domingo, 24 de noviembre de 2013

EL ORO BLANCO





El oro blanco es una alternativa popular al oro amarillo, la plata o el platino. 
Algunas personas prefieren el color plateado de oro blanco que el color amarillo del oro convencional, la plata para algunos trabajos específicos es muy blanda y el costo del platino es prohibitivo. 







El metal que se agrega como parte de la aleación, al oro, aclarara su color y añade resistencia y durabilidad. 
Los metales blancos más comunes que forman la aleación de oro blanco son el níquel, el paladio, el platino y el manganeso. 
A veces se añaden cobre, zinc o plata. 
La pureza del oro blanco se expresa en quilates, al igual que con el oro amarillo.







El color del oro blanco

Las propiedades del oro blanco, incluyendo su color, dependen de su composición. 
Aunque mucha gente piensa que el oro blanco es un metal puro blanco y brillante, en realidad no lo es por si solo.







Las buenas joyas finas de oro blanco están hechas de una aleación de oro, paladio y plata, también existe otra aleación que no se usa mucho y es de oro-níquel-cobre-cinc.



 



La razón porque esta aleación casi no se usa es porque una de cada ocho personas experimenta una reacción a la aleación de níquel que este metal  contiene, por lo general  da enrojecimiento picazón o erupción de la piel. 







La mayoría de fabricantes de joyería de Europa, fabricantes de joyas estadounidenses y chilenos  evitan el oro blanco con compuesto de  níquel, ya que las aleaciones hechas sin níquel son menos alérgicas. 







La aleación de níquel con oro se encuentra más a menudo en joyería de oro blanco antigua, en pasadores, donde el níquel produce que el oro blanco sea lo suficientemente fuerte y firme como para soportar el desgaste de piezas de joyería expuestas a mucho trajín.







Hablaremos del paladio como el metal más importante en una aleación en la que se fabrica oro blanco. 
Debemos agregar que por su alto punto de fusión, los joyeros y orfebres requieren de oxígeno para su fundición.







Las características del paladio son de metal blando, de color blanco plateado que comparte muchas de las características comunes a los metales del grupo del platino (MGP), como un punto de fusión relativamente alto y de alta densidad.



 



Aunque alto para un metal, el punto de fusión de paladio y la densidad son los más bajos de todo este grupo. 
Símbolo atómico: Pd, Número atómico: 46, Densidad: 12,02 g / cm ³







El paladio al igual que el platino, es muy resistente a la oxidación y la corrosión , y tiene excelentes propiedades catalíticas. 
Esto se debe principalmente al hecho de que el paladio tiene una anormal - y sorprendente - la capacidad de absorber el gas hidrógeno a una velocidad de 900 veces su propio volumen. 







Suave y dúctil cuando es recocido, aumenta su dureza estando frío y recocido.







El Paladio también es químicamente estable y muy buen conductor, por lo que es de mucha  utilidad en aplicaciones de la industria de la electrónica. 







No hubo aplicaciones comerciales para el paladio hasta la del siglo 20. 
Una de las primeras aplicaciones únicas para el paladio, que todavía continúa, era en el desarrollo de impresiones fotográficas. 
El proceso, conocido como 'platinotype',en el que se puede utilizar cualquiera,  platino o paladio.







El mayor avance para el paladio, se produjo en la década de 1970, cuando se implementaron normas emisión para automóviles en los EE.UU.. 
La demanda de paladio aumentó dramáticamente. 
La capacidad del paladio para absorber monóxido de carbono y purificar hidrógeno hizo que  los convertidores catalíticos  en los automóviles fueran una pieza fundamental.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario