viernes, 28 de marzo de 2014

JOYAS TARTÉSICAS




LAS CAPACIDADES TECNOLÓGICAS DE LOS ORFEBRES QUE CREARON ESTAS JOYAS PARECEN INCREÍBLES PARA AQUELLA ÉPOCA 

Un equipo de investigadores del Centro Nacional de Aceleradores y la Universidad de Sevilla ha identificado los procesos de soldadura que se usaron para fabricar antiguas piezas de oro, como algunas muy valiosas del tesoro del Carambolo. Para el análisis se ha empleado una técnica no destructiva de microfluorescencia de rayos X.



 



En los últimos años ha habido avances importantes en los estudio de Patrimonio Cultural gracias a la aplicación de métodos físico-químicos no destructivos. 
El grupo de Arqueometría formado por investigadores del Centro Nacional de Aceleradores (Universidad de Sevilla-Junta de Andalucía-CSIC) y de distintos departamentos de la Universidad de Sevilla en colaboración con empresas privadas ha abordado el estudio de los procesos de producción de objetos metálicos que muestran las capacidades tecnológicas de los orfebres que crearon estas joyas.







Los elementos de oro que decoran las joyas pueden albergar información sobre los materiales empleados, los tratamientos de calor usados y los procesos de soldadura, siendo el estudio de las soldaduras uno de los que aporta mayor información para caracterizar las joyas de oro.







Dado el incalculable valor de estas obras, es imprescindible el uso de técnicas no destructivas siendo en este punto donde entran en juego las técnicas de análisis del CNA, empleándose para ello la técnica micro-XRF, es decir micro Fluorescencia de Rayos X. Esta técnica consiste en el análisis de los rayos X que emite la muestra estudiada cuando es irradiada con rayos X o gamma.







Concentración de metales
A través de las variaciones en la concentración de oro, plata y cobre en la zona de unión entre diferentes elementos de la joya es posible diferenciar el método de soldadura empleado, procedimiento que ha sido llevado a cabo en trabajos anteriores por este mismo grupo en piezas de orfebrería. 







Pero en piezas pertenecientes a la joyería tartésica muy ricas en oro, por encima del 90%, no parece mostrar el mismo comportamiento, motivo por el cual se realiza un estudio sistemático de los procesos de fabricación mediante la arqueología experimental.







Para este trabajo se han fabricado muestras de distintas aleaciones con diferentes concentraciones de oro, plata y cobre utilizando diferentes procesos de soldaduras empleados en la antigüedad. 







De esta manera se han caracterizado los tres métodos de soldadura (sales de cobre, utilización de aleación y soldadura autógena) mediante las variaciones que sufren las concentraciones de oro, plata y cobre.







El enigmático Tesoro del Carambolo
Además, se han analizado dos brazaletes de oro del Tesoro del Carambolo (siglo VII-V a. C.), que los especialistas debaten si es tartésico o fenicio. Se trata de unos brazaletes formados por una lámina gruesa de oro cilíndrica, y sobre ella la decoran cinco filas de semiesferas y 4 filas de rosetas. Entre ambas se sitúa una fila de pequeñas púas e hilos dobles trenzados.







Tipos de soldaduras
Analizando todos los elementos decorativos y láminas se han identificado soldaduras de tipo autógena y de aleación,no habiéndose encontrado evidencias de soldadura por sales de cobre, característica de la tecnología etrusca.







Gracias al empleo de fibras poli-capilares, en los equipos que se utilizan en el CNA, el área de análisis puede reducirse a dimensiones de algunas decenas de micras. 
Ello permite restringir la zona irradiada justamente a sólo las zonas de soldadura, lo que garantiza, por tanto, el análisis individualizado de las mismas.







El estudio de estas joyas tartésicas junto con las tres réplicas fabricadas ha permitido comprobar cómo distintos puntos de soldadura muestran distintas concentraciones de los elementos propios de la aleación empleada y por tanto se concluye que la variación de las concentraciones de los elementos característicos de las aleaciones implica que se han empleado distintos tipos de soldadura.




IMAGEN SUPERIOR: Dibujo imaginario sobre la Precesión de Equinoccios, que hemos trazado sobre uno de los pectorales originales del Tesoro de El Carambolo (con el fín de explicar -o mostrar- en qué consiste esa "irregularidad" en la rotación terrestre). En este podemos ver los grados entre los que gira y cabecea la Tierra, provocando ello que el eje transite formando con su movimento un "trompo". Dicho giro arrítmico -similar al que una peonza tiene cuando pierde fuerza-, genera la llamada "precesión de equinoccios". Su razón se halla en que como la vertical de nuestro planeta toma una inclinación aproximada hacia los 23º, 30´ (23,5º grados, +/- un 5%); resulta que el "trompo" -o rotación en "bamboleo"- provoca que la inclinación y avance del eje contenga una variación entre aquellos puntos de cabeceo. De tal manera, sumando o restando este número de grados de inclinación (23,5º en sentido Norte-Sur, y viceversa), podemos saber cuándo la Tierra enfoca su Norte hacia un lugar del Cosmos. Puesto que la situación antes descrita obliga a que la vertical del Mundo varíe; cambiando la orientación de los puntos cardinales (lo que finalmente determina la situación del Norte en puntos estelares muy distintos). Es decir, que al realizar elipses nuestro planeta girando, cambia la inclinación y avanza sobre aquella de forma desigual y en vaivén; por lo que varía la dirección celeste hacia la que el eje de la Tierra "apunta". .Todo lo explicado provoca no solo que la estrella o constelación que marca el Norte sea diferente cada determinado número de años, sino que también varíe parcialmente lo que vemos en la bóveda del Universo (observada desde un mismo lugar). Por su parte, el tiempo que la Tierra tarda en completar ese periodo de nódulos o elipses hasta llegar al mismo punto, es lo que se denomina Año Platónico. Un ciclo aproximado de 25767 años que marcará la Precesión de Equinoccios, o el lugar del Cosmos hacia el cual "enfoca y mira" el eje de nuestro planeta..En la imagen observamos -dibujado por mí sobre el pectoral de El Carambolo-: Primeramente, el Globo Terráqueo (como un ovoide color rojo). En azul claro, hay dos líneas que lo dividen en su ejes (de Norte a Sur y de Este a Oeste); siendo estas las que marcan los grados terrestres del 0º (360º) al 180º y del 90º al 270º. Asimismo, en la parte superior de la imagen, nos encontraremos con un semicírculo verde, que describe la diferencia de 47º (grados) existente en el cabeceo (entre el +23º, 30´ y el -23º,30´ -o bien el 66,5º y 336,5º ; en otros valores-). Como hemos visto, durante este tránsito de 25767 años, el Norte del Mundo va "apuntando" hacia diferentes lugares del cielo. De ello hemos deducido que el fenómeno puede representarse en la forma que hemos dibujado; pintando este Año Platónico y los puntos en los que en cada periodo se encuentra el eje de la Tierra. .Para su cálculo exacto, bastara con dividir los 25767 años entre dos; y luego, todo ello por los 47 grados de variación que contiene el "trompo" terrestre. Siendo fácil saber así cuánto se modifica el eje, ya que lo antes expresado supone calcular: (25767:2) = 12883, 5 años; lo que dividido por 47º, nos dará los 274,113... . Hallando de ese modo el "avance" del "polo", cuyo resultado sería que cada 274 años y unos 42 días, el Norte cambia un grado más. Siendo así, y sabiendo que el eje de la tierra varía en un grado cada 274 años y 42 días (274,113...), nos será fácil marcar sobre un mapa como el que hemos dibujado en qué punto está a cada fecha. .Consecuentemente, he trazado lineas en blanco, donde se marca el inicio y final de un Año Platónico de 25767 anualidades; tanto como la situación de aquel ciclo en determinadas fechas (fijando los grados +23,5º; +13´5º; 0º; -13,5º; -23,5º). Lo que supone que durante los años 1 y 25767 esté en el primer punto (+23º); en los años 2741,17 y 23025,83 en el segundo (+13º, 30´); en los años 5482,34 y 20284,66 en el tercero (+3º,30´); llegando a la vertical en los años 6441,75 y 19325,25 (0º). El resto de anualidades y posiciones son un periodo igual en sentido inverso, entrando el ciclo de Año Platónico en su segunda fase, que comprende ir y regresar desde la vertical pura, hasta el punto -23º,30´ (todo lo que hemos dibujado de manera inversa, incluyendo las situaciones y años que marcarían el -23,5, el -13,5º y el -3,5º). 







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario