martes, 27 de agosto de 2013

TEÑIDO O NATURAL?

Coral Bambú natural



El teñido en las piedras es una práctica que ya se utilizaba por los romanos, allá por la época de Plinio en el año 23 después de Cristo principalmente en las ágatas y calcedonias. 

Este tratamiento consiste en la introducción de una sustancia colorante que penetra dentro del material gemológico debido a que tiene una estructura porosa, como en el caso de las ágatas o las turquesas, o por fisuras que llegan a aflorar a la superficie de la piedra, como en el cuarzo o en el corindón, para así modificar la apariencia del color.



Coral Bambú teñido para simular Coral Rosado



Por ejemplo en el caso de las calcedonias, gracias a su porosidad se consigue que las zonas claras intensifiquen el color sumergiéndolas e hirviéndolas en sustancias viscosas como la miel o aceites, y posteriormente, previo lavado, se colocan en baños de ácido sulfúrico que quema la materia orgánica absorbida (azúcar y aceite) y la transforma en carbón.







En las calcedonias que tienen capas blancas que son menos porosas, estas al no absorber mantienen su color y por eso las vemos a capas negras y blancas muy contrastadas. 
Si queremos obtener otros colores diferentes se emplean otros colorantes. 
Pero como os decía , la técnica ya viene desde los romanos.
Muchas son las piedras que se impregnan o tiñen, os enumero algunos ejemplos: jades, turquesas, lapislázuli, perlas, corales, conchas, y muchas mas.



Bambú teñido



En la mayoría de los materiales gema, el tintado es fácilmente detectable observando el ejemplar con lupa o con microscopio, a veces ayudándonos con una fuente de luz difusa. 
Las concentraciones de color a menudo están presentes a lo largo de las fracturas superficiales o entre las áreas porosas de la estructura. 
En algunos casos, las gemas pueden ser teñidas en tonos o colores que no existen en la naturaleza, lo cual en sí mismo es prueba de tinte. 



Cuarzo teñido



Sin embargo, en algunos materiales que son estructuralmente porosos (como el coral, el jade o la turquesa) los tintes no siempre son detectables. 
Para otros materiales gemológicos (como las perlas negras, grises o doradas) es necesario otro tipo de técnicas más avanzadas como la fluorescencia de energía dispersiva de rayos X (EDXRF) o la espectroscopía de Raman. 
En suma, el teñido de algunos materiales gemológicos puede ser fácilmente detectable con y otros no.






Les menciono aqui especialmente estos dos materiales relativamente recientes, no lo digo por el material sino por el tinte. 
En el caso del coral bambú, es habitual verlo con un color rojizo demasiado estridente en figuritas, barritas, cuentas, etc., que para el caso de collares había que advertir (supongo que cuando se vende , se  dice) al cliente de que puede desteñir con perfumes o colonias o simplemente con el roce del sudor de la piel. 







Sin embargo ahora ya se puede ver en un color rosa clarito parecido (en mi opinión se parece de lejos) al color rosa del coral rosa “piel de ángel”, su estructura de canalillos gruesos y largos lo delata, ya que la del coral rosa es mucho mas fina







Otro ejemplar que me ha llamado la atención es un hilo de cuentas en canto rodado craqueladas. 
El craquelado es un fisurado “a la fuerza”, a base de calentar y enfriar bruscamente para provocar fisuras que posteriormente rellenarán con tinte. 
Había visto tintura en las perforaciones de las cuentas, que impregnado con tinte daba color a toda la cuenta. 
Ahora con el craquelado se puede tintar con cualquier color, quedan muy vistosos, muy vivos y pueden engañar a un ojo profano.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario