo claro aunque puede variar según su origen y antigüedad por lo que no es un indicio seguro para su identificación, además los materiales plásticos, resinas naturales o sintéticas pueden tener el mismo color. 







La mayor parte de las imitaciones artificiales son más densas que el copal y se hundirán en una solución salina, pero el peso específico del perspex es ligeramente superior y el poliestireno es inferior por lo que puede confundirse. 
Si se puede utilizar una punta caliente el olor a resina lo distinguirá de los plásticos que huelen mal. 
El copal suele presentar una fuerte fluorescencia blanca a la luz LUVC. 
Observando con una lupa 10 X podemos distinguir si se trata de una resina natural por sus inclusiones, aunque esto no excluye a resinas actuales en las que se haya incluido insectos o restos de plantas, en este caso  la resina natural será más frágil, más blanda y se disolverá con más facilidad en un disolvente orgánico.








Información sobre Copal

El Copal es una resina del mismo origen que el Ámbar pero que va de semi-fósil a actual. 
Las características físicas y ópticas no difieren mucho de las del Ámbar excepto que debido a su menor compactación, afecta su densidad, dureza y su susceptibilidad a la disolución frente a disolventes orgánicos.








Su color varía según su procedencia y antigüedad, sin alterar suele ser más claro que el Ámbar. Presenta las mismas inclusiones que el Ámbar y hoy en día tiene un lugar propio en el comercio debido a su belleza aunque su precio siempre es menor que el del Ámbar. El Copal Procede de diversos árboles de la costa este africana (Copal de Zanzíbar) o de países del Golfo de Guinea, de Asia y América. Se diferencia del Ámbar por ser soluble en éter.







Fuerte fluorescencia a la luz UV corta y puede presentar a los pocos años de tallarse craqueaduras en la superficie. 
También puede estar sometido a calentamiento, tinciones o presentar la superficie tratada para añadirle color. 
Está formado por resinas de diferentes tipos de árboles, según su procedencia geográfica. 
El Copal de Colombia, Tanzania y Madagascar, así como el Ámbar de la República Dominicana, se origina de árboles que pertenecen a la familia Fabaceae (Familia de las leguminosas).








La resina sufre un proceso de polimerización y se transforma en Copal, sin llegar a producirse las reacciones posteriores entre las cadenas de moléculas que lleva al Ámbar, una gema orgánica con aspecto y propiedades parecidas al plástico. 
El proceso comienza con la exudación de la resina de los árboles a través de heridas en la corteza u otros accidentes, la cual resbala por el tronco y se acumula en forma de goterones o masas de más o menos tamaño. Cae en los sedimentos o es arrastrada por los ríos, ya sea sola, entre los sedimentos, o como parte de los troncos de los árboles de los cuales procede. 
Después es enterrada por los sedimentos fluviales en los ríos o fluvio-deltaicos cerca de la costa.







En la naturaleza este proceso evoluciona muy lentamente a grandes presiones y temperaturas durante la sedimentación y enterramiento de los sedimentos. 

De hecho toma alrededor de 17 MM de años alcanzar el punto medio entre Copal y Ámbar. 
Esto significa que el Copal toma decenas de millones de años para cambiar en Ámbar, por lo tanto se puede afirmar que el Copal es un material gemológico que se diferencia del Ámbar en que no se ha dado el proceso completo que lleva a la resina a convertirse en un plástico natural y sus características serán de menor compactación y dureza que el Ámbar, siendo también afectado por disolución ante la presencia de solventes orgánicos.

Artículo escrito por Cristina Rzepka de Lombas









Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay


No hay comentarios.:

Publicar un comentario