viernes, 22 de marzo de 2013

LA WEB Y LAS VENTAS






Herramientas como Facebook, Twitter, LinkedIn o My Space cambiaron la forma en que las empresas se dirigen a los clientes y los avisos segmentados resultan ser los más efectivos a la hora de promocionar un producto o posicionar una marca.







En la actualidad, el marketing está cambiando y las grandes campañas de publicidad están quedando en el pasado. 
Desde los distintos medios de comunicación se emiten miles de comerciales pero muy pocos logran el resultado deseado. 
Las estadísticas demuestran que muchos anuncios no son percibidos por los usuarios o consumidores. 
Pero lo que si está dando resultados sorprendentes son los avisos segmentados, es decir, aquellos destinados a un público que, por gustos y consumos, está interesado realmente en el producto que una firma ofrece. 






Antes, se buscaba colocar a una empresa, un producto o una marca en el centro y construir un modelo y una planificación alrededor. 
Pero, para Natalia Gitelman, de Datos Claros (www.datosclaros.com) 

“la manera de acercarse a los consumidores cambió. Ahora los mercados son conversaciones, espacios conectados en los cuales los clientes expresan su opinión. Por ello, es necesario evolucionar hacia una nueva manera de transmitir un mensaje, de posicionar una firma, un producto o una marca en la mente de los clientes. Lo más útil es disponer de un plan de marketing o de una estrategia online que tenga en cuenta las herramientas 2.0”.

Las pautas online ya son una realidad y han transformado la relación entre los clientes y la compañía. 
En un entorno que muta tan rápido, todo plan debe ser flexible para poder adaptarse a lo nuevo que va proponiendo el mercado. 






Las pautas deben ser directas y claras, y se debe tener en claro qué tipo de presencia se quiere tener. 
Hace algunos años, Jay Conrad Levinson hizo popular el concepto “marketing de guerrilla” que consiste en un conjunto de estrategias y técnicas de marketing, ejecutadas por medios no convencionales, que consiguen su objetivo mediante el ingenio y la creatividad, más que por una gran inversión en espacios publicitarios en medios tradicionales. 

Según el autor, este tipo de campañas funcionan porque son fáciles de entender, fáciles de implementar y “bestialmente baratas”.






Las nuevas estrategias obligan a saber qué posicionamiento se quiere conseguir a través de Internet, a qué clientes o segmentos hay que dirigirse, conocer a nuestros competidores online (que, incluso, pueden ser los del mundo físico) y los objetivos a conseguir (que pueden ir desde la captación de nuevos clientes, hasta el de dar un mejor servicio a los actuales). 
Estos modos 2.0 de comunicación con los clientes tienen una gran ventaja que es la posibilidad de medir de forma concreta los resultados de una campaña: cuánta gente vio el aviso y cuántos pasaron a ser consumidores.






Las redes sociales fueron rápidamente aceptadas por todas las generaciones y además son una gran fuente de información personal. 
Esto es importante para dirigir los avisos a quienes concuerden 100% con el perfil que se busque para promocionar un producto. 
Además, los usuarios postean sus acuerdos y desacuerdos con las marcas, generando un efecto viral entre sus seguidores y contactos. 
Esto último requiere un gran cuidado por parte de las compañías, tanto en los servicios que brindan como en las respuestas rápidas que se deben dar en las consultas en las páginas propias. 

“Si bien muchas empresas comenzaron a utilizar este tipo de marketing por un tema de recursos, hoy todas realizan acciones de guerrilla. El secreto está en dar paso a la creatividad, utilizando medios, espacios, situaciones del día a día, elementos del entorno y transformándolos en una experiencia que sorprenda y quede en la memoria”, explica Alejandro Raizman, CEO de Aldente Group (www. aldente-group.com). 

En este sentido, Raizman aconseja tener en claro algunas características del marketing 2.0 para poder aprovechar las posibilidades al máximo. 






Entre sus recomendaciones figuran: usar la creatividad y apelar a la psicología, no descartar las herramientas tradicionales que se adapten al nuevo paradigma y usar la tecnología para amplificar el efecto buscado. 






Hoy el mercado está cambiando y adaptarse resulta fundamental para tener éxito y lograr los objetivos propuestos.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario