lunes, 16 de junio de 2014

JOYAS DE LA CORONA PORTUGUESA

[Portugal_alfiler15.jpg]
Alfiler con diamantes amarillo y blancos
[Portugal_colgante-zafiro-Maria-Pia[5].jpg]
Colgante de la Reina María-Pía de Saboya, con brillantes, 4 diamantes y un gran zafiro (s.XIX).



Portugal tiene poco que envidiar a las demás naciones en cuestión de tesoros nacionales. Desde la caída de la Monarquía en 1910, con su último rey Don Manuel II, Portugal ha sido una república que también ha sufrido, como España, de golpistas militares hasta que en 1974, con la "Revolución de los Claveles", se cerró un período dictatorial para establecer un régimen republicano democrático. 



[Portugal_alfileres-diamantes[5].jpg]
Alfileres de diamantes de la reina María I de Portugal.
[Broche_Braganza_esmeraldas-diamantes[4].jpg]
Broche pectoral de brillantes y esmeraldas de Brasil, que perteneció a la Infanta Maria-Benedicta de Portugal, Princesa de Beira y de Brasil (siglo XVIII). -pieza robada en diciembre de 2002-.



Pese a todo, esto no ha impedido el regreso a su patria de la exiliada dinastía aunque en condiciones bien distintas. 



[Portugal_binoculos-1880[4].jpg]
Binóculos de la Reina María-Pía de Saboya, con diamantes rosas engarzados (1880).
[Tiara-Braganca_Maria-Pia-de-Savoia[5].jpg]
Tiara "Braganza" de la Reina María-Pía de Saboya (2ª mitad del siglo XIX).



Los descendientes de los reyes de Portugal lo han perdido todo: palacios, fincas, tesoros artísticos y monetarios que han sido nacionalizados e incautados cuando emprendieron el camino al exilio.



[Portugal_Botones-Jose-I[4].jpg]
Juego de Botones de plata y brillantes del Rey José I de Portugal (siglo XVIII).



Entre los tesoros de gran valor histórico como monetario, podemos distinguir la nada despreciable colección de Joyas de la Corona Portuguesa que, sorprendentemente, jamás ha tenido una publicidad como se merece, como tampoco ha sido exhibida en público.



[Portugal_Bengala-real-Jose-I_1750[4].jpg]
Detalle del pomo de la Bengala o Bastón de oro y brillantes del Rey José I de Portugal (París, 1750-1770). -pieza robada en 2002.-



De hecho, muchos portugueses ignoran su existencia o nunca la han visto en un museo de Lisboa.



[Portugal_brazalete-Maria-Pia[6].jpg]
Brazalete "Serpiente" de oro, brillantes, zafiros y rubis de la Reina María-Pía de Saboya (finales del s. XIX).



Casi siempre celosamente guardado el Tesoro Real en el antiguo Palacio Real da Ajuda, fue finalmente desempolvado para ser exhibido en una exposición organizada en La Haya (Países-Bajos) a finales del 2002. 



[Portugal_caja-Jose-I_1755[4].jpg]
Caja de Rapé de oro, brillantes y diamantes del Rey José I de Portugal (París, 1755).



Entonces pasó lo peor: una noche de diciembre, aprovechando la deficiente seguridad del museo holandés, unos ladrones bien organizados echaron mano sobre un buen número de diamantes y gemas preciosas, amén de broches, collares, gargantillas, anillos, bengalas y espadas de oro, y desaparecieron sin dejar rastro. 



[Portugal_Carlota-Joaquina_chatones[4].jpg]
Collar de chatones (diamantes y oro) de la Reina Carlota-Joaquina de España, consorte de Juan VI de Portugal. -pieza robada en 2002-.



Aún hoy día, la Interpol sigue buscando indicios y ha pedido la colaboración de la gente (e incluso en internet), solicitando cualquier pista con la promesa de una buena recompensa.



[Portugal_Cetro-1828-Maria-II[5].jpg]
Cetro Real de la Reina María II de Portugal (Londres, 1828).



La aseguradora del museo tuvo que indemnizar al Estado Portugués, lo cual no deja de ser triste porque se trata de una pérdida irreparable para los portugueses, algunos de ellos muy indignados, y el dinero no puede reemplazar esos tesoros históricos de valor incalculable.



[Portugal_Cetro-1828-2[4].jpg]
Detalle del cabezal del Cetro de María II, manufacturado en Londres, 1828.



Pese a todo, encontré una serie de fotografías del catálogo de las Joyas de la Corona Lusa. Algunas ya desaparecidas, desde luego, pero que sigue siendo importante por las piezas que no fueron robadas en La Haya.



[Portugal_Cetro-Brasil-1817[4].jpg]
Cetro Imperial de Brasil, realizado para el Emperador Pedro I, en 1813 (Río de Janeiro)



En su mayoría, las piezas de gran valor artístico e histórico que se muestran, abarcan desde el 1700 hasta el 1900; doscientos años durante los cuales los sucesivos soberanos de la Casa de Braganza adquirieron mediante compra, encargo o regalo diplomático todas las joyas y objetos que conforman la Regalia Lusa. 



[Portugal_collar-Maria-Pia[5].jpg]
Collar de oro y diamantes de la Reina María-Pía de Saboya.



Desde la hermosa caja de rapé y el bastón del rey José I, en oro y cbierto de diamantes de todas las tallas, que fueron ejecutadas en París por los mejores joyeros-orfebres galos entre 1750 y 1770, pasando por las esmeraldas, los zafiros, rubís y diamantes procedentes de las minas brasileñas y angolanas.



[Portugal_diadema-1866[4].jpg]
Diadema de Estrellas de la Reina María-Pía de Saboya.



Talladas y montadas en diademas, collares, anillos y broches, hasta las deslumbrantes joyas y accesorios de las reinas Amelia de Orléans y María-Pía de Saboya, todas ellas tienen su particular historia y son un testimonio importante de lo que fue el Imperio Portugués. 



Corona-cetro_Reyes-de-Portugal_Palacio-da-Ajuda
Corona y cetro de los reyes de Portugal
[Portugal_espada-Joao-VI[4].jpg]
Espada "de Corte" o ceremonial del Rey Juan VI de Portugal, en oro con brillantes; principios del siglo XIX.



Algunas de sus célebres alhajas, como el famoso diamante rectangular Espejo de Portugal, desaparecieron de la Colección Real para ir a parar en otra o en manos privadas, como pasó con las alhajas de la Casa Real Española durante la Guerra de Independencia, o con las de la Casa Real Francesa, literalmente saqueada por los revolucionarios, los realistas, los ladrones de ocasión y ciertos políticos corruptos como Danton, que quiso comprar la neutralidad de los soberanos extranjeros con ciertas gemas de gran valor.



[Portugal_G-Cruz-3-ordenes-1789[9].jpg]
Gran Cruz / placa de las Tres Ordenes de Portugal, montado en oro y plata, diamantes, brillantes, rubis, esmeraldas, que perteneció a la Reina María I y a su sucesor Juan VI de Portugal; 1789.
[Portugal_Ordem-Torre-Espada-1813[4].jpg]
Gran Cruz (o placa) y Gran Collar de la Real Orden de La Torre y de La Espada de Portugal; realizado en Río de Janeiro en 1813.



Pese a las medidas de seguridad que se refuerzan cada vez más alrededor de las antiguas alhajas reales, siguen siendo éstas muy codiciadas por coleccionistas privados, alentando a muchos ladrones para que las roben sin importarles cómo. 



[Portugal_Toison-Oro_Infante-Miguel[5].jpg]
Colgante con la venera de la Orden del Toisón de Oro (finales del siglo XVIII), que perteneció al Rey Juan VI y al Infante Don Miguel de Portugal (Miguel I).
[Portugal_manto-real-2[5].jpg]
Manto Imperial de la Coronación de los Reyes-Emperadores de Portugal y de Brasil, realizado para Don Juan VI a inicios del siglo XIX y confeccionado en terciopelo, satén, con bordados en hilo de oro y plata.



Esto es, sin lugar a dudas, lo que pasó en La Haya en diciembre de 2002, cuando unos ladrones se hicieron con un buen botín a expensas del Tesoro Real Luso. 



[Portuguese-crown[5].jpg]
Corona Real de Portugal, hecha en oro para el Rey Don Juan VI, en Río de Janeiro (1813). Ha servido para las coronaciones de los monarcas lusos desde Juan VI hasta Manuel II.
[Portugal_pasador-Maria-I[5].jpg]
Pasador de diamantes de la Reina María I de Portugal (2ª mitad del siglo XVIII).



El hecho de que nunca más se volviera a saber de ellas, ni se encontrasen indicios en el mercado negro, hace suponer que estarán en manos de uno de esos ricos coleccionistas que habrá pagado un buen dinero por ellas.



[Portugal_pasador-Joao-VI[4].jpg]

Pasador de diamantes blancos y amarillos, y rubís del entonces Príncipe de Beira y de Brasil, futuro Rey Juan VI de Portugal (2ª mitad del siglo XVIII).



Las Joyas de la Corona Portuguesa en el que hay que señalar la "ROSA DE ORO" concedida en 1892 por el Papa León XIII a la Reina Amelia de Orléans (1865-1951), consorte del Rey Carlos I de Portugal -asesinado en 1908- y madre del último monarca luso Manuel II. 



[Portugal_rosa-de-oro_1892[4].jpg]
Rosa de Oro de la Reina Amelia de Orléans, regalado por el Pontífice León XIII a la soberana franco-lusa; fabricado por los orfebres del Vaticano en 1892.
[Portugal_pendientes-zafiro[4].jpg]
Par de caravanas de zafiros en forma de pera de la Reina María-Pía de Saboya (finales del s. XIX).



Es una pieza rarísima por su belleza y delicadeza, además de ser escasamente concedida por los papas.



[Portugal_sable-Miguel-I[4].jpg]
Sable de Oro y brillantes, con su funda y su cinturón, que perteneció al Rey Miguel I de Portugal (inicios del siglo XIX).
[Portugal_solitario-Joao-VI[4].jpg]
Anillo de Oro con un Solitario (diamante cortado en cojín) del Rey José I de Portugal, realizado hacia 1750-1755. -pieza robada en diciembre de 2002-.

Entre las agraciadas, figura una Reina de España, Maria-Luisa Gabriela de Saboya, consorte del Rey Felipe V, que se hizo merecedora de la Rosa de Oro por ser la primera reina de estirpe italiana en suelo ibérico.



[Portugal_tintero-Carlos-I_1902[4].jpg]
Caja de sobremesa de despacho (Tintero o Plumier) del Rey Carlos I de Portugal, realizado en oro por los orfebres de Sheffield entre 1901-1902; regalo diplomático de la Ciudad de Londres durante la visita del monarca a Gran-Bretaña en 1904.
[Baston-de-Jose-I-de-Portugal_oro-plata-diamantes[4].jpg]
Bastón o Bengala de Oro y Brillantes del Rey José I de Portugal -detalle del pomo-, realizado en París entre 1750-1755. -pieza robada en diciembre de 2002-.


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario