sábado, 23 de agosto de 2014

COMO ELEGIR UN ANILLO DE DIAMANTES -- RESUMEN





La búsqueda de su alma gemela puede ser un desafío, pero la compra de un anillo de compromiso que les encantará es más fácil de lo que piensan y es una tarea de dos.
Desde luego que con el pasar del tiempo el significado de éste símbolo ha cambiando, aunque no mucho. 








. Para los antiguos griegos los diamantes eran fragmentos de estrellas caídos sobre la Tierra. 
Hasta el siglo XV, sólo los llevaban los reyes por su símbolo de tenacidad, coraje, fuerza y de invulnerabilidad.








. La costumbre de entregar un anillo como símbolo de compromiso de casamiento, nació en el siglo XV, cuando el Archiduque Maximiliano de Austria le entregó uno a María de Borgoña. 
Con el paso de los siglos se convirtieron en el símbolo de la fidelidad y del amor por excelencia, por ello se conserva la tradición de regalar una joya con diamantes en el momento del compromiso.








. La Naturaleza nos ha regalado estas escasas y excepcionales piedras, nacidas desde la fuerza y las altas temperaturas del interior de la corteza terrestre. 
Están formadas por átomos de carbono puro dispuestos en forma cúbica, característica que les aporta su extraordinaria dureza.







Los diamantes tienen tres cualidades extraordinarias:

. Poseen la cualidad de reflejar la luz. 
Cuando se corta, recoge la luz dentro de sí mismo, emitiéndola en una lluvia de fuego y brillantez.






. Es la única piedra mineral compuesta por un solo e inalterado elemento, por lo cual es la piedra preciosa más pura.







. Es una de las sustancias más duras conocida sobre la tierra.
 El acero no puede cortarlo, el único material que lo corta es otro diamante.
Estas cualidades hacen de un anillo con diamantes el símbolo perfecto para cerrar un compromiso.







La compra del diamante

A la hora de comprar, un diamante muy grande será más caro por el hecho de que las piedras son raras y escasas, aunque no se debe comprar un diamante sólo por su tamaño, hay que tener en cuenta que se valoran también según las cuatro "C": Color, Claridad, Corte y quilate (quilate es "karat", que en inglés suena igual que una "c").






Ahora bien, es momento de elegir el anillo de compromiso, un anillo que sea único y hermoso.
La gran mayoría de los diamantes que se venden en el mundo, son de tamaños más o menos comerciales y su precio se determina mundialmente por cuatro factores:







Las 4 C’s de los diamantes


Talla: un diamante bien tallado consta de 58 o 57 facetas que se encuentran alineadas perfectamente para maximizar el brillo de la piedra, permitiendo así que la luz se refleje internamente de una faceta a otra para después dispersarse por la parte superior del diamante. 
Si el corte no es preciso entonces la luz escapará antes de que pueda ser reflejada. 
El corte es muy importante porque un diamante tallado de manera proporcional será aún más valioso.




Color: a primera vista, la mayoría de los diamantes son incoloros, sin embargo, existen diferentes tonalidades que ayudan a su clasificación, que van desde la D (incoloro) hasta la Z (amarillo). 
La variación de estos tonos se debe a residuos de elementos como el nitrógeno o el boro que se incorporan al diamante en el momento de su formación, por lo que un diamante sin color es extremadamente raro, pero también son muy raros los diamantes con colores fuertes como el rojo, azul, rosa, verde etc. A estos colores se les conoce como “Colores Fancy”. 
Estos diamantes pueden ser tan valiosos como los incoloros.




Pureza: gracias a la naturaleza cada diamante es único. 
Cada uno posee pequeñas huellas formadas por minerales atrapados durante el proceso de cristalización, a estas características naturales se les llaman “inclusiones”. 
La cantidad, color, origen, tamaño y posición son las que determinan la pureza de un diamante. 
Mientras menos inclusiones tenga la piedra, es mayor su rareza y valor.




Peso en quilates: un quilate es la unidad de peso, no de tamaño, que utiliza un gemólogo para pesar un diamante. 
Un quilate se divide en 100 puntos, por ejemplo, un cuarto de quilate equivale a 25 puntos, medio quilate a 50 puntos. 
El peso de un diamante es importante debido a que las piedras de mayor peso son más escasas que las pequeñas, sin embargo, debe tomarse en cuenta el color, el corte y la pureza, ya que la combinación de estas 4 características son las que determinan el valor del diamante.







Ahora que conocen sus características, seguro su elección será la más acertada y segura. Recuerden que esta será una joya para toda la vida.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario