domingo, 24 de marzo de 2013

EL JADE SE PONE DE MODA


Brazalete del siglo XIX de plata dorada con esmaltes y centro de jade tallado, de Barcena.



Aquellos que estudian las gemas y sus propiedades esotéricas afirman que el jade posee cualidades excepcionales y efectos curativos sobre el cuerpo entero. 



Sortija "Brahman" en oro amarillo de 18 quilates y rubíes con centro de jade, de Vasari.



De hecho, los conquistadores que la descubrieron en América pensaban que la piedra poseía virtudes para curar dolores en los riñones. 
De ahí viene su nombre original que parte de dos minerales: nefrita y jadeita. 



Pendientes "Marina" en oro amarillo de 18 quilates y jade, de Vasari.



Independientemente del poder que ejerza la piedra sobre nuestro organismo, es un hecho que un buen número de civilizaciones se han servido del lechoso tono verde propio del jade para dar vida a las joyas más espectaculares. 



Collar "Ritual" en jade lavanda y esmeraldas, de Vasari.
Pendientes "Tattoo" en jade lavanda, pavé de esmeraldas y diamantes, de Vasari.



En China ya se usaba hace 4.000 años y, muy poco tiempo después, las civilizaciones precolombinas lo utilizaron para la fabricación de accesorios preciosos. 



Anillo de finales del siglo XIX con bola giratoria de jade y base de oro amarillo, de la joyería Agurcho Iruretagoyena en Pamplona (Navarra).
Colgante con placa antigua de jade y cadena de diamantes, topacios, coral y zafiros, de Avakian.



Los emperadores mongoles y los rajás se apasionaron por el jade y, en el siglo XX, el estilo art-decó asistió al definitivo auge de esta hipnótica gema. Firmas como Cartier se lanzaron a combinarla con lapislázulis, zafiros y topacios en una exótica mirada hacia el gusto por lo oriental y los detalles chinescos. 



Sortija de jade con oro blanco de 18 quilates y pavé de diamantes, de Avakian.



Este año, recuperamos la belleza de una piedra que parece condensar el verde de las selvas vírgenes y mutar de un modo versátil sobre diversos diseños vintage como pulseras, brazaletes y anillos de bola. 



Pendientes de oro blanco, diamantes y jade, de Avakian.



Por ejemplo, Barcena nos presenta un brazalete del siglo XIX de plata dorada con esmaltes y un exquisito centro de jade tallado. 
Vasari se decanta por una impresionante sortija Brahman en oro amarillo de 18 quilates, rubíes y una base de jade con cortes básicos de arista. 



Patricia Nicolás diseña un colgante con bolas de jade, cadena bañada en oro e hilo de seda rosa.



La joyería Agurcho propone un anillo de principios del siglo XX con una montura de oro amarillo y una bola de jade giratoria, mientras que Brocani tambien opta por un maxidiseño de jade, brillantes y una bella turmalina. Patricia Nicolás plantea pulseras y colgantes con bolas de nefrita y jadeita color verde y rosa. 



Pulsera de bolas de jade y cadena bañada en oro de 24 quilates, de Patricia Nicolás.



Aquí tienes la propuesta green en la última tendencia que esta revolucionando el clásico concepto de alta joyería.



Maxi sortija de jade, brillantes, oro amarillo de 18 quilates y turmalina, de Brocani.



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario