domingo, 15 de junio de 2014

LA PERLA DEL REY CHARLES I DE INGLATERRA




Hasta que los diamantes comenzaran a ser lapidados, lo que realmente les daba el brillo y el fuego que tienen hoy cerca de 1750, las perlas eran el bien mas preciado que una persona podía tener.
Esto justifica plenamente que un rey tubiera caravanas con perlas.
En algún momento de la historia las caravanas con perlas eran el símbolo masculino de valentía y buen gusto.






Imaginen los comandantes en sus naves piratas, en los guerreros Moros, etc.

Pero parece que Charles I no era nada de eso, mas bien tímido, bajito y lleno de conflictos personales, pero parece que esa caravana con perlas era como una auto afirmación que lo hacía sentirse bien.

Por otro lado, el era un mecenas de las artes e un apreciador de lo bello. 
La perla podría ser simplemente un adorno o un amuleto.






Lo que sabemos es que siempre la usaba y además fue decapitado con ella puesta, retirada después limpiada y entregada a su hija Mary,
Hoy se encuentra en la galería  Harley en Welbeck, Worksop, Nottinghamshire.

Después de la muerte de Charles I, la perla fue dada para su hija Mary, cuando muere la princesa, la perla fue para uno de sus hijos, uno de los nobles mas leales al rey Charles II, William Cavendish, 1st Duke of Newcastle-upon-Tyne.  
La perla es parte de su tesoro en su mansión en Nottinghamshire. 
Actualmente la mansión y su tesoro pertenecen  por herencia a los duques de Portland.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario