sábado, 6 de julio de 2013

COMO ELEGIR LAS JOYAS ACCESORIOS

 Invierno/2012 | Color en tus manos, según Isadora



Un accesorio es una pieza que complementa nuestro outfit y le da un detalle personal en base a nuestro estilo. 
Es más sencillo elegir qué ropa usaremos y, en base a esto, el accesorio, que hacer el camino contrario. 

Los complementos incluyen: joyas, bijouterie, relojes, pulseras, anillos y más.



 Invierno/2012 | Aires folk: los aros con piedras de Isadora le dan el  toque de color al invierno



Tenemos que considerar que el accesorio a elegir esté acorde al momento del día en que lo usamos: un anillo de cocktail que sea llamativo en nuestro caso no dará la mejor imagen si lo usamos por la mañana para ir a trabajar. 
Es imprescindible considerar el ámbito y el momento en que lo llevaremos para elegir el accesorio que mejor nos complemente.

Los accesorios deben estar en concordancia con las proporciones del cuerpo y la estatura: 






los pequeños son para mujeres que midan menos de 1,60 mts; 
los medianos para quienes midan entre 1,60 y 1,70 mts; 
los grandes para las mujeres de 1,70 mts en adelante. 

Si usás el accesorio en un tamaño erróneo se verá una imagen distorsionada como ocurre, por ejemplo, con una mujer menuda que lleva una maxi-collar.

-Estar en tonos de la paleta de colores, en caso de que estén cerca del rostro. 
Para las mujeres de cabello y ojos oscuros, los colores intensos serán los mejores, mientras que para las de un aspecto nórdico los tonos claros serán ideales. 
Para conocer los colores más adecuados siempre se sugiere un análisis de color.







-Colocarse donde se desea llamar la atención y evitarse en zonas a disimular. 
El accesorio, por complementar nuestro look, hace que la mirada se dirija hacia el lugar donde está ubicado. 
De este modo, si querés ocultar la pancita, debés evitar los pircing y optar por otro tipo de accesorios en áreas que desees destacar.

-Seguir el principio “menos es más”. Uno de ellos será protagonista y los demás acompañarán sin disputar su liderazgo.







Análisis del color

¿Qué color va conmigo? 
¿Qué comunica determinado tono?  
¿Si quiero impactar, qué paleta debería tener en cuenta? ¿Cómo hago para combinar teniendo como color base a alguno que no sea el negro? 
¿Para una entrevista de trabajo, hay algunos colores que no son recomendables?

Estas son algunas de las preguntas que muchas mujeres se hacen (y cada vez mas hombres) a la hora de pensar en los colores, sus combinaciones y los mensajes que comunican cada uno de ellos. 







Ya lo sabemos: todo lo que tiene que ver con la imagen personal comunica un mensaje. 
Y los colores no se quedan afuera. 
Utilizados de manera inteligente y criteriosa, pueden potenciar nuestros rasgos y afianzar una comunicación homogénea.


-Para reemplazar o variar nuestras combinaciones dejando de tener en cuenta el negro como rutina, podemos empezar a incluir el gris o el beige tostado. 
Ambos tonos combinan con cualquier tipo de color e intensidad, son prácticos y, a la vez, elegantes. Lo ideal es que no sean ni muy oscuros ni muy claros para dar mayor posibilidad de armar más conjuntos con diversos colores.







-Hay que aprender a mirarse y a escuchar nuestro interior. 
Cuando nos vemos en el espejo, el rostro no se ve potenciado y algo adentro nuestro nos dice que ese tono no es el que más nos favorece, hay que dejarse llevar por esa voz que es la más sincera. 
No siempre los colores de moda son los que mejor nos quedan y un error muy común es llevar lo que se usa, olvidándonos que lo primero y principal es detectar qué nos fortalece.







-Son opuestos, clásicos, atemporales y a la vez modernos. 
El blanco y el negro parecería que nunca se van a cansar de estar presentes en nuestros guardarropas, tienen la cualidad de reinventarse y son un clásico infalibles. 
El negro transmite seguridad, elegancia y poder en las mujeres, por eso es un color adecuado para fiestas sociales y también para entrevistas de trabajo, siempre y cuando estén acompañados de la forma correcta. 
El blanco es la pureza, la paz y la calma, todas las prendas que lo posean tendrán la capacidad de transmitirlo.







-Los colores estridentes, fluorescentes y con brillos van a comenzar a verse en poco tiempo en nuestras vidrieras. Sólo hay que saber que, en general, comunican modernismo y vanguardia pero son un foco de atención para la zona en la cual los coloques. 
Por eso, hay que tener ser precavidos y tener especial cuidado con este tema. 
Para salir, tanto de día como de noche están más que permitidos, para ambientes de trabajo mejor ni pensarlo.







-Una de las reglas básicas de combinación, es usar hasta tres colores; dos es muy poco y puede hacer del conjunto algo aburrido. 
Si no estás muy segura, lo ideal es que al comienzo no sean más de tres los que tengan participación en el conjunto para no caer en lo ridículo. 
Combinar es un arte, y mucho tiene que ver con la creatividad, pero para dejarla volar es importante pisar sobre seguro, sobre todo al principio.








-Para la noche son muy atractivos y seductores los colores oscuros como el negro, el vino tinto y los grises, combinados con algo de brillo en estampas o accesorios. Para el día los tonos más angelicales y románticos como los pasteles como los rosas, el tono piel, el manteca y los verdes sutiles. 

Para entrevistas de trabajo o ambientes corporativos hay que estudiar cómo es la empresa, quiénes son los superiores y cómo se visten: los grises nunca van a fallar, pero los brillos, colorados y amarillos intensos es mejor dejarlos de lado, al menos al comienzo.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario