jueves, 25 de abril de 2013

ESPATO DE ISLANDIA





DUREZA:         3
DENSIDAD: 2,6 - 2,8
RAYA:         Blanca
COLOR:         Incoloro,blanco,gris,amarillo,marrón,rosado,rojo,azul,verde,negro
BRILLO:         Vítreo a perlado
EXFOLIACIÓN- FRACTURA: Perfecta - Concoidea
CRISTALIZACIÓN: Sistema Trigonal
TRANSPARENCIA: Transparente a opaco
LUMINISCENCIA: A veces rojo a anaranjado
MORFOLOGÍA:    Cristales de varios hábitos,concreciones,estalactitas,agregados                  ooliticos,masas granulares y masas compactas



Una leyenda antigua cuenta que los vikingos usaban cristales especiales llamadas “piedras de sol” para encontrar el camino cuando los cielos estaban nublados.
Lo que pasa que nunca se encontró ninguno de ellos en los sitios arqueológicos de los vikingos.







Ahora, un cristal descubierto en los restos del Alderney, un buque de guerra isabelino que naufragó en 1592 cerca de los Channel Islands (Islas del Canal), podría afirmar que estas “piedras de sol” realmente existieron.







La piedra fue encontrada cerca de instrumentos náuticos lo que sugiere que ha podido ser guardada con todos ellos, según el equipo de investigación liderado por científicos de la Universidad de Rennes, Francia.
Análisis químicos determinaron que el cristal en cuestión es Espato de Islandia o Calcita y se cree que éstos eran las “piedras de sol” legendarias que mencionan en la saga vikinga de San Olaf del siglo XIII.   







Hoy, el cristal del buque Alderney no serviría para la navegación ya que se ha desgastado con la arena y se ha vuelto opaco por sales de magnesio. Pero en origen una piedra así ha podido ayudar a los navegantes con su forma de refractar la luz.







Debido a la forma romboédrica de la calcita el cristal refracta o polariza la luz de tal manera que se crea una doble imagen. 
Sin embargo, si se sujeta el cristal en una determinada dirección se verá solo una imagen. En este momento se sabe que el cristal está orientado en la dirección este-oeste, explica Mike Harrison (coordinador del Alderney Maritime Trust) a Live Science.







Estos poderes refractivos permanecen incluso con poca luz, cuando está brumoso o nublado o incluso cuando haya llegado el crepúsculo.
En un estudio previo los investigadores probaron que mediante el uso del cristal de Espato de Islandia han podido orientarse con muy poca luz de sol e incluso cuando el sol ya se había hundido en el horizonte.







Los navegantes europeos terminaron de perfeccionar las brújulas magnéticas recién a finales del siglo XVI y los investigadores creen que con la calcita a bordo del Alderney podrían haber ayudado a corregir errores magnéticos.







“En particular, cuando se pone el sol y aún no se pueden observar las estrellas, este dispositivo óptico puede proporcionar a los marineros una referencia segura en esta situación” 
escribieron los investigadores online en la revista Proceedings of the Royal Society A.







Hasta ahora nunca se descubrieron tales cristales en emplazamientos vikingos. Según los investigadores, es improbable que arqueólogos puedan encontrar cristales completos como parte de bienes en una tumba ya que los vikingos a menudo quemaban sus muertos.
Pero en recientes excavaciones apareció el primer fragmento de calcita en un asentamiento vikingo, “demostrando que algunas personas en la época vikinga utilizaban cristales de espato de Islandia” según detallan los investigadores.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario