miércoles, 10 de septiembre de 2014

CONSEJO SIMPLE





Cuando se presenta un cliente con el dedo demasiado inflamado por el uso de un anillo o sortija demasiado pequeño y no soportan el dolor y no hay espacio para usar tijeras o pinzas, les recomiendo lo siguiente.







Se limpia la mano con alcohol dos veces, para el próximo paso la mano debe estar muy limpia.







A continuación, se les pide que se limpien la mano con una toalla desechable y se coloca un poco de mercurio en el anillo, con la finalidad de que este se una al oro del anillo formando una amalgama y lo vuelva quebradizo.







El mercurio tiene la particularidad de unirse al oro formando una masa quebradiza.







Se deja dos minutos en contacto el mercurio con la banda del anillo de oro, posteriormente, se junta el mercurio sobrante en un recipiente de vidrio y posteriormente se golpea el anillo con un martillo pequeño por la zona en donde se aplicó el mercurio. 







Con esto el anillo se quebrará de manera fácil y sin causar dolor alguno a la persona.







Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario