sábado, 19 de julio de 2014

QI XI UNA HISTORIA PARA INSPIRAR JOYAS



Qi Xi, cuyo nombre significa "La Noche de los Sietes", es también conocido como Día Chino del Amor, o Festival de la Urraca, se celebra en el séptimo día del séptimo mes lunar en el calendario chino; de ahí su nombre.







Existe una leyenda que se remonta a la época de la Dinastía Han (206 a.C.-220 d.C., siglos II a.C-III d.C.) y existen documentos históricos que mencionan la historia de "Qi Xi" durante las dinastías Jin (371-420), Tang (618-907), Song (960-1279) y Yuan (1279-1368).







Aunque actualmente los chinos celebran, el tradicional día de San Valentín, en algunas regiones chinas aún conservan costumbres que recuerdan la leyenda de "Qi Xi", y describe un amor imposible entre un mortal y un hada que se conocen casualmente cuando el granjero, "Niulang", sorprende al hada "Zhinu", bañándose desnuda en un lago y deciden casarse.







En este día tan especial las jovencitas muestran sus artes domésticas, en especial la de tallado de melón y elevan plegarias para encontrar un buen esposo. A este día también se le conoce con los siguientes nombres:

-El festival para pedir por habilidades (qi qiao je)
-El cumpleaños de las siete hermanas (qi jie dan)
-La noche de las habilidades (qi xi)







EL festival japonés de la Séptima Noche (tanabata), celebrado el 7 de julio, celebra el encuentro de Orihime y Hikoboshi. 
Algunas ciudades celebran el tanabata el 7 de agosto y otras en el séptimo día del séptimo mes del calendario lunisolar japonés.
Otras culturas de Asia Oriental celebran en el séptimo día del séptimo mes lunar en el calendario chino, que en 2006 ocurrió el 31 de julio.







La Historia del Arriero y la Tejedora
A finales del verano, las estrellas Altair y Vega se elevan en el cielo nocturno, y los chinos, cuentan la siguiente historia de amor, de la cual existen diferentes versiones:



"Un joven arriero llamado Niulang se encuentra en su camino con siete hadas bañándose en un lago. Alentado por su travieso compañero el buey, hurta sus ropas y esperan a ver que sucede. Las hermanas hadas eligen a la hermana menor y la más bella, Zhinü, para recuperar sus ropas. Ella lo hace, pero como Niulang la ha visto desnuda, se ve obligada a aceptar su propuesta de matrimonio. Ella resulta ser una maravillosa esposa y Niulang un buen esposo, y son muy felices juntos. Pero la “Diosa del Cielo” descubre que un simple mortal se ha casado con una hada, provocando su ira. Rechaza este matrimonio porque es un amor utópico y separa a los amantes para siempre enviándolos al cielo en forma de dos estrellas, tomando su alfiler, la Diosa abre el cielo formando un ancho río para separar a los dos amantes para siempre y formando así la Vía Láctea, que separa a Altair y Vega.Zhinü permanece para siempre a un lado del río, hilando tristemente su telar, mientras Niulang la ve desde lejos, y cuida de sus dos hijos, las dos estrellas que lo rodean β y Aquilae.Pero una vez al año, todas las urracas del mundo se compadecen de ellos y vuelan hasta el cielo reuniéndose para formar un puente "el puente de las urracas", Que Qiao que atraviesa la Vía Láctea sobre la estrella Deneb en la constelación de Cygnus, para que los amantes puedan reunirse por una sola noche, en la séptima noche de la séptima luna, aunque si ese día llueve, los ancianos dirán que son las lágrimas del granjero, Niulang, y del hada, Zhinu, que no han podido verse el único día que los dioses se lo permiten".







Tradiciones

Durante el Qi Xi, se coloca en el patio una corona de flores y las jóvenes solteras o recién casadas hacen una ofrenda a Niulang y Zhinü que consiste en fruta, flores, té y polvo facial. 







Al finalizar la ofrenda, la mitad del polvo facial se esparce en el techo, mientras que el resto se divide entre las jóvenes. 
Se cree que con esto las jóvenes se unen con la belleza de Zhinü.







Otra tradición es que las jóvenes tiren una aguja de coser en un tazón lleno de agua en la noche de Qi Xi como una prueba de su habilidad como costureras. 
Si la aguja flota sobre el agua en lugar de hundirse, se cree que es un indicio de que la joven es una costurera habilidosa.







Según otra tradición, si una araña aparece sobre las ofrendas significa que el hada les envía suerte.
También se reúnen siete amigos para cocinar "bao zi", bollos rellenos y esconden en su interior una aguja, una moneda y una fecha escrita con tinta roja que representan buenas habilidades, buena fortuna y un matrimonio futuro, respectivamente.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario