jueves, 17 de abril de 2014

PRASIOTRINO EL DESCUBRIMIENTO DE ESTE SIGLO





Prasiotrino, la nueva gema del siglo XXI. 

Esta nueva gema está en venta en
http://www.dama-minerals.com/






El mundo de las piedras preciosas y semipreciosas es apasionante, hay piedras que pueden transformarse en gemas valiosas después de un tallado. 
El grupo del cuarzo es uno de los más ricos en variedades de colores, formas y propiedades.







Los cuarzos han sido conocidos y usados por la humanidad desde la remota antigüedad, eran los recursos del chamán para ayudar a sanar y mejorar las condiciones de vida de las personas de su pueblo. 
El chamanismo integra elementos médicos, religiosos e incluso técnicos, son los recursos etnológicos de los que disponían y disponen las culturas naturalistas. 







Los cristales de cuarzo están compuestos generalmente por Silicio y Oxígeno y cuando se añade otra sustancia adquiere un color, una peculiaridad y una propiedad. 
Si contiene óxido de manganeso adquiere una tonalidad violácea, es decir emite luz en una longitud de onda determinada y la conocemos como amatista y así cada cristal de cuarzo añade un matiz que le otorga un color 







Hay cuarzos transparentes, blancos, rosas, verdes, amarillos, anaranjados, rojos, azules y violáceos, todos los colores y todas las propiedades de los 7 rayos están disponibles en los cristales de cuarzo. 







Desde la tradición castellana, a través de los lapidarios de Alfonso X y los escritos de autores como Gaspar de Morales y otros autores tradicionales se asocia a las gemas con los cuerpos celestes. 







En la antigüedad utilizaban gemas y minerales para conectar a las personas con la influencia de las estrellas. 







Los astrólogos de la antigüedad, los que conocían el secreto de fabricar coronas y joyas con propiedades especiales, tomaban a las estrellas como puntos de anclaje para las gemas que usaban en sus objetos de poder y talismánicos.



 



Para ellos, las gemas eran de la misma naturaleza que las estrellas, pues son objetos capaces de contener luz y emitirla después. 
Cada gema conecta con una estrella, tiene su misma longitud de onda y al sintonizar con ella cumplen la función de activar o ampliar las influencias emitidas por estos lejanos astros. 






Para los antiguos, las gemas eran como antenas capaces de captar las vibraciones celestes de las estrellas, por ello operaban en conjunto con gemas y estrellas. 







Visto desde un punto de vista moderno, no deja de ser sorprendente, pues las características esenciales de las estrellas es la emisión de radiaciones en forma de luz, desde un lugar preciso del cielo, punto este que se puede reflejar en un tema natal. 
Mientras que la particularidad de las gemas es su capacidad de retener y reflejar de manera multiplicada la luz que recibe. 







En las antiguas culturas naturalistas, se compara el brillo refulgente de las gemas, con el brillo luminoso de las estrellas; para ellos las gemas están sometidas a una relación directa y particular con los astros, gemas y astros tienen una relación analógica que los hace inseparables. 







Esta relación de las gemas con las estrellas se repite en las culturas mas avanzadas, pero es en la tradición castellana, de origen oriental, de donde se extrae la clave de la influencia y el correcto uso astrológico de las gemas. 
Siguiendo el postulado tradicional de "lo que está arriba como lo que está abajo": arriba en el cielo resplandecen las estrellas y abajo en la tierra lucen las gemas. Esta simple ley otorga la llave del poder maravilloso y oculto de las gemas. 



prasiotrino



El Prasiotrino, como todo cuarzo macrocristalino (es decir, que presenta un hábito cristalino visible, no sólo al microscopio) es un mineral que atesora propiedades sanadoras de primer grado, ejemplo de armonía interna y externa. 







Se podría decir que sus propiedades sanadoras serían la suma de las que tiene el
Cuarzo verde o Prasiolita y el Cuarzo amarillo o Citrino, pero es mucho más,
porque no se trata tan sólo de una adición de propiedades sino, además, de un salto cualitativo.








En sí mismo, el Prasiotrino es un testimonio de transmutación de identidad. 
En el proceso de su formación se han producido diversos momentos de consolidación y
cristalización. 

De un momento inicial de enfriamiento de la solución silicea con aportes de hierro y aluminio, que habría determinado un cuarzo amatista, se produce un recalentamiento que lo transforma en citrino (y también por las muestras consultadas en algunos de sus puntos en cuarzo ahumado) y en posteriores momentos de inclusión de clorita, que determina el soporte del color verde y, por tanto, del cuarzo prasiolita.







Por tanto, una de sus características sanadoras fundamentales es ayudar en los procesos de crecimiento personal, en cuantos padecimientos tienen como basetanto una retención de la evolución física, mental y emocional (incluso espiritual) como encontrarse ya inmerso en el proceso de evolución pero afectado de cuanto una situación así conlleva, en tanto supone romper barreras, enfrentarse al miedo que supone todo cambio y trastocar la personalidad con la cual nos habíamos identificado en toda nuestra vida anterior. 







Que este cuarzo presente esta novedosa coloración amarillo-verdosa supone que
absorbe parte de la energía de la luz y refleja otras. 

Es decir, absorbe las longitudes de onda situadas entre 380 y 495 nm (que de reflejarlas le conferirían a nuestros ojos un color violeta o azulado) y entre 590 y 750 nm (donde se sitúan los colores naranja y rojo) Podríamos decir pues, que el Prasiotrino se carga con las propiedades de los cuarzos violetas, azules, anaranjados y rojos y refleja, es decir, induce o estimula en el paciente las características cromáticas de los colores que se sitúan en las longitudes de onda que van entre 495 y y 570 nm (correspondiente al verde y al amarillo) Nótese que estas franjas, y para nuestros ojos colores, se sitúan justo en medio del total de longitudes de onda que somos capaces de ver (dos por encima: violeta y azul; dos por debajo: naranja y rojo) 






Sin duda esta circunstancia ejemplifica su característica de mineral equilibrador de nuestro ser.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario