jueves, 19 de junio de 2014

DIFERENCIA DE PIEDRAS PRECIOSA Y SEMI PRECIOSA





Para empezar, esta distinción ha perdido hace mucho tiempo su validez científica. 
Cada piedra utilizada como adorno por su belleza, durabilidad y rareza, debería llamarse únicamente gema. 







La belleza de una piedra preciosa viene determinada por una serie de factores tales como el color, la transparencia, brillo, efectos ópticos especiales (gama de colores, de dispersión de luz, opalescencia); mientras que la durabilidad se relaciona con la resistencia a los ataques químicos y físicos. 







La rareza con la que se encuentra una piedra en la naturaleza es otro factor importante en la determinación de su valor de mercado. 







Sin embargo, la tradición y la moda pueden afectar decididamente el precio final. 
Por lo tanto, el diamante, que no es una de las gemas más raras en la naturaleza por lo general tiene un alto valor de mercado por ser una de las piedras más antiguas y tradicionales para su uso en joyería, es decir, nunca se pasa de moda.







La mayoría de las piedras preciosas se clasifican según el siguiente desglose: 

sustancias cristalinas (diamantes, topacios, amatistas, esmeraldas, aguamarinas); 

sustancias amorfas (como el ópalo y el vidrio volcánico); 

sustancias orgánicas (perlas, coral, ámbar) 

rocas (lapislázuli, turquesas y otras). 







Todas estas sustancias son naturales. 
Además de ellas, existen en el mercado hoy en día un gran número de productos parciales o totalmente producidos por el hombre, tratando de reproducir el brillo y la belleza de estos minerales. 







¿Son las gemas sintéticas piedras preciosas?

Al inicio solamente los diamantes, esmeraldas, rubíes y zafiros, siendo las piedras más conocidas y apreciadas desde la antigüedad; todas las otras fueron llamadas popularmente semi. 







"Estos términos son confusos, y las piedras preciosas como el ópalo a mi entender una de las mas lindas del mundo, la aguamarina, el crisoberilo, la alejandrita y la amatista, entre otras piedras de gran belleza, han sido apreciadas en todo el mundo. 







Por tanto, la distinción entre las piedras preciosas y semipreciosas se deben evitar mediante el uso de el término gema.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario