martes, 26 de marzo de 2013

EL CUIDADO CON LOS DOBLETES





Hay que tener cuidado con las piedras compuestas, las que son dobletes o tripletes. 
Cuando nos referimos a piedras compuestas, piedras formadas de dos o mas partes del mismo o diferente material,  pero todas tienen en común el pegamento o cemento de unión que hace que sean un todo. 

Como ejemplos les puedo citar en el grupo de las que el plano de unión es paralelo al plano del filetín:  






doblete de granate y vidrio verde azul o rojo, 
doblete de rubí natural y rubí sintético, 
de zafiro natural y zafiro sintético, 
de cuarzo de roca en ambas partes comercializado y llamado “esmeralda soudé“, 
triplete  y doblete de ópalo, etc.  

En cuanto a las que tiene el plano o los planos de unión en perpendicular al plano del filetín puedo citaros  citrino y amatista, topacio azul y cuarzo fumé,  topacio azul y amatista, cuarzo verde y cuarzo rosa denominados  dobletes y tripletes innovadores .







Como consecuencia de esto, este tipo de piedras compuestas, dobletes o tripletes, no se pueden tratar como si fueran piedras naturales, como por ejemplo el rubí o el diamante, en las que el joyero tiene que hacer una pieza en las que luego se engastan. 






Quiero decir, que después de engastar para quitar la cola, la goma-laca o simplemente limpiar, no se pueden poner en tricloroetileno, o en disolvente, o en el ultrasonidos, etc. , o si eres joyero y estás haciendo una reparación (alargar o acortar una sortija, soldar una garra, etc.)  a una pieza con piedras de este tipo, no se pueden poner al fuego de la misma manera que haríamos con un rubí, o zafiro, o diamante entre otras.






Estas acciones no se pueden llevar a cabo, porque tanto los disolventes, como los ultrasonidos o el calor de la llama de un soplete les afecta mucho y hacen que las partes de las piedras se despeguen y produzca planos de vacío en el pegamento o plano de unión de las partes.







Las varias experiencias que hemos tenido en resolver este tema de “belleza de la gema”  han sido satisfactorias, y las piedras han quedado como originalmente eran cuando las compraron a su proveedor, o, lo que es lo mismo, que han quedado exactamente igual que estaban antes de ponerlas en ultrasonido o similar.






La solución es una bomba de presión de las mismas que se utilizan para hacer el tratamiento de aceite a las esmeraldas  y que sus inclusiones o fisuras queden mas disimuladas. 
No voy a entrar en la  polémica de que si el tratamiento de relleno de aceite en las esmeraldas está admitido por CIBJO, que si que lo admite, siempre y cuando el aceite sea incoloro, lo dice en el Libro de la normativa de comercio para  Piedras de Color .  
Con este instrumento y el aceite incoloro (de cedro) las piedras quedan como nuevas. 






Ya no se ven las lagunas de vacío como una capa de manchas blancas, han desaparecido, si se ven las propias inclusiones del cuarzo cristal de roca, que son las que le dan naturalidad a la “piedra”, y es lo que confunde a mucha gente, si no se explica bien lo que te están vendiendo.






Después de hacer varias  pruebas incluso deduzco que el calor que genera el instrumento hace que la capa de unión (pegamento) se reblandezca, la presión a la que se le somete hace que se vuelvan a unir y el aceite mas fluído por el calor penetra por presión en las juntas, el resultado es que al enfriarse y solidificarse vuelven a estar como al principio cuando las hicieron, tal y como lo demuestran las fotos del antes y después del tratamiento.






Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario