domingo, 12 de octubre de 2014

UN DIAMANTE SINTÉTICO TAMBIÉN ES PARA SIEMPRE

 


'A diamond is forever' 

Probablemente, es uno de los eslóganes más afortunados de la historia de la publicidad, acuñado por la firma De Beers en 1948 para fomentar la compra de diamantes como símbolo de compromiso. 







Más de medio siglo después la industria del diamante ha atravesado complicaciones que ha logrado sortear con éxito, pero, puede que el reto que afronta ahora sea el más importante al que ha tenido que encarar a lo largo de toda su historia: la entrada en el mercado, de diamantes sintéticos de igual calidad, pero a menor precio que los naturales.








Para muchos se trata de una crisis puesto que es imposible detectar las diferencias entre ambos si se carece de costosos equipos y esto puede conducir a una revolución que acabe desvirtuando el valor de esta gema. 







Para otros, también conocedores de la industria, se abre la gran oportunidad de ampliar mercados y clientes.








Sin duda es una oportunidad. 
Pero para que se materialice hay que tener en cuenta dos aspectos.








El primero es la confianza. Y para obtener esa confianza tanto el profesional como el cliente final deben saber con certeza que no se les está vendiendo algo que no es. 
Ahí está la labor de la cadena de distribución (Bolsas de diamantes, asociaciones, fabricantes, laboratorios...) para expulsar del mercado a aquellos indeseables que pretendan vender ‘gato por liebre’.







2 La otra cuestión es el propio nombre. 
A día de hoy sintético es una palabra que suena mal. 
Es sinónimo de falso, barato, o de mala calidad. 
Algo que uno compra porque no le alcanza para adquirir otra cosa mejor.








Sin embargo, el diamante sintético no tiene por qué verse como un sucedáneo. Simplemente es una gema con la particularidad de que está fabricada en un laboratorio. 







Que el hombre haya sido capaz de recrear una de las grandes maravillas de la naturaleza es ya un slogan por sí mismo, por no hablar de otros aspectos como su origen más ecológico y su precio más asequible.



 colored diamond engagement rings 2




Sin duda aprender a conjugar estas y otras cuestiones es el gran reto del Sector y nos consta que ya se están poniendo las bases para afrontarlo.



 colored diamond engagement rings 3



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario