viernes, 16 de enero de 2015

EL MAGNETISMO EN LOS DIAMANTES




Diamantes: Naturales, de imitación y Sinteticos

Los diamantes naturales son magnéticamente inertes o sea diamagnéticos. 
Han sido imitados con muchos materiales como la Moisanita, el Titanato de estroncio, el rutilo sintético, el gadolinio galio granate (GGG), y el Itrio aluminio granate (YAG).






Con mucho, la imitación más común hoy en día es el circonio cúbico (CZ), un óxido de circonio. 






Todas las imitaciones de diamantes incoloros son inertes (diamagnéticos), con la notable excepción de GGG. 
La respuesta de atracción al imán del GGG lo identifica rápidamente. 
No hay otras gemas incoloras que muestren una respuesta tan magnética. 
Aparte de GGG, pruebas magnética no pueden ser utilizado para distinguir los diamantes incoloros naturales de las imitaciones.


                     
Diamante natural inerte                                               GGG se imanta


Los diamantes naturales: 
La mayoría de los diamantes naturales son incoloros, pero también se encuentran en una variedad de colores. 
Amarillo, rosa y azul son los más comunes. Estos colores pueden ocurrir naturalmente, pero son raros. 






La mayoría de los diamantes de colores que encontramos en el mercado han sido tratados con irradiación, calor o una combinación de varios procesos para crear color. 

Ninguno de estos tratamientos afectan la respuesta magnética del diamante natural, que es, con raras excepciones, inerte.



Diamantes naturales tratados de todos los colores son inertes


Imitaciones de Diamantes de color, CZ y YAG:

CZ y YAG se distinguen como imitación por su atracción magnética. 
Estas gemas de laboratorio pueden imitar diamantes amarillo, rosa y azul bastante bien.

El CZ amarillo muestra una respuesta magnética moderada, probablemente debido al colorante de tierras raras cerio. 






El YAG amarillo se colorea con titanio y muestra una respuesta inerte.

Diamantes naturales tratados de todos los colores son inertes.

No todos los CZ amarillos son magnéticos.






La respuesta magnética en cualquiera de estas imitaciones varía con los tipos y concentraciones de dopantes (agentes colorantes) utilizados durante la fabricación. 

Los dopantes pueden ser metales de transición o metales de tierras raras. 






Afortunadamente, los dopantes de tierras raras a menudo producen espectros de absorción que se puede ver claramente con un espectroscopio de mano. 






Estos espectros pronunciados no se ven en los diamantes naturales. 
El CZ rosa muestra una respuesta de atracción al imán debido al erbio y al holmio, unos dopantes de tierras raras. 






El YAG color rosa pálido se dopa de manera similar y también muestra una respuesta magnética, pero la respuesta es mucho más débil debido a concentraciones más bajas de los dopantes magnéticos. 






El YAG rosa oscuro muestra una respuesta magnética y tiene una densidad que es tan alta como el de CZ (5,7) debido a una inusual alta concentración de erbio.


                          
CZ Amarillo (Moderadamente magnética                        YAG Amarillo (inerte)


                        
CZ rosa es magnético Pink CZ                                       YAG magnético


El CZ azul es, probablemente, coloreado por cobalto en baja concentración es por lo tanto inerte.
El YAG azul es débilmente magnético debido al dopante de neodimio de tierras raras. Cualquier atracción magnética encontrada en gemas transparentes durante las pruebas elimina al diamante natural como una posibilidad


                 
CZ azul es inerte                                                       YAG débilmente magnéticos


CZ y YAG también pueden ser incoloros, y éstos no se pueden distinguir por la respuesta magnética de los verdaderos diamantes, todos son inertes. 

Estas imitaciones son incoloras y tienen índices de refracción que son demasiado altos para ser medidos con un refractómetro estándar. 
Para detectar una imitación, podemos medir la densidad (gravedad específica) o utilizar un probador electrónico.



HPHT diamantes sintéticos


Los dopantes utilizados en los diamantes sintéticos no causan atracción magnética. 
Los dopantes utilizados son los mismos elementos que se encuentran en centros de color en los diamantes de colores naturales, boro para el color azul y nitrógeno para el color amarillo. 






Estos elementos son no metales, y no son magnéticos. 
La irradiación (natural o de laboratorio) puede inducir el color rosa, así como el color azul. 
La atracción magnética que vemos en los diamantes sintéticos incoloros y de color fabricados en condiciones de alta presión y alta temperatura (HPHT) se debe a inclusiones ferromagnéticos de hierro y níquel que están presentes como remanentes del proceso de fabricación. 






A menudo, estas gemas serán recogidos por un imán. Cualquier atracción magnética en absoluto, débil o fuerte, apunta hacia un diamante sintético que contiene partículas metálicas. 
Tanto el método directo y el método de flotación pueden ser utilizados para identificar los diamantes sintéticos


                  
Método Directo: Un diamante sintético HPHT pegado al imán

Método de flotación: Un diamante HPHT amarillo con una fuerte respuesta


Casi el 60% de los diamantes hechos por el sistema HPHT probados podría ser detectado con un imán, ya sea por el método directo o el método de flotación. 
Esto sugiere que los joyeros pueden utilizar el método directo para escanear rápidamente un paquete de diamantes naturales con un imán para detectar los sintéticos.






Los resultados del estudio encontraron que el 85% de los sintéticos HPHT de más de medio quilate de peso fueron magnéticamente detectables. 






Aunque es raro, casi todos diamantes sintéticos de más de 1 quilate son amarillos y hechos por HPHT, y casi todos contienen metal suficiente para ser detectado con un imán. 






Por desgracia, no todos los diamantes sintéticos HPHT contienen inclusiones metálicas detectables, y por lo tanto no todos se pueden identificar por un imán. 






Una prueba con una varita magnética milimétrica puede ser útil para identificar diamantes sintéticos HPHT, así como la detección de las imitaciones magnéticas como GGG rosas y CZ amarillos y rosas y YAG azules. 






Un probador electrónico de diamantes y Moisanitas nos puede decir si cada gema individual en una pieza de joyería es diamante o una imitación. 






Pero algunos de los diamantes podrían ser creados en laboratorio y no naturales. 
En este caso, una varita milimétrica puede venir muy bien. 





No todos los diamantes sintéticos son creados por el proceso de HPHT. 
La entrada más reciente en el mercado de diamantes creados por el proceso CVD, deposición de vapor químico. 






Este proceso no implica flujo metálico. 
CVD diamantes sintéticos son magnéticamente inertes y no pueden separarse de los diamantes naturales por la respuesta magnética. 






Este tipo de diamante sintético no es todavía común en la joyería, pero eso puede cambiar. 






Resumiendo aún debemos confiar en nuestro joyero para que nuestras joyas tengan diamantes naturales, como nosotros diseñadores confiamos en nuestros proveedores.
Por otro lado las inclusiones continúan siendo un buen indicados de un diamante natural.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario