miércoles, 27 de febrero de 2013

CORAL ESPONJA







El coral esponja está dentro del grupo de los denominados corales blandos, Melithaea ocracea aunque en este caso tenga un esqueleto rígido. 
En el coral Melithaea, las diminutas partículas duras producidas por el organismo vivo, se han fusionado para  producir un esqueleto duro de aragonito. 

El esqueleto tiene una apariencia esponjosa y quebradiza, mas que sólida, y su superficie es abrasiva en vez de suave, al contrario que ocurre con otras variedades de coral. 

Normalmente es de un color naranja-rojo, aunque puede variar ligeramente hasta llegar a marrón medio. Crece en forma de árbol tridimensional, en los mares del indo-pacífico.

El coral esponja o Melithaea, a menudo es tintado a rojo oscuro y cuando se utiliza para joyería siempre se impregna con alguna forma de resina que le proporcione una superficie suave y ligeramente brillante.






El resultado es un brillo en superficie. 
La resina utilizada para impregnar este coral contiene a veces pigmento para mejorar o para oscurecer el color natural del coral. 
En secciones delgadas se puede  recubrir  con plástico y hornear para darle una superficie brillante y suave. También puede ser tratado con plástico para estabilizarlo
El cuerpo principal del esqueleto del coral, que puede ser muy grueso, puede ser tallado en forma de estatuas o figuras de un tamaño considerable. 
Las ramas más finas del esqueleto se utilizan para hacer cuentas.







IMITACIONES Y SUSTITUTOS

La concha  es el sustituto del coral más dificil de identificar. 
En piezas pequeñas de material pulido, por ejemplo cabujones, la concha roja o blanca puede parecerse mucho al coral. 
Tiene la estructura estriada, pero con muchos aumentos se observa que las estrías son mucho más finas.
El vidrio o la porcelana es otra de las imitaciones del coral que puede ser convincente en piezas pequeñas. Son fríos al tacto. No tienen estructura y pueden mostrar bucles o remolinos de color y burbujas de aire.

El plástico ha sido usado para imitar el coral desde que se empezaron a producir. 
Los plásticos no son fríos al tacto, son más ligeros de peso. 
Al igual que el vidrio, el plástico puede mostrar remolinos de color, burbujas de aire y una completa ausencia de estructura. Además el plástico es más blando que el coral y su superficie se puede rallar y deteriorar con mayor facilidad.






Coral reconstituido: 

A menudo llamado Coral Wilson, nombre de la compañía que lo fabrica, hace una pasta de carbonato cálcico junto con otros  materiales. 
Ha sido fabricado en colores que van desde el rojo hasta  el blanco. 
No tiene patrón de superficie o estructura, pero puede mostrar partículas angulosas pálidas.


Pruebas e identificación:

El coral esponja es relativamente fácil de distinguir de otros materiales. 
Tiene una estructura porosa distintiva.
Con aumentos, los ejemplares impregnados con resina mostrarán acumulación de este material dentro y alrededor de la superficie de los agujeros.

El coral impregnado tendrá un brillo satinado en vez de apagado y tizoso.
El coral impregnado tendrá un tacto suave en vez de rugoso.
La impregnación de resina mostrará una total ausencia de estructura natural además de que pueden estar presentes burbujas de aire atrapadas en la impregnación. 
Podrá ser observado si se encuentra un agujero relativamente grande que contenga la resina o con muchos aumentos en un microscopio.





El coral impregnado y tintado puede mostrar acumulaciones de color alrededor de los pequeños agujeros y también puede presentar fracturas.

En la actualidad se está investigando en Japón y en Haway sobre los corales  criados en granja (piscifactoria) pero el éxito a largo plazo de esta inversión está aún por demostrar.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario