viernes, 5 de diciembre de 2014

EL ORO DE UR




Ur era una importante ciudad-estado de Sumeria en la antigua Mesopotamia, situada en el lugar de la moderna Tell el-Muqayyar en el sur de Irak. 





Aunque Ur fue una ciudad costera cerca de la desembocadura del Eufrates en el Golfo, la costa ha cambiado y la ciudad se ha convertido en interior, al sur del Eufrates,16 kilómetros (9.9 millas) de Nasiriya.





La ciudad data de alrededor del año 3800 antes de Cristo. 
Según una estimación, Ur era la ciudad más grande en el mundo de c.2030 a 1980 antes de Cristo.





Las investigaciones indican que el área fue golpeada por una gran sequía alrededor de los años 2200-2000 aC.





Cerca de los edificios del templo en el centro de la ciudad de Ur, hay un vertedero construido a lo largo de siglos. 





Las necrópolis real de Ur se descubrió en el 1922 por el británico Sir Leonard Woolley, está situada al sur-este del gran Zigurat de Ur y consta de unas 1850 tumbas que fueron utilizadas en el periodo comprendido entre el 2650 y el 2050 a.C. las cuales acabaron squeadas cuando los elamitas entraron tras la conquista de Ur y que a la postre acabaría con la cultura Neosumeria.





No se puede utilizar la zona para la construcción, el pueblo de Ur comenzaron a enterrar a sus muertos allí.





El cementerio fue utilizado entre alrededor de 2600-2000 aC, y cientos de enterramientos se hicieron en pits.





Muchos de ellos contenían materiales muy ricos. 





Tras el descubrimiento de las tumbas, Sir Leonard Colley no comenzó de inmediato las excavaciones debido a la falta de preparación de su grupo de trabajo teniéndolas que retrasar hasta 1926, de las 1850 tumbas, 16 destacan por la calidad y riqueza de los objetos encontrados en ellas y aunque muchas de ellas fueron expoliadas dos permanecieron intactas, existiendo la creencia que pertenecieron a reyes sumerios, siendo los mas importantes en cuanto a la riqueza de su ajuar los de la I Dinastía de Ur y destacando reyes como Meskalamdug, Mesanepada, Shulgi y Amar-Sin y a miembros de la familia real como, Puabi y Abargi.





El arqueólogo británico Leonard Woolley descubrió la tumba de Puabi, que fue excavada por su equipo, junto con algunos otras 1.800 tumbas en el "Cementerio Real de Ur" entre 1922 y 1934.





La tumba de Puabi era único entre las demás excavaciones, no sólo por la gran cantidad de ajuares bien conservados y alta calidad, sino también porque su tumba había sido tocado por los saqueadores a través de los milenios.





A lo largo de una pared, tres liras y arpas deterioradas por el tiempo. 





Woolley describe el paisaje como si el último hombre tuviera su brazo sobre el arpa, sin duda habría tocado hasta el final.





Los individuos eran enterrados en ataúdes de madera, mimbre o arcilla o simplemente fueron envueltos en una estera, junto a ellos apareció su ajuar funerario constituido por piezas de gran valor fabricadas en oro, plata, lapislázuli, madera o conchas a la par que objetos de exquisita orfebrería e incalculable valor.

También cabe destacar que en una de ellas, en la cámara de la "Princesa" Puabi, aparecieron hasta 70 sacrificios humanos.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario