lunes, 24 de febrero de 2014

EL ANILLO DE COMPROMISO





El anillo de compromiso que le vas a regalar a tu novia representa un conjunto de diversos sentimientos y el más grande es el amor.







Cuando lo vayas a escoger, piensa primero en el estilo de la montura, si lo quieres clásico o moderno, en oro blanco o amarillo o bien, en platino. 
Escoge el color que creas le va a gustar a tu novia.








Una vez decidido el modelo del anillo enfócate a escoger la piedra, que generalmente es un diamante. Pídele a tu joyero de confianza que te explique perfectamente todas las características de esta piedra, qué talla es, qué color tiene, qué pureza posee y de qué tamaño es.








En aconsejable que sacrifiques el tamaño de la piedra y que des calidad, pues es mejor escoger un diamante muy puro y pequeño que uno grande de muy baja calidad, que no va a lucir bien y que será peligroso usar diariamente.







Si tú estás buscando la preciada y anhelada joya para dársela al amor de tu vida, entonces necesitas unos tips para tomar el camino adecuado. Aquí te daremos unos consejos importantes.
1 - Lo primero que debes saber es la talla del anillo de tu novia.
Para enterarte de esto puedes hacer la prueba con un anillo de ella, sin que se dé cuenta. Pruébalo en uno de tus dedos para tomar la medida, o llévalo contigo al momento de ir a buscar el de compromiso.
2 - En el caso del diamante, recuerda que debes prestar especial atención a su corte, claridad, color, peso y montura:
Corte - los hay rectangulares, cuadrados, ovales, etcétera.
Claridad - define la pureza
Color - checa su transparencia; aunque también hay unos hermosos en tonos azules, rosados, ámbar y esmeralda.
Peso - se mide en quilates y definen su costo; un quilate equivale a 100 puntos.
Montura - donde se sostendrá la piedra. El material más durable e indicado para una joya de tanto valor sentimental, es el platino.
3 - Para darle el detalle que los distinga, puedes pedir al joyero que grabe en él la fecha en la que planeas entregárselo.
4 - Por último, no olvides exigir un certificado de garantía a tu proveedor.








Toma en cuenta la pureza de la piedra aunado al color de la misma, trata de escoger un diamante que sea lo más puro, blanco o incoloro posible. 
De ser posible visita a un joyero que te enseñe los diamantes sueltos, para que los veas antes de montarlos en el anillo, así estarás seguro de ver el diamante con un lente de aumento especial y verás la calidad del mismo.








Antes de adquirir un anillo de compromiso, es necesario identificar y conocer los diferentes tipos de cortes que existen.








Hoy en día los diamantes se cortan en una gran variedad de formas y tamaños. 
Cada corte tiene sus propias características y cualidades.








Redondo: 
El clásico e infalible corte, utilizado en la mayoría de anillos de compromiso. 
La superficie del diamante pertenece al área más grande de la piedra, disminuyendo su tamaño conforme la pieza llega al final del pabellón (punta), que suele ser sumamente delgada.








Esmeralda: 
Normalmente rectangular, la superficie plana exterior logra una gran variedad de formas. 
Este tipo de diamantes se acompaña de “baguettes”, 2 ó 3 diamantes montados sobre el cuerpo del anillo.








Princesa: 
Un corte cuadrado con esquinas rectas y afiladas, que le dan un toque especial y un fino brillo. 
El brillo se obtiene debido a las direcciones verticales en la corona (parte superior), y a las facetas en el pabellón (parte inferior) sustituyendo a los cortes horizontales.








Ovalado: 
Proviene del corte redondo, en donde el corte se ovala un poco, modificando el brillo de la piedra. Estos diamantes lucen hermosos acompañados de baguettes en anillos de compromiso.







Corazón: 
El corte más moderno y mayor símbolo del amor. 
El pabellón de la piedra es el encargado de adquirir el brillo de la misma. 
El corte de corazón suele ser un poco más económico que los demás cortes.








Recuerda que tu joyero te debe explicar todas las dudas que tengas, pues es un momento muy importante por el que estás pasando.







Al escuchar anillo de compromiso por lo general pensamos en el amor y la futura boda, pero para el novio hay algo más en qué pensar: el costo.
¡A romper el chanchito!
Vamos directo al grano: vas a gastar tus ahorros pues por lo general, un anillo de compromiso no es barato. Hay quienes dicen que debes gastar en él el equivalente a tres meses de salario. Pero tú conoces a tu chica y sabes qué le gusta. Hay anillos que van desde los 500 dólares hasta 2000 dólares o ¡más!
En el costo influye mucho la calidad del diamante. Así que ni modo. Ahora, debes tomar en cuenta todos los gastos que vienen después del anillo como la recepción, la luna de miel y la nueva casa. Así que para controlar los gastos puedes mandar arreglar una antigua joya familiar o bien puedes darle un anillo más pequeño, como el de promesa. Recuerda que es importante sujetarse a un presupuesto.
Tip
No es raro proponer matrimonio sin un anillo y después salir juntos a buscar uno. Muchos hacen esto, porque así tu novia escoge un anillo totalmente a su gusto y dentro del costo que puedes pagar.







Después de haber dado el anillo de compromiso, visita nuevamente a tu joyero de confianza y escojan entre los dos las argollas de matrimonio, es muy importante que tu novia lleve al anillo de compromiso ese día, para que escojan un modelo de anillos que combine el. 
Recuerda que las alianzas les tienen que gustar a los dos ya que las usarán de por vida.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario