miércoles, 4 de diciembre de 2013

JOYERÍA GAY

Triangulo rosa invertido, lambda y bandera LGBT



La sanción del Matrimonio igualitario muestran que los tiempos están cambiado, creando la necesidad de adaptarnos y reconocer la necesidad de dar al público consumidor nuevas opciones de joyas. 
Sin lugar a dudas, este mercado es un nicho casi inexplorado para la joyería uruguaya.






Hace más de una década, en Londres, llamaron al turismo gay "the pink pound", algo así como "la libra rosa". 






Esto hacía referencia a que cada vez que la comunidad gay encontraba un destino acorde a sus gustos, gastaba su dinero allí. 






Hoy en día, Montevideo es considerada la ciudad más elegida por turistas homosexuales de todo el mundo, ubicándose al nivel de Sydney y por encima de Río de Janeiro, que durante muchos años fue el destino gay por excelencia de Sudamérica.






El carácter abierto y tolerante de los habitantes uruguayos, y la reforma del Código Civil que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo refuerza la identidad de Montevideo como ciudad gay friendly. 






Este reconocimiento por parte del público LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) se debe a la amplia oferta cultural de diseño, arte, exposiciones, teatro, música y los numerosos servicios dirigidos especialmente a este segmento: agencias de viajes que organizan circuitos temáticos por la ciudad, bares, discotecas y restaurantes.






En la actualidad, el mercado gay es uno de los más codiciados de todo el mundo. 
Estos viajeros son especialmente atractivos por pertenecer, en su mayoría, a la denominada categoría DINK ("Double income no kids", en inglés, que significa: "doble ingreso y sin niños"), que los convierte en consumidores con gran poder de compra y con conductas enfocadas en la "calidad de vida" y la "buena apariencia". 






En este tipo de parejas se duplica el ingreso, y por ende el poder adquisitivo, pero lo más importante es que no tienen gastos relacionados con la educación y el sustento de los hijos.






Actualmente, en lo que respecta al rubro joyería, no existen en el mercado muchas piezas con símbolos del colectivo gay. 
Sólo podemos encontrar algunas con el más conocido: la bandera del arco iris, pero no son muy frecuentes. 






Sin embargo, en algunos países europeos se pueden hallar joyas con los iconos más característicos. 
Si bien hay una gran variedad de subgrupos, donde cada uno tiene sus propias simbologías, presentaremos los más distintivos:






Triangulo rosa invertido, lambda y bandera LGBT






El triángulo rosa invertido

Durante el Holocausto, los nazis marcaban a los homosexuales obligándolos a coser un triángulo rosa en su vestimenta. 
Este icono fue recuperado posteriormente en los años 70 por grupos de liberación gay como símbolo contra la opresión y la no discriminación. 
El triángulo rosa se invirtió como significado de una lucha activa y representa valores como tolerancia y solidaridad.






Lambda

Esta letra del alfabeto griego también es utilizada como símbolo y no existe consenso respecto al por qué de esta elección. 
Algunos dicen que fue escogido porque representa la libertad y la tolerancia con la que los griegos aceptaban las conductas homosexuales. 
Por otro lado, muchos expertos en estos temas confirman que se empezó a utilizar en 1970, cuando la Unión de Activistas Gay de Nueva York lo eligió como símbolo de representación de su comunidad. Posteriormente, en el año 1974 se adoptó por el Congreso de Derechos de los Gays celebrado en Escocia, popularizándose por todo el mundo a partir de ese momento.






El rinoceronte púrpura o rosa

Fue elegido porque este animal se caracteriza por un comportamiento pacífico hasta que se lo provoca. Según algunas versiones, fue creado por dos artistas como símbolo de la creciente toma de conciencia de la presencia de homosexuales en la sociedad americana y su primera aparición fue en una serie de posters en el subterráneo durante 1973.






La bandera LGBT o bandera de arco iris

A veces denominada bandera de la libertad, ha sido utilizada como símbolo del orgullo gay desde los años 70. 
Fue popularizada por el artista Gilbert Baker en 1978. 
Actualmente consiste de seis franjas de colores siguiendo los colores del arco iris: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta.






A nivel mundial, la venta de productos y servicios dirigidos a la comunidad gay representa uno de los segmentos más lucrativos. 
En Estados Unidos, la comunidad está compuesta por 15 millones de personas y es catalogada como uno de los principales motores en el mundo de la moda. 
Por ello, cada vez más empresas buscan invertir en este mercado considerado fértil y productivo.






Tal es el caso de diversas marcas de indumentaria, cosméticos, hoteles y vinotecas que están lanzando diversos productos destinados al denominado "pink market".






A pesar de la actitud "open mind" de muchas firmas, existen segmentos del empresariado más conservador que temen degradar su imagen o estigmatizar la marca con este tipo de productos. 






El mercado joyero de nuestro país se caracteriza por ser más bien "tradicionalista", siendo un sector poco receptivo a este tipo de innovaciones. 
Si bien el mercado gay es un mercado polémico puede ser una excelente oportunidad de negocios para la joyería, especialmente en coyunturas de crisis como la actual. 
La decisión de aprovechar o no este mercado incipiente dependerá de la estrategia y de las intenciones de cada empresa.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario