jueves, 25 de abril de 2013

JOYAS CARAS Y FAMOSAS





Por 730.000 € subastó la casa Osenat el anillo de compromiso que ofreció el general Bonaparte a Josephine de Beauharnais en 1796.  

Dicen que Napoleón no era rico y la falta de liquidez ordenaba una joya “muy normalita”. El anillo Tu y Yo es de oro con un diamante y un zafiro de aproximadamente un quilate cada uno en talla pera.



 



Christie´s subastó el diamante más valorado que jamás se vendió en las subastas americanas.
Es el diamante PRINCIE, un diamante rosa (fancy intense pink) de 34.65 quilates y talla cojín, que se vendió por 39.323,750 dólares.

La piedra es originaria de las minas antiguas de Golconda en el sur de la India. Se dice que esta gema posee “todas las calidades más deseadas por un coleccionista: tamaño grande, talla y pulido impresionante, color excepcional y  historia noble”.

El diamante perteneció a la familia real de Hyderabad y llegó a subastarse la primera vez en 1960 cuando lo compró la casa Van Cleef & Arpels de Londres. Fueron ellos que lo nombraron Princie en honor al Príncipe de Baroda de 14 años cuando él y su madre, la Maharaní Sita Devi, asistieron a una fiesta que celebró Van Cleef & Arpels en su establecimiento de Paris.








Esta escultura, llamada “Ruby Liberty Bell”, ha sido esculpida de un bloque de rubí con 8.500 quilates que fue descubierto en África cerca del Kilimanjaro hace unos 50 años. Esta piedra se certificó como el “rubí más grande extraído en el mundo” por el libro Guinness de Récords.

La estatua representa un pigargo cabeciblanco americano posicionado sobre la campana de la libertad en Filadelfia y adornada con 50 diamantes que simbolizan los 50 estados de Norte America.

La obra se valuó entre 2 y 3 millones de dólares y sus dueños la tenían destinada como donación a un museo.

Desgraciadamente fue robada en 2011 de una joyería en Delaware. Mientras uno de los ladrones ataba los empleados los otros tres destrozaron las vitrinas y obligaron a uno del personal a abrir y vaciar la cámara acorazada de la joyería.








En la feria de arte TEFAF de Maastricht -Holanda, se exponía una pieza única proporcionada por el famoso joyero londinense Laurence Graff y con un valor de más de 100 millones de dólares.

La alhaja, un broche en forma de pavo real, presenta un total de 120.81 quilates de diamantes, mide un poco mas de 10 centímetros y muestra como piedra central un diamante fancy azul (fancy deep blue) de 20.02 quilates en talla pera.
Las plumas de la cola se crearon con diamantes  blancos, azules, amarillos y naranjas de diferentes tamaños. 
El centro muestra en su reverso un cierre adicional que aporta la posibilidad de quitarlo y así poder llevar el broche de dos diferentes formas.

TEFAF es la feria de arte y antigüedades más importante del mundo. 
Mantiene un alto y constante nivel de calidad y su oferta de obras de arte es inigualable.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay



2 comentarios:

  1. Son joyas preciosas pero por lo que cuenta el artículo son tan caras valoradas por la historia detrás de cada piedra, que la hace única.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si toda joya o piedra debe ser valorada por lo que representa y no por lo que el mercado decide, debe valer mas el simple anillo con un diamante de un milímetro que un novio da a su enamorada que el mas impresionante anillo que veamos en estos artículos. Por lo menos para la persona que loo recibe, no?

      Fernando Gatto
      Kaia Joyas Uruguay

      Eliminar