domingo, 1 de diciembre de 2013

EL DIAMANTE -- NO INVIERTA SIN ESTUDIAR





No se que está pasando, pero ya son muchos los que vienen con consultas sobre diamantes en bruto. Muchas son las escusas que me cuentan de el porque me venden diamantes o el porque quiero comprar, o el que si compro en África por otros motivos y siempre me ofrecen, o que cambio productos por diamantes, no sé, es como si a la gente le hubiera entrado la neura de que los diamantes en bruto son una buena inversión o que les embaucan con que van a ganar mucho dinero porque los están comprando directamente en la mina a un precio de ganga.





Octraedro de circonita, tallado aposta para imitar a un diamante en bruto. 
Se aprecian, muy bien imitadas, las estrías de crecimiento que habitualmente presenta el diamante en bruto.

Pues resulta que toda esta gente que consulta, generalmente no tiene nada que ver con el sector de la joyería, son pequeños empresarios de actividades diversas que ven en la palabra diamante una posible fuente de inversión y de rentabilidad. 
Creo que pensarán: compro allí, vendo allá o compro en origen a buen precio lo tallo y lo vendo igual que si lo vendieran en la Bolsa de Amberes.





Imitación de diamante en bruto con topacios azules
Sabemos que los tésteres pueden fallar, pero hay mas pruebas. 
En este caso un lápiz de dureza de 9 lo rayaba con facilidad. 
Su respuesta al polariscopio es de oscuridad claridad cada 45º, es decir birrefringentes claramente, el diamante es monorrefringente. 
Además presentaba unas inclusiones bifásicas vistas a la lupa 10x, lo que en un diamante es imposible de ver, tal y como se forma en esas profundidades con tanta presión y temperatura.



Con un poco de sensatez, lo primero que haría es tener un poco de formación e información sobre el diamante y en este caso en especial sobre el diamante en bruto, pero no, ni caso parece que todo tiene que ser fácil.






topacios y circonitas como imitación de diamante



Los malos, los listos, los pícaros, se lo saben todo y ya estamos viendo imitaciones de diamante en bruto en diversos materiales. 





Diamantes naturales en bruto



Han sido fenaquitas, topacios incoloros, cristales de cuarzo, ahora le ha llegado el turno a las circonitas incoloras y con colores amarillentos o marrones, también, como no podía ser de otra manera, los topacios azules para imitar a diamantes azules, que dicho sea de paso, cuando tienen un buen color, son una rareza y lógicamente mas caros. 







Todos estos materiales se desbastan con lijas y esmeriles para dar formas de octaedros mas o menos perfectos, creando estrías semejantes a las del diamante natural, se pulen y se sacan aristas redondeadas, todo esto para conseguir que sea lo mas parecido posible al diamante en bruto natural. 





Diamante natural



La verdad es que consiguen buenas imitaciones. 
En todos los casos que he visto, en ninguno había mezcla de diamante con piedras manipuladas que lo imitan, o eran una cosa o la otra, pero no mezcladas. 







Es lógico pensar que en un lote grande de diamantes te cuelen piedras de imitación, pero no o todas falsas o todas buenas, pero en el caso de las buenas, además piedras variadas en cuanto a colores, que suelen ser oscuros, gris oscuro, pardo marrón, verde grisáceo, es decir colores feos que no son “fancy”, con muchas inclusiones y con formas que hacen casi imposible obtener una piedra tallada digna. 





Carburo de cilicio que usan para imitar diamante



“Es que tiene cuatro quilates”, síííí, pero señor, no ve que es oscuro por la cantidad de inclusiones que tiene, no ve que su forma no permite encajar una buena talla y con cierto tamaño, la mayoría del material se pierde en la talla, no ve que de este material no saldrá una piedra bonita, no ve que no tiene transparencia.







Pues no, no lo ven.
Pero si por fin decides que quieres invertir, y eres una pizca de sensato, buscarás algo de formación en una escuela o laboratorio gemológico. 







Con esta formación por lo menos te quedará claro que si vas a comprar bruto, sabrás sacar mejor partido a tu compra, tendrás claro los colores, las formas, ya que hay varias clasificaciones del bruto. Al igual que el material tallado, el diamante en bruto calidad gema también se clasifica por tamaño, forma, pureza y color.

En cuanto a la forma, a su morfología se subdividen en stone, shape, cleavages, flats y maccle. 







Cuando tienes algo de formación, se sabe que no es suficiente tener un téster y un lápiz de dureza 10. Son muchas las propiedades de las piedras en las que se basan los gemólogos para identificar los diferentes materiales y varias las pruebas que pueden realizar, unos ejemplos son: 







El brillo adamantino, que hace falta ver mucho material para acostumbrar a tu ojo a distinguirlo del brillo de otros materiales; 

las formas cristalográficas y los hábitos cristalinos; 

los planos de exfoliación que en el caso del diamante hay cuatro direcciones, por eso hay que saber un poco de cristalografía, en el topacio solo hay una; 

el tipo de inclusiones, que en el caso de los diamantes siempre son monofásicas debido a las grandes presiones en las que se forma y es imposible ver bifásicas o trifásicas; 







la imagen doble de cualquier inclusión vista con un microscopio que no tienen los diamantes pero si los topacios; 

la respuesta ante un polariscopio de ser monorrefringente como el diamante o birrefringente como el topacio, la moisanita, el cuarzo o la fenaquita; 

su densidad que en el caso del topacio sí es similar a la del diamante pero una circonita tiene casi el doble, una moisanita menos; 







su dureza, que con una dureza 9 de Mohs, es decir con un pequeño rubí aunque sea sintético podré rayar a un topacio y a una circonita, no a una moisanita que sin embargo tiene doble imagen; 

su fluorescencia, que es diferente para cada material y muy variada en el diamante.

Siempre aconsejo que si te vas a meter en un negocio nuevo, que tengas algo de formación sobre él y sobre los materiales en los que se basa el negocio. 







Si no quieres tener formación, al menos consulta con un experto en la materia antes de cometer algún error. 
En este caso consulta con un Gemólogo, seguro que saldrás ganando.







Fernando Gatto
kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario