martes, 6 de enero de 2015

LA CRISOCOLA MINERAL DE COBRE




La crisocola es un mineral del grupo de los Silicatos, subgrupo Filosilicatos. 
Es un silicato de cobre hidratado de fórmula (Cu,Al)4H4 (OH)8 Si4O10 ·nH2O), a veces denominado "cobre silíceo".






En minería ha sido empleada para la extracción de cobre, aunque no es muy apreciada comparado con otras menas del cobre, más rentables.




Podemos observarlo formando incrustaciones en la roca, en masas estalactíticas o bien rellenando vetas, con un intenso color verde brillante a azulado. Los ejemplares de mayor pureza, una vez pulidos llegan a ser piedras ornamentales muy apreciadas.





General
Categoría Minerales filosilicatos
Clase 9.ED.20 (Strunz)
Fórmula química (Cu,Al)4H4 (OH)8 Si4O10 ·nH2O





Propiedades físicas
Color Verde a azul, a veces pardo
Raya Blanca
Lustre Vítreo a deslucido
Transparencia Trasnslúcido a opaco
Sistema cristalino Ortorrómbico
Hábito cristalino Masivo, nodular o botroidal
Exfoliación Ninguna
Fractura Concoidea
Dureza 2,5 a 3,5 (escala de Mohs)
Tenacidad Frágil
Densidad 1,9 a 2,4 (variable hasta >3)
Índice de refracción nω = 1,460 nε = 1,570
Birrefringencia +0,110
Propiedades ópticas Uniaxial (+)
Solubilidad Se descompone en ácido clorhídrico
Fluorescencia No fluorescente





La crisocola es una mineral de formación secundaria, se forma en la parte superior de los yacimientos de cobre, la llamada zona de oxidación, por lo que es fácil encontrar la crisocola asociada a otros minerales del cobre como son la cuprita, azurita, malaquita y otros muchos minerales secundarios del cobre, como la limonita. Esta característica hizo que fuera usada por los mineros de la antigüedad como indicador en la superficie de yacimientos de cobre.





La Crisocola se encuentra generalmente formando masas Botroidales o redondeadas y cortezas, o obturaciones de venas. Debido a su color claro, a veces es confundido con la turquesa.





Entre los lugares con mayores depósitos de Crisocola localizados se encuentran Israel, República Democrática del Congo, Chile, Cornualles en Inglaterra, y Arizona, Utah, Idaho, Nuevo México y Pensilvania en los Estados Unidos.





Su nombre proviene del griego chrysos, "oro", y kolla, "pegamento", en alusión al nombre del material que usaban para soldar el oro en la antigua Grecia. 
Los primeras crónicas que hablan de su uso lo datan en torno al año 315 a.c. Teofrasto alude a la crisocola como elemento para soldar el oro.






Los egipcios honraban a crisocola como piedra que sabía que tenía la facultad de transmitir a su portador una relación amorosa donde entraba el espíritu ya que es un mito antiguo donde la crisocola era una piedra de esperanza protegida al usuario contra su alma.




Un estudio de 2006 ha arrojado evidencias de que la crisocola podría ser una mezcla microscópica de mineral de hidróxido de cobre spertiniita, sílice amorfa (probablemente calcedonia u ópalo) y agua.





Es la piedra femenina por excelencia, y simboliza al agua y  la luna. Ha tardado siglos en manifestarse a la humanidad, pero cuando lo hizo difundió inmediatamente su inconfundible mensaje de paz y bienestar. 
Proporciona armonía emocional, y su aplicación más importante es sobre el chakra del corazón durante las terapias, o como colgante para poner bajo control los arranques emocionales desproporcionados o erróneos. 
También se aplica sobre el chakra laríngeo para aliviar problemas en las tiroides, trastornos del habla, laringitis, contracturas en el cuello y espalda.


 


Con su acción serena, alivia y consuela.
Calma la irritación y la ira, y reduce la agresividad, infundiendo comprensión y paz.
Cicatriza las heridas emocionales, enseñando a conquistar por la sensibilidad y la vulnerabilidad positiva.
En la mujer, induce a la generosidad, compasión y maternalismo.





Físicamente la crisocola tiene propiedades muy diversas. Es desintoxicante, refrigerante, baja la presión sanguínea, reduce la fiebre, es relajante y combate los calambres. 





Tiene efectos positivos en el hígado, la tiroides, los pulmones, los riñones, el páncreas, los intestinos, la garganta, las amígdalas, la artritis y artrosis, la fibromialgia, quemaduras, los huesos, la digestión y regula la producción de insulina. 






La crisocola es ideal para trastornos femeninos, ya que regula las glándulas y hormonas que controlan los períodos menstruales.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario