viernes, 12 de septiembre de 2014

JOYERÍA GENERATIVA





Qué es la joyería generativa.
     
Post publicado en http://joyeriagenerativa.blogspot.com.es/2014/09/que-es-la-joyeria-generativa.html
Y republicado con autorización de ellos.
Gracias Daniel







La joyería generativa es el uso de procesadores de algoritmos gráficos y codificación en diseño computacional de joyería. 







No se diseña un anillo en 3d, sino que se diseña el sistema que genera el anillo. 
Es un cambio paradigmático en diseño CAD, y es especialmente interesante para el sector de la joyería, diseño de producto e impresión 3D, tanto para fabricación en masa como para la fabricación artesanal.







El diseño de comienzos del siglo XXI

El diseño generativo/algorítmico se ha popularizado en los últimos años, sobretodo en arquitectura, gracias a Grasshopper, un plugin para Rhinoceros desarrollado por McNeel, que todavía está en desarrollo (y por ahora es gratuito/libre) y que cuenta con una magnífica comunidad activa y dispuesta a ayudar, donde desarrolladores comparten sus propios plugins para GH con nombres como Anémona (recursividad), Canguro (simulaciones físicas), Pájaro tejedor (remallado orgánico) o Galápagos (algoritmos evolutivos). 







Grasshopper es un editor gráfico algorítmico que permite generar scripts o guiones de código sin necesidad de saber programación, utilizando un entorno visual con cápsulas/componentes que se enchufan a parámetros de entrada y salida para procesar la geometría y los datos. 







También permite visualizar tu scripting en lenguajes de programación orientado a objetos como C# (se lee C sharp), Visual Basic o Python, incluso se puede vincular con programas como Excel, SketchUp, Autocad, Photoshop, Revit, GoogleDocs... hasta interactuar en web, con robots o dispositivos externos como una tablet o un smartphone.







Si usted es diseñador/joyero debería conocer RhinoGold, un plugin de Rhinoceros específico para joyería, desarrollado por TDM Solutions (¡son de Barcelona!) que dispone de potentes funciones paramétricas con su propia interfaz con las que se puede diseñar una joya interesante rápidamente. 








Es de pago y su aprendizaje es relativamente fácil con unos cuantos tutoriales, sin embargo, muchos usuarios lo consideran demasiado rígido por limitar las posibilidades del diseñador a las funciones específicas del programa, que tiene muchas, pero una vez ejecutadas no podrás modificarlas. No obstante, RhinoGold es indispensable para diseñadores de joyas, no sólo por ser de los mejores software de joyería del mercado, también porque facilita la exportación en STL para prototipado o imprimir en 3d.







Hasta donde yo sé, el diseño de joyas 3d no está demasiado extendido en España. Muchos joyeros defienden la fabricación artesanal como marca de identidad y exclusividad frente a la fabricación digital y en masa, y el mercado de alta joyería responde bien a ello. Yo estoy graduado en Procedimientos Técnicos de Joyería Artística y Diseño Escuela Atlántico de Vigo, y para mi la magia de éste arte -tan antiguo como la propia humanidad- está en la maleabilidad de los metales nobles, en cómo a partir de una chapa e hilo de metal se puede llegar a modelar formas orgánicas y acabados fantásticos, que van más allá de meros complementos decorativos para convertirse en obras de arte, en este blog iremos viendo cómo combinar las nuevas tecnologías como la fabricación artesanal. 







Si entendemos la vanguardia en diseño como la emergencia o lo más avanzado, sin duda el diseño de comienzos del siglo XXI es generativo y su aplicación en joyería no va opuesto a la joyería convencional, más bien al contrario, nuevas herramientas, nuevas posibilidades.








Producción generativa

Un modelista 3d convencional puede diseñar una pieza teniendo la opción de guardar el historial del proceso para volver a una función previa como si del ctrl+z se tratara, y rediseñarlo desde ese punto. 

Este desarrollo rígido se traduce es más coste por horas de trabajo si se pretende algo más que adquirir un modelo tridimensional, si se necesita modificarla para personificarla y adecuarla al cliente; o variar la cantidad, el tamaño o la talla de piedras de un pavé; o hacer una colección de varias piezas; implicaría más horas de trabajo que un modelista algorítmico resolvería en muy pocos minutos.







En cambio, un modelista paramétrico/generativo/algorítmico no se limita a crear un modelo tridimensional en función de un diseño concreto, si no que desarrolla el proceso que genera posibles soluciones para un diseño en función de las condiciones dadas, como haría un programador. Esto aplicado a joyería significa:








La variación rápida de los parámetros de una pieza: como tallas, grosores, distancias, cantidad de piedras... en función de los parámetros establecidos, personificación al máximo.
Automatizar el proceso de diseño creando tus propias funciones/componentes y más formas de reducir horas de trabajo, todo el proceso es editable.
Programar colecciones de variaciones de un diseño, manteniendo la exclusividad en todas ellas pero similares en su conjunto, incluso posicionadas directamente para prototipado.
Crear bocetos mucho más rápido, y aunque Grasshopper no dispone de renderizador propio, se puede vincular directamente con motores como Vray, Maxwell o Rhino.







Un sin fin de nuevas formas que nos acercan más a la naturaleza: fractales, mallas orgánicas, aleatoriedad, pavé con piedras de distintos tamaños... la imaginación es el límite.
Optimizar costes de material estudiando el diseño, con análisis estructural o utilizando algoritmos evolutivos para reducir grosores, formas o minimizar superficies.
Subir la parametrización a una página web para que el cliente interactúe con el diseño o visualizar el modelo tridimensional con un iframe en tu propia página.
Especializar el diseño para fabricación digital mediante nuevas tecnologías: cnc, maquinas de corte laser o impresoras 3d.







Producción artesanal

Nada como el encanto de producir una joya a mano o presentar un boceto bien dibujado a mano, pero sin duda para mi mejora mucho cuando se combina con las nuevas tecnologías. Esta clase de editores gráficos ofrecen más herramientas a los diseñadores para crear y combinar su destreza artística con diseños paramétricos.







Grasshopper también es interesante para el diseño gráfico en 2d, y un joyero podría utilizarlo para imprimir un dibujo interesante y utilizarlo como plantilla para calar o cortar una chapa fácilmente. Pero además, hay muchos componentes que permiten desenrollar superficies tridimensionales en un plano y con ellas reconstruirlas a mano. 







Esto está limitado al tipo de superficie pero es realmente interesante para casos concretos. Por otra parte, está Pepakura, un estupendo software libre muy fácil de usar que hace esto en mallas, descompone todas sus caras según los cortes establecidos y además le añade solapas para poder construirlas en papel.







A continuación vemos un ejemplo de un busto expositor para colgantes, a partir de un cuerpo de mujer descargado gratuitamente por internet, se cortó la parte necesaria en Rhino, y en Grasshopper se utilizó esa definición para reconstruir la malla en facetas, y se podría hacer lo mismo con cualquier otro objeto/malla en menos de un minuto. 







Una vez hecho se pasó a Pepakura, se eligieron las aristas de corte y se descompuso en plantillas bidimensionales. 
Se escalaron en Photoshop para dejarlas a escala natural 1:1 y tras imprimirlas se recortaron en cartón pluma y se reconstruyó la figura.







La joyería generativa es una nueva emergencia en diseño de joyas y requiere promocionarse en el sector para dar a conocer sus ventajas, tanto para diseñadores como para fabricantes y clientes. 







Cada vez más, el diseño se está mezclando con la programación para ofrecer nuevas soluciones, nuevos enfoques y nuevas formas de producir, que no sólo tienen un carácter innovador, si no que permiten adaptarse individualmente a las formas de negocio que ofrezcan personificación y máxima cercanía al cliente, exclusividad o producción en masa, diseños originales e innovadores y con aspiraciones de crecer y mejorar.






Para diseñadores, iremos viendo como aprender a utilizar Grasshopper desde cero y en español. 
Puede parecer difícil al principio, quizás nunca antes haya oído hablar de algoritmos gráficos o codificación, pero una vez que se conoce lo básico y la funcionalidad de sus componentes, se sorprenderá de lo rápido que realiza diseños interesantes e inalcanzables con otros programas. 







Yo soy un autodidacta puro en este programa, y para mí es mucho más intuitivo que los software 3d convencionales, ya que se trabaja directamente con la geometría y los datos. 
Aunque es recomendable, no creo que sea necesario tener experiencia previa en 3d para entender cómo funciona este programa, por que utiliza una interfaz muy sencilla de comprender, con herramientas para tratar con geometría compleja.









Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario