lunes, 17 de noviembre de 2014

POMPEYA, SU HISTORIA Y SUS JOYAS




Pompeya era la ciudad de vacaciones de los romanos, ubicada al sur de Nápoles, en la costa occidental de Italia. 
Muchos romanos ricos tenían casas de campo allí. 





Pompeya tenía una población de cerca de 20.000 personas.  
Esta era una zona de gran actividad volcánica, y el 24 y 25 de agosto el año 79 d.C. la ciudad fue sepultada por la erupción del monte Vesubio. 





La mayoría de personas huyeron de la erupción en su inicio, pero se estima que 2.000 personas optaron por quedarse y fueron enterradas por  la erupción junto con la ciudad. 
La mayor parte del material que cubría Pompeya era piedra pómez, muy liviana y ceniza.





La mayoría murió a causa de una explosión de gases venenosos. 
La erupción se prolongó durante casi un día, y al final Pompeya quedó enterrada bajo unos siete metros y medio  de material volcánico, y la ciudad de Herculano, vecina de Pompeya hacia el norte, con 20 metros del mismo material.





Estas dos ciudades  quedaron en el recuerdo de los pueblos, con el paso del tiempo se perdieron los lugares exactos, y  fueron re-descubiertos en la década de 1700. 





La excavación se inició en esos años, pero sirvió solo para saqueo y robo de lo que pudieron encontrar. 





No fue sino hasta mediados del 1800 que se inició un registro del descubrimiento. 
La piedra pómez  y las cenizas mantuvieron con los años la ciudad intacta. 





Aunque las paredes y los techos se derrumbaron, el  pueblo y sus  pertenencias quedaron tal como estaban cuando ocurrió el desastre. 





Muchos tomaron su oro y joyas, y trataron de escapar, pero todo fue en vano.  
Fue sorprendente ver lo poco que los objetos cambiaron con el transcurso de los siglos.





Hubo un testigo ocular de la erupción, “Plinio el Joven”. 
Él observó la erupción desde Miseno a través de la bahía, a 30 kilómetros, teniendo una visión muy amplia del golfo y del Vesubio. 





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario