viernes, 15 de agosto de 2014

ARCHIVOS STL





Siempre, y cada día mas, escuchamos sobre los archivos en formato STL. 
Este tipo de archivos son uno de los más importantes aspectos a considerar cuando se quiere imprimir 3D. 
Dicho de otra manera, para imprimir 3D es imprescindible un archivo STL.







En resumen la historia de este archivo digital tiene origen en la empresa 3D Systems como una solución para comunicarse con las máquinas CNC y las primeras impresoras 3D, en reemplazo del archivo IGES que presentaba varios problemas de tolerancia.







Así que la solución vino cuando se dieron cuenta que no necesitaban una réplica matemáticamente exacta del modelo, sólo bastaba con hacer una réplica con superficies que simularan el sólido. 







Una réplica sin texturas, sólo polígonos que se aproximaran al diseño matemático del modelo, o en palabras simples, un conjunto de triángulos pegados que asemejan la superficie de la figura sólida. 







Así es como nace el archivo STL, por STereo Litografía.








Antes de los archivos STL, se utilizaba la misma tecnología como la que se diseñaba para dar las instrucciones a la máquina. 
El problema estaba en que la máquina tenía que interpretar los NURBS o las aproximaciones de splines gracias al ingeniero de Renault de los años 50, Pierre Bézier.







Tecnología que se sigue usando y es muy útil para el diseño ya que permite la generación de curvas en los softwares de diseño CAD de la actualidad. 
Sin embargo para las máquinas de stereolitografía era una información muy compleja de procesar.







Las máquinas procesan esta información generando una representación del mismo modelo como un conjunto de capas apiladas. Procesar superficies muy curvas de polinomios era muy complejo, pero si se simplifica el polígono a superficies planas con 3 vértices y rectas, se tienen aproximaciones con triángulos y esas son mucho más fáciles de procesar para la máquina.







Los triángulos son lo que se conocen como facetas y cada una de estas facetas será una representación de una porción pequeña de la superficie del modelo que se quiere generar. 







Para generar un archivo en formato STL y realizar esta conversión lo que se hará será primero poner puntos en toda la superficie del modelo que funcionarán como vértices. Para luego unir cada uno de estos vértices (o puntos) que darán forma después a las facetas o triángulos.







¿Con qué software genero un archivo STL?

La generación de los archivos STL se produce luego de ejecutar una subrutina o algoritmo que realiza automáticamente esta conversión. 







Lo bueno es que se puede hacer desde cualquier software CAD. 
Hoy en día lo que debes hacer es generar una exportación desde tu software CAD, por ejemplo: Inventor, 3D MAX, SolidWorks, Top Solid, etc., de tu modelo a formato Stereolitográfico o STL. 
Guardas el archivo y listo. 
Es un proceso bastante simple, sin embargo no por eso se debe dejar de darle la importancia necesaria.







Si tu versión de software es muy antigua y no posee esta funcionalidad, busca plugins para tu software que te permitan hacer la exportación de tu prototipo a STL. 







Ya se han creado varios para que no tengas que tu crear una sub-rutina que lo haga. 
De todas maneras si eres de los que les gusta re-inventar la rueda en internet existen varios sitios donde se muestran rutinas de exportación a STL para que lo hagas tu.







Posibles problemas al generar un archivo STL

Como les mencionaba la generación de un STL es un algoritmo que ejecutan los programas y en el tiempo, a pesar de ser una rutina bastante sencilla, han aparecido algunas variaciones que hacen que algunos software CAD no hagan una buena transformación a STL, o bien no todos la hagan igual. 







Por lo tanto es importante siempre revisar que el modelo en STL tenga todos sus puntos unidos y no existan agujeros en él, de lo contrario se pueden generar problemas al momento de imprimir tu modelo. 
El problema es que si no lo revisas te enterarás cuando ya hayas impreso.







Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario