jueves, 27 de junio de 2013

HISTORIA DE LOS ANILLOS

          


El anillo es un accesorio utilizado desde tiempos remotos con diferentes propósitos. 
Si bien los más conocidos son los de compromiso y los de boda, también existen los anillos religiosos, los referentes a la trayectoria académica o los de pertenencia a algún grupo determinado.


AMOR O UNION

DE COMPROMISO

Actualmente, en la tradición occidental, el hombre se lo entrega a la mujer al momento de pedirle casamiento y se usa en el dedo anular. 
El anillo de compromiso por excelencia es el solitario o anillo de diamantes. 






El valor del diamante se determina principalmente por su forma y su tamaño, siendo el tamaño promedio para este tipo de anillo 0,75 quilates. Los cortes más populares son: el redondo, que destaca el brillo de la piedra; el cuadrado, que produce la impresión de una piedra más grande; y el corte tipo esmeralda o rectangular, que es considerado uno de los más sofisticados.

De todos modos, muchas mujeres prefieren piedras semipreciosas como zafiros, rubíes y esmeraldas, ya que también pueden constituir diseños refinados e incluso más modernos. 
En cuanto al material del anillo, se recomienda el oro  debido a su durabilidad y resistencia.






Si bien se puede pensar que los anillos de compromiso son un fenómeno relativamente moderno, en realidad provienen de una tradición muy antigua. 
Denominado anulus pronubus, empezó a utilizarse en la antigua Roma. 
Consistía en una simple banda de hierro que era entregado por el novio a la novia para sellar la intención del compromiso. 

Posteriormente, durante el siglo IX, el Papa Nicolás I estableció que los hombres debían demostrar su riqueza y capacidad para cuidar de una mujer entregando un anillo de oro antes de la boda. 
En 1215, el Papa Inocencio III anunció un período largo de prueba entre el compromiso y el matrimonio, como una especie de precontrato para asegurar que los novios estuviesen seguros del compromiso nupcial que iban a adquirir. 






Una vez pasado este tiempo con éxito la pareja podía contar con la bendición de la Iglesia. 
En este caso, los anillos de compromiso no necesariamente debían ser de oro sino que podían ser de plata u otros metales. 
Gracias a esta medida, el número de anillos de compromiso fue mucho mayor y la joya se hizo popular.

A pesar de que para esos años ya existían diversas joyas con piedras preciosas y diamantes, el anillo de compromiso no llevó diamantes hasta el siglo XV. 

Se cree que el primer anillo de compromiso de este tipo registrado en la historia fue el que recibió María de Borgoña de parte de su prometido, el Archiduque Maximiliano de Austria, en 1477. 
Luego de un tiempo se casaron y como su matrimonio fue duradero, el anillo que le había regalado se convirtió en un símbolo de fidelidad y amor. 






El misticismo que adquirió esta pieza en particular hizo que se convirtiera en la más codiciada por la aristocracia europea. Los joyeros de la época tuvieron que especializarse en la realización de este modelo y dar alternativas para quienes no podían costear un diamante.

Durante siglos, los diamantes fueron muy raros y costosos. Los únicos que tenían acceso a ellos eran los miembros de la realeza. 
Recién en el siglo XIX, cuando fueron descubiertos extensos depósitos en África, se hicieron más accesibles para otros estratos sociales. 

En 1947, De Beers (compañía dedicada principalmente a la explotación, talla y el comercio de diamantes) lanzó el slogan “los diamantes son para siempre”, alentando a las familias a considerar sus joyas con diamantes como reliquias, creando así una mayor demanda de nuevos diamantes. 






La canción “los diamantes son el mejor amigo de una chica”, cantada por Marilyn Monroe en la película “Los caballeros las prefieren rubias”, también ayudó a que se volviese más popular.


DE BODAS O MATRIMONIO

Los anillos de matrimonio, más conocidos como alianzas, son usados como símbolo de la aceptación de una propuesta de matrimonio. 
La costumbre establece que la pareja debe entregarse mutuamente estos anillos en la ceremonia nupcial. Su origen se atribuye a diferentes pueblos como los antiguos griegos, romanos y egipcios. 
Los egipcios fueron pioneros en llevarlo en el dedo anular de la mano izquierda, debido a la creencia de una vena “amoris” que comenzaba en ese dedo y terminaba directamente en el corazón. 
Estos primeros anillos pueden haber sido confeccionados con cuero, plantas u otros materiales biodegradables.






En la Edad Media, los ricos se casaban con sortijas engarzadas con gemas de color como esmeraldas y zafiros, mientras que los menos adinerados usaban otros modelos. 
El tipo de anillo más popular en ese entonces era el “Fede” (que en italiano significa “fe”) cuyo motivo eran dos manos entrelazadas. 







Este diseño, el gesto del apretón de manos, provenía de Roma y del Latín. 
Posteriormente, durante el Renacimiento se destaca el conocido como “Gimmel”, que quiere decir gemelos y consiste en dos anillos separados que se enlazan en la base para formar uno solo. 
Los anillos Gimmel han conservado su popularidad hasta la actualidad, pudiendo encontrarse en la actualidad en cualquier joyería. 







Durante el siglo XVII un diseño famoso fue el “Claddagh”, que tenía la forma de un corazón con una corona sostenida por dos manos. 
Este anillo tenía un fuerte simbolismo puesto que las manos representan la amistad, el corazón el amor y la corona la lealtad.







Durante siglos, sólo las mujeres recibían anillos de compromisos o de boda, pero hoy en día la gran mayoría de los hombres también los usan. 

Se cree que esto comenzó durante la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos hombres debieron enfrentar años en el frente separados de sus parejas y el anillo era una forma de tenerlas presentes.

A la hora de elegir alianzas, se debe tener en cuenta que se utilizan muchos años por lo que deben ser resistentes y no se deben elegir piezas excesivamente complejas o que puedan pasar de moda rápidamente. 
Existen diferentes tipos de alianzas:






Media Caña o Italiana: es uno de los estilos más clásicos y tradicionales. 
El término se refiere al exterior ligeramente redondeado.
Alianza duo rosa pulido.



Cinta: es un diseño moderno. 
Son chatas, y a diferencia de las clásicas no tienen el exterior redondeado. 
En este tipo de alianzas se pueden hacer grabados exteriores y es más fácil la combinación de colores de metal.
Alianza Duo 115A



Facetada: se realizan sobre el diseño de las italianas o cintas. 
Son trabajadas con un grabado por fuera con el mismo color de metal o combinadas en varios tonos de metal. También pueden estar esmaltadas o empavonadas en bajo relieve.
Alianza Maiter W-5936



Giratorias: son atractivas por su diseño innovador y se caracterizan por tener una banda que gira sobre otra más ancha.




El oro utilizado es siempre de 18K, mayormente en las tonalidades amarillo, rojo o rosé, aunque también se pueden hacer en oro blanco, que quedan muy finos y son una alternativa para aquellos que no gustan demasiado de la tonalidad amarilla característica del oro.


LOGROS O PERTENENCIA 


DE GRADUACIÓN

Este anillo representa el fin de una etapa. 
El paso de los alumnos por la universidad demanda mucha dedicación y es por ello que se entrega un anillo de graduación al finalizar el ciclo. 







Si bien en Uruguay no son muy comunes, hay países como EE.UU. en donde las mismas universidades lo entregan. 
No importa de qué material estén hechos, los anillos de graduación siempre conservan el mismo significado: lealtad a los valores de la institución y el compromiso, el esfuerzo y la dedicación hacia la profesión.







Por un lado, se encuentran los anillos de graduación clásicos y por otro, existen otros más modernos. 
Algunos pueden poseer piedras de distintos colores que representarán el nivel académico que se ha estudiado o el área o carrera de la que el alumno ha egresado. 

Por lo general, los anillos de graduación combinan esmalte con metal, poseen en su parte superior el escudo de la Universidad, y en los laterales se les coloca el año de egreso y/o el nombre del egresado.


MASONES

En primer lugar, el anillo masónico se hace sin ornamentación en su cara para que, posteriormente, el usuario grabe allí el símbolo que desee. 
Este suele ser la escuadra y el compás, símbolo universal de la masonería en el mundo. 
El anillo puede también presentar la letra G en el centro que simboliza “GADU” (Gran Arquitecto del Universo). Este anillo significa un compromiso para quien lo porta ya que denota su autenticidad como un Maestro Masón. 







El carácter circular del mismo alude a la alianza entre todos los masones de la tierra y demuestra la “eternidad del círculo”. 
Hay ciertas reglas en el uso de anillos masónicos: en primer lugar, sólo un Maestro Masón puede portar uno de estos anillos y es usado generalmente en el tercer dedo de la mano derecha. Además, a menos que el maestro sea miembro de más de una rama o logia, se considera impropio usar más de un anillo masónico.


DEPORTIVOS

El principal galardón que se lleva el vencedor del Super Bowl (también conocido popularmete como Súper Tazón) es el Trofeo Vince Lombardi diseñado por Tiffany & Co. Pero la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) entrega, además, 150 anillos para el equipo ganador. 







Estos suelen ser de oro amarillo o blanco con diamantes, e incluyen nombre del equipo y la edición del Súper Bowl, (generalmente indicado en números romanos).

Todos los años, la NFL se encarga de la producción de dichas piezas, con un costo aproximado de 5.000 dólares la unidad. 
Los mismos son repartidos entre el cuerpo técnico, jugadores, personal y directiva, quienes pueden regalarlos a terceros o donarlos a causas benéficas.







RELIGIOSOS

A lo largo de la historia, los anillos fueron parte de distintas religiones. 
En épocas pasadas, los anillos de sello fueron usados por reyes, Papas, obispos, emperadores romanos y otros altos funcionarios eclesiásticos como una señal de su nobleza, importancia y poder. 
Actualmente, el anillo religioso más famoso del mundo es el que utiliza el Papa.


DEL PESCADOR

Es el anillo que usa el Obispo de Roma, la cabeza visible de la Iglesia Católica, y es utilizado como “sello” para certificar documentos, bulas, etc. 
Lleva grabado el nombre en latín del Papa que ocupa la Santa Sede en ese momento rodeando la figura de San Pedro, primer Papa de la historia, pescando en una barca. 







Debido al oficio de San Pedro se llama a este “Anillo del Pescador”.

Para evitar la falsificación de documentos, para cada nuevo Pontífice se hace un nuevo anillo. 
Cuando un Papa fallece, el cardenal Camarlengo (funcionario de la corte papal) es el encargado de destruir el anillo. 
Para ello lo golpea con un martillo de plata y marfil hasta que el sello queda inutilizado y la imagen no logra distinguirse. 
Con el oro de ese anillo se funde el anillo del sucesor, que lo recibe en su mano en la ceremonia de inauguración del pontificado.

El actual Papa Francisco, rompió la tradición ya que el anillo que utilizará durante su Pontificado no es de oro, sino de plata dorada.


EPISCOPAL

Es el anillo que reciben los obispos como prueba de su poder espiritual y de la alianza que contraen con la Iglesia. Son anillos de sello y, generalmente, se usan en el dedo anular de la mano derecha. 
Anillos similares son usados por algunos abades y abadesas.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario