jueves, 15 de mayo de 2014

ZIMBAWE Y LAS MINAS DE DIAMANTES

Marange diamante



Zimbabwe: la triste desaparición de la producción de diamantes en depósitos aluviales de Zimbabwe que había sido responsable de la aparición de diamantes de gran tamaño y había colocado al país entre los 10 mayores productores de diamantes en el mundo.







Sin embargo las cosas han cambiado y los deslizamientos de tierra están prácticamente agotados. 
Las porciones más ricas y más grandes ya se han tomado y convertido en minas de muy mala calidad.








Quedan ahora sólo las kimberlitas, la fuente primaria de los diamantes. 
La minería y el descubrimiento de kimberlitas, sin embargo, es algo profesional. 
Sólo las empresas con un equipo de geólogos altamente cualificados, tiene la capacidad de hacer un programa de exploración mineral exitoso para los diamantes primarios. 
Estas empresas, como Río Tinto, ya no son la prospección en Zimbabwe.







Es el fin de la fase de explotación minera.
Un minero en Zimbabwe atrajo a miles de otros mineros y eso fue permitido por el Gobierno que se quedaba con el 50% de los ingresos por operaciones. 
Hoy en día, con el agotamiento de los colocadores (personas que ubicaban a los mineros amadores), miles están desempleados y el Gobierno está quizás perdiendo su principal fuente de ingresos.







Los pocos mineros aluviales que quedan se quejan de que están llegando a un empate entre las ganancias y las inversiones.
La mina campos de Marange, uno de los mayores descubrimientos de diamantes de Zimbabwe, se agotó rápidamente con las minas depredadoras que desatendieron el minero y el medio ambiente. 







En el conglomerado de diamantes de Marange que aloja (foto de arriba), se comenzó a cielo abierto y, posteriormente, en las minas subterráneas. 







Sin embargo, debido a los altos costos, baja tecnología, errático en la distribución de las gemas y la baja calidad de los diamantes que quedan, la tendencia es de que las minas de Marange, que antes producían más del 20% de la producción mundial, queden cerradas. 







Un triste final para una historia que ha generado miles de millones y poco o nada para la población local. 







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario