martes, 27 de agosto de 2013

JOYAS CON LAVA -- TODO VALE





Después del descubrimiento de las ciudades sepultadas de Pompeya, Herculano y Stabia c. 1748, un nuevo tipo de joyería de recuerdo surgió. 







Estas ciudades habían sido abruptamente sofocadas bajo un flujo de lodo mortal de polvo volcánico, ceniza, gas y vapor por la inesperada erupción del Monte Vesubio en el año 79. 
Una erupción posterior en 1631, completa con lava, añade otra capa de la mezcla. 







Los viajeros del Grand Tour de Europa, encontraron las ruinas de Pompeya recién excavadas como siendo una parada irresistible. 
Abalorios de lava de estos sitios hechos para excelentes y baratos recuerdos, fácil de empacar y transportar eran vendidos a miles. 







Además, fijando un camafeo de lava en una blusa demostraba que el portador era una persona muy viajada y culta además de tener muy buen gusto. 







La industria local es igual a la demanda y creó muchos camafeos y tallas de este material, siendo poco probable que se termine.
Estas hermosas esculturas fueron fijadas en los anillos, caravanas, pulseras y collares.







Mientras que tradicionalmente llamamos estos camafeos italianos de barro de color lava, técnicamente son más comunes los de toba, toba soldada o barro volcánico, que está disponible en todo el mundo. 







A pesar de que puede que no sea la terminología geológica correcta, seguimos utilizando el término de joyería lava, acuñado por los talladores italianos originales, al referirse a este tipo de material. 







Las tallas de roca de lava del monte Vesubio tiene un color de casi blanco o amarillento en distintos tonos de gris, cuando no se ha teñido en un sin número de colores más intensos. 
La materia incluye motivos arqueológicos, bacantes, sátiros, retratos y dioses mitológicos y criaturas.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario