sábado, 11 de enero de 2014

LOS CAMAFEOS





Hemos aprendido que los accesorios son infaltables para una mujer. Por eso tenemos que comenzar a buscar la variedad y más aún lo único para crear nuestro propio estilo.

Los camafeos eran vistos como regalos especiales.
Hace mucho tiempo los camafeos eran un broche muy valioso, incluso se les veía como un regalo muy especial. 

Y ahora los volvemos a ver… ¿ya tienes uno?

Los antiguos camafeos

Estos broches los hemos heredado de la época griega y romana. Las mujeres los llevaban como un elemento sumamente valioso. Se trataba de una piedra tallada con una figura muy delicada que generalmente se trataba de una mujer.







Los camafeos eran muy apreciados por ser vistos como un objeto de arte.
Las piedras eran preciosas. 
Se usaba el ónice (variedad del ágata), aunque con el tiempo fueron utilizándose otras piedras como los colmillos de elefante, el jade o las conchas marinas más raras. 







Esto le quitó algo de su valor y las hizo más comunes pero se consideraban un objeto de arte en especial por el trabajo de grabado que requerían.







Su época de oro fue en el S XV pero en el XIX se vuelven a poner de moda gracias a la reina Victoria que los adoraba. 
Se usaban generalmente como broches en la ropa o en medallas muy pegadas al cuello pero también se encuentran pendientes, anillos o incluso guardapelos.







Nuevos estilos de camafeo
Las épocas han cambiado, pero el pasado siempre es una excelente inspiración. 
Como sabes lo vintage ha cobrado un nuevo valor. Accesorios o prendas del pasado en buen estado son un gran tesoro por estos días. 
¿Ya revisaste el armario de tu abuela o tu mamá?







Sería genial si encuentras un camafeo antiguo,  pero si no es así, te cuento que en el mercado hay nuevas propuestas. 
Ya te había comentado que antes se encontraba casi siempre la figura de una mujer (estilo romana) grabada y que se usaban conchas o piedras preciosas. Pero ahora los camafeos, resultan mucho más sencillos e incluso muchos ya no tienen relieve.







Se utiliza cualquier tipo de material brilloso y una imagen (que no necesariamente está grabada) que puede ser desde una flor hasta un personaje de moda como Hello Kitty o Barbie. 







Como notarás estamos un poco lejos de los camafeos antiguos pero han tratado de rescatar su esencia.
Por supuesto que si consigues un camafeo antiguo, ¡cuídalo como si fuera oro! 
Su valor dependerá del estado en el que se encuentre, de la época en la que fue tallado y por supuesto el material en el que está hecho.







Creo que el secreto de los camafeos, tiene que ver con una onda medio mítica que aún llevan y sentir que tienen historia. 
Tal vez te gustaría utilizar un juego completo, es decir aretes y medalla. 
Te aseguro que lucirás muy bien.







En la actualidad podrás encontrar camafeos en todos los colores.
Aretes de camafeo
Si antes lo veíamos más en medallas, ahora aprovecha para llevar camafeos en tus aretes, es la nueva tendencia. Escoge modelos muy modernos. ¿Te gusta la onda gótica? ¡Entonces busca una calavera!







La gran diferencia con el pasado es que antes los camafeos eran un objeto casi de lujo, por lo que se llevaban con prendas de gala o para ocasiones especiales. 
Ahora los puedes llevar tanto con un atuendo formal como uno casual y son un detalle interesante.







Aretes que nos recuerdan los antiguos camafeos, pero sin relieve.
En realidad encontrarás modelos tan diferentes, que siempre habrá uno para tu gusto. También habrá en relieve si quieres estar más cerca de la idea original de este accesorio.





Todas las fotos fueron extraídas de la web.



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario