sábado, 13 de abril de 2013

LOS CAMAFEOS RETRATOS ETERNOS





La escultura nunca estuvo tan cerca de la joyería como en los camafeos, esas piezas esculpidas en ágatas opacas como el ónix, el nácar, e incluso las conchas, destinadas a convertirse en un retrato anónimo y condenado a no envejecer. 





Su factura artesanal y la peculiaridad de cada gema esculpida, hacen de ellas piezas casi de coleccionista y, sobre todo, caprichos genuinos y únicos en medio de la uniformidad.





Si Bárcena recupera para nuestros días valiosísimas piezas antiguas con el coral como protagonistas, Dior Joaillerie las reedita personalizando el interior de la talla. 
Y aunque los tonos cálidos se revelan como los mejores marcos para los camafeos, el azul añil y el granate ganan terreno dando lugar a insólitas y bellas combinaciones.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario