martes, 27 de agosto de 2013

LILLY GABRIELLA HERENCIA DE BUEN GUSTO





Lilly Gabriella es la nieta del famoso coleccionista de joyas Lily Safra. 
Se crió en Monte-Carlo y se ha rodeado de joyas y piedras preciosas, desde muy temprano, lo que la llevó a Nueva York y a la obtención de un título en el Instituto Gemológico de América.








Lily Gabriella se especializa en piedras de colores y diamantes en sus colecciones de joyería y pone su doble licenciatura en arte de estudio para trabajar en sus colecciones, licenciatura que obtenida en Boston. 








Durante sus años universitarios Lily estudió con uno de los mejores diseñadores de moda Alber Elbaz de Lanvin en París donde aprendió a ver el mundo a travez de las maravillas que se podían encontrar en algunos de los lugares más comunes.








Al salir de Boston Lily trabajó para Vogue Latinoamerica y fue aquí donde encontró la energía creativa y dedicación, y se convirtió en el centro del escenario cuando ella trabajó en los editoriales de algunos de los mejores diseñadores latinoamericanos.








A su regreso a Nueva York en 2009, Lily obtuvo su título gemológico y fue a unirse a una de las mejores casas de subastas, Christies, trabajando en el departamento de joyería de lujo. 
Esta fue una excelente oportunidad para ella para sumergirse en algo que amaba y le dio un enfoque sobre el valor de mercado de la joyería de lujo. 








Al inicio de 2010 Gabriella decidió aventurarse y comenzó a crear su propia colección de joyas, hecha a mano en Milán, Italia por una familia con una gran experiencia en la joyería por muchas generaciones. 

Mientras que todavía tiene un largo camino por recorrer se aventuró en el negocio con una gran confianza. 
Sus colecciones son una mezcla de diseño limpio y orgánico, además de ser contemporáneo y sofisticado.
Lily en su no convencional punto de vista se casa con el oro blanco, amarillo, rosa y negro uniéndolo a algunas de las mejores piedras preciosas, incluyendo diamantes azules. 








Ha creado impresionantes diseños en collares, anillos, pulseras y caravanas e incluso trabajó en una colección para hombres lanzada en 2011.

La inspiración para el diseño se toma de los objetos cotidianos, junto a las experiencias en sus extensos viajes. 








Incorpora las diferentes culturas y entornos que ha visitado. 
Sus colecciones de joyas se venden sólo con cita previa, a través de ventas privadas y en algunas ciudades de todo el mundo por los representantes exclusivos. 







Siempre una porción de las ventas de las colecciones es donado a organizaciones benéficas. 
Los diseños de Gabriella y sus artesanías hermosas hacen según ella del mundo un lugar mejor, ese es su objetivo.








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario