sábado, 9 de agosto de 2014

PERIDOTO -- TESORO DE PIRATAS





El Peridoto es una piedra considerada como una de las favoritas de los piratas. 
En la antigüedad, el peridoto o piedra de nacimiento agosto como le se refiere en la actualidad, fue descubierta en Egipto. 







Especie: Olivino
Color: Amarillo-verde, verde oliva, parduzco
Composición química: (Mg, Fe) 2SiO4 silicato de hierro y magnesio
Sistema cristalino: Ortorrómbico; prismas cortos compactos, estriados verticalmente
Dureza: 6.5-7 (escala de Mohs)
Gravedad específica: 3,28 a 3,48
Índice de refracción: 1.650 -1.703
Birrefringencia: 0,036 a 0,038
Color de la raya: Blanco,
Espectro de absorción: 497, 495, 493, 473, 453

Fluorescencia: Ninguna







La piedra era regalada a los amigos de los faraones y los comerciantes ricos. 
Las joyas, collares y pulseras de la familia real se hacían de peridotos. 
En algunos casos, la piedra era considerada como la piedra adecuada para familias específicas, cuyo linaje se identificaba a través de la piedra peridoto.







En el norte de Inglaterra, y en Europa la piedra ganó popularidad después que un obispo le regaló una piedra a un ser querido proclamando que era mucho mejor que un zafiro.








A mediados del siglo 18, la piedra se hizo popular como el tesoro favorito de los piratas.







En la Antigüedad, el peridoto se montaba en oro para potenciar sus propiedades que, en general, se suponía, eran las de contrarrestar los hechizos y alejar los malos espíritus. 
Para ello, también era común llevarlo insertado en pelo de asno, como pulsera, en el brazo izquierdo.







Era muy común en la joyería romana y griega y empezó a ser muy popular desde 1500 a. C., cuando los egipcios comenzaron a extraerlo en la isla volcánica Zabargad (St. John), a unos 80 kilómetros de la costa egipcia en el Mar Rojo. 
Los antiguos egipcios la conocían como “gema del sol”. 
La extraían de noche ya que era más fácil encontrarlas por el brillo de la piedra, creían que se volvía invisible con la luz del sol.







Según cuentan era la piedra favorita de Cleopatra. 
Los sultanes otomanos reunieron la mayor colección durante su reinado de 600 años. 
En la Biblia se le menciona con el nombre hebreo de “pitdah”. 
Eran utilizadas junto con otras gemas en los petos de los sumos sacerdotes judíos. Napoleón usó peridoto para asegurarle a la emperatriz Josefina su eterno amor y admiración, eso claro, antes de que él anulara su matrimonio.







Los cruzados la trajeron a Europa. 
En la Edad Media se utilizaba para la decoración de objetos religiosos, era la piedra favorita en el barroco. 
A comienzos del siglo pasado, los carruajes solían llevar un amuleto de peridoto para prevenir los ataques de ladrones en los caminos solitarios.








La tradición popular dice que es eficaz para atraer la sorpresa, para disfrutar de agradables imprevistos. 
Previene los ataques y los accidentes y se dice que puede producir mejoras repentinas en enfermedades crónicas. 
La leyenda asegura que quien lleve como amuleto un colgante o sortija de peridoto encontrará en amor repentinamente.








Como medicina se utilizaba contra el asma y la fiebre y hoy, todavía, algunos círculos lo utilizan para contrarrestar hemorragias y tratar estados depresivos.



 



Insertada en un anillo o llevado en la mano izquierda, podría evitar la melancolía y hasta la locura y, según algunas leyendas, va a poner también en fuga los demonios y los fantasmas.








Su estado natural es el chakra del corazón, salvaguardando los equilibrios y descartando las influencias nefastas. 







Como con la esmeralda, hay que evitar de asociarla a otras gemas porque si no, va a ver sus propiedades multiplicadas en lugar de reducirlas pero desviadas de su objetivo, porque va a buscar de dominar los otros efectos.







Se creía que los comerciantes de aquí que la vendían habían conseguido una riqueza inexplicable para los residentes de la isla. 
Con el tiempo, la popularidad de la piedra atrajo a los piratas de alta mar que rodean Egipto.








Muchos de los tesoros de piratas recuperados han puesto de manifiesto la importancia del peridoto. 
En la época reemplazó completamente al zafiro y diamantes, debido a su rareza, recordemos que en la época solo se conseguía en una mina en Egipto. 







Su claridad y líneas estrictas lo convirtieron en uno de los tesoros más populares para los piratas. 
Nunca se encontró en las cajas normales de tesoros, pero si siempre en el botín del capitán, escondido lejos y con mucho cuidado. 
Esto mostró que estaba muy atesorado incluso entre los antiguos piratas. 
De hecho hoy en día, los buscadores de tesoros que encuentran la gema creen que han encontrado los más raros y más preciado de los botines.








Se creía que podía conceder a los usuarios poderes mágicos y una gran influencia sobre las ovejas. 
Esto traducido significa que el usuario podría fácilmente influir en la gente a su alrededor y por lo tanto conseguir mucho poder. 
Como es popular en las leyendas, los piratas buscaron gemas que creían poseer poderes mágicos de un tipo u otro. 







Se cuentan historias de cómo hicieron frente a los fuertes vientos y las aguas altas para conseguir las gemas más raras. 







Por otra parte, los piratas creían que cuando encontraban la gema, tendrían un año excelente, con grandes hallazgos y aumento de los beneficios. 







Los consumidores y los cazadores de tesoros a menudo se sienten atraídos por la naturaleza verde oliva de la piedra. 
La piedra se ha vuelto tan popular que ahora se considera estar compitiendo con las piedras más grandes, como el zafiro. 







Hoy en día, se encuentra en varias variaciones de color, incluyendo amarillo ardiente, pero el verde oliva original, sigue siendo el más buscado.







Suelen ser piedras de considerable tamaño; una de las más grandes encontradas, de 319 quilates, se encuentra en el Smithsonian Museum de Washington.







Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario