jueves, 12 de junio de 2014

EL DIAMANTE PENTHIEVRE





Expuesto en el Castillo de Chantilly, el Penthièvre es un diamante de corte ovalado, de color narciso, que presenta numerosas inclusiones y pesa aproximadamente 10 quilates.







Su historia está íntimamente ligada a la decadencia de la monarquía francesa. Contrariamente a otros diamantes célebres, no fué objeto ni de tramas ni de intrigas y fué simpelemente trasmitido de generación en generación.

Debe su nombre al duque de Penthièvre, Louis Borbón, último heredero legítimo del Rey Sol quien lo retuvo hasta su muerte en 1793. 
Salvado por un decreto que ordenaba el arresto de los Borbones y de la confiscación de sus bienes, pubicado después de su deceso, el Penthièvre pasó a manos de su hija, Louise Marie Adelaïde de Borbón, con el que honró la dote de casamiento con el Duque de Orleans rebautizado con el nombre de Igualdad, con referencia a sus convicciones liberales que de todas maneras no lo salvaron de la guillotina de los revolucionarios. 







La Duquesa de Borbón, dió nacimiento a 6 hijos, solamente 2 llegaron a la adultez, uno de ellos fue Louis Phillipe, el último rey de Francia. 
Luego del caos político, Louise se exilió en España y sus bienes fueron confiscados. 
A su regreso en 1814, recupera una parte de sus riquezas entre las que se encuentra probablemente su diamante narciso que figura en el inventario de las joyas de su bella hija, la reina Marie Amélie (esposa de Louis Phillipe) realizado el 25 de noviembre de 1839 por Constant Bapst, entonces joyero de la corona. 
Constant Bapst nota la presencia de un pin de un amarillo brillante montado sobre una forma de cesta y estimado en 10.000 francos, el pin es de nuevo mencionado en la herencia del Conde de Paris a su muerte en 1894. 
El Penthièvre va a su hijo Philippe, Duque de Orleans, que luego lo habría donado al Duque de Guise.

El Penthièvre forma parte de los tesoros robados en la Torre de las Gemas del museo Condé

El 12 de Octubre de 1926 y reencontrado el 20 de diciembre del mismo año. 

Desde entonces no salió del museo de Chantilly donde puede ser admirado sobre un engarce excepcional de oro y plata compuesto por otros 685 diamantes, realizado por el experto joyero Maurice Seror.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario