viernes, 7 de marzo de 2014

EL ORO ROSADO





En el año 2000 ya se oía hablar de oro rosado en Ecuador, pero ni remotamente era preferido entonces, quizá era visto como una opción pero nada más.







Nosotros en Kaia Joyas tenemos joyas con esta aleación consiguiendo un hermosisimo color rosado profundo para el oro 18 quilates.







“Me atrevo a decir que el rosado prácticamente ha desplazado al oro tradicional amarillo”, es lógico porque quienes persiguen la moda buscan “algo diferente”, que sea elegante, pero que al mismo tiempo llame la atención.








DIFERENCIAS Y MEZCLAS

Pero ¿cuales son las diferencias que existen en el oro? y ¿cuál realmente tiene más valor comercial?







Cuando nos referimos al oro puro, es aquel de 24 kilates, de manera que al expresar que un oro tiene 18 kilates, el 75% corresponde a oro fino y un 25% a la liga (mezcla) de otros metales.







Otro tipo de oro con el que también se elaboran las joyas junto al rosado, es el blanco, que permite realizar combinaciones con otros metales y piedras preciosas, tanto por la gama cromática obtenida como porque los destellos de la gema al reflejarse en la superficie brillante del metal los magnifica incrementando el tamaño aparente de aquella. 
Una de las razones por las que las grandes joyas de valiosos brillantes se suelen montar sobre metal blanco.







Para obtener el oro blanco el metal por excelencia es el platino, pero su elevado precio, escasez y dificultad de manufactura, ha hecho que se buscaran otras alternativas. 
“Las aleaciones más comunes para obtener dicho oro es oro puro, más paladio y plata. 
Yo trabajo un tipo de aleación especial para obtener la tonalidad que considero mejor”.







Si bien el oro rosado no se da naturalmente, quienes lo elaboran deben encontrar las cantidades exactas para darle un color tenue y delicado, que lo convierta en unisex, si se quiere.







“La tendencia del oro rosado es más o menos como la moda de la ropa. 
Es cíclico, las joyas son cíclicas. 
El oro amarillo ha estado en las preferencias y en realidad no pasa; luego vino el oro blanco que fue un boom y ahora la tendencia internacional que llega de Europa nos marcó con el oro rosado” en realidad, cada casa joyera imprime su sello personal en cada pieza.







¿CÓMO SE OBTIENE EL ORO ROSADO?

En general, las joyerías locales que venden accesorios de oro rosado la obtienen de la siguiente aleación: 67% es oro puro de 24 kilates y el 33% restante corresponde a un 60% de cobre y el 40% a plata. “Nosotros fabricamos el oro rosado con una aleación que permite dejar el oro en 18 quilates.







También explica que si se desea un oro más rojo se aumenta la proporción de cobre y si se desea más blanco se aumenta la proporción de plata. 
Vendemos oro rosado desde hace tres años y en el último año ha repuntado con la venta de oro rosado.







“En nuestro país es una novedad las joyas trabajadas en este oro, ya que las piezas que encontramos de orfebrería local siempre son elaboradas en oro amarillo. 
Más allá de los accesorios, como aretes, collares, pendientes y broches, también se lo puede encontrar en hebillas de cinturones y hasta en bolígrafos”, señalan.







Algunos propietarios de joyerías indican que la preferencia de los clientes por el oro rosado está entre el 30% y 40% por sobre las preferencias al oro amarillo y al oro blanco, y en cuanto a los accesorios favoritos del mercado, se inclinan por la relojería y anillos.







CON OTROS MATERIALES

Una de las ventajas que encuentran los propietarios de joyerías es que la tonalidad rosa se presta para una serie de combinaciones con otros materiales como la cerámica, por ejemplo, algo que está muy de moda y que se observa más en relojes.







Otras combinaciones que solicitan los clientes de joyas, son piezas adornadas con diamantes y piedras preciosas, además de los diseños donde se combinan los tres colores de oro, esto es amarillo, rosa y blanco.







También llaman la atención las mezclas con piedras como topacio, amatista de diferentes colores (rosados o verdes), cuarzo rosa... y con perlas “están entre las combinaciones favoritas”.







Tampoco faltan otras joyerías que venden oro rosado con cristales de Swarovski, pero en este tipo de joyas las aleaciones con las que se fabrica el oro son más variadas, incluso en ellas se agrega platino.







En general, joyas en oro rosa u oro amarillo tienen valores similares, mientras que las joyas en oro blanco suelen ser más costosas, porque en su aleación se usa el paladio, que es un elemento que es muy caro.







Y como lo bueno cuesta, también hay que cuidarlo. Entre las recomendaciones que ofrecen para el cuidado de este tipo de joyas están el tener precaución al ponerse cremas y perfumes.







Se aconseja colocarse las joyas al final de este proceso. 
Y cuando el material se pone opaco o presenta rayaduras, es imprescindible pulir la pieza, bien sea una joya o reloj. 
Una labor que es preferible dejar en mano de los especialistas.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario