sábado, 11 de abril de 2015

GUSTAV VON TSCHERMAK SEYSENEGG -- DESCUBRE LAS SEDAS EN CORINDONES

Descubrimiento de la seda de rutilo en zafiro


En 1878, el mineralogista austriaco, Gustav von Tschermak Seysenegg, fue el primero en identificar correctamente la seda en el corindón, descubriendo que era rutilo mineral (TiO 2). 

Documento original del descubridor.

Gustav von Tschermak Seysenegg

Comportamiento óptico de cristales de corindón.


Por G. Tschermak

Se ha sabido durante mucho tiempo que cuando se mira en los dispositivos de polarización, muchas placas de corindón muestran una cruz que se destaca con un color gris claro, y que a menudo la cruz se abre al girar la piedra. 

Mallard ha estudiado los cristales de corindón, y descubrió que tiene una apariencia de, curva polar, dispuestas en forma de rombo. 

Los pequeños cristales de Ceilán a veces ofrecen una apariencia diferente. 
Algunos de estos cristales muestran en su formación una simetría monoclínica de tres pares de hilos de seda, que forman el romboedro.

El plano de los ejes ópticos es perpendicular al plano de simetría, esto se determinó en una muestra clara con el uso de la luz de sodio a 10° 28'.

Los experimentos para determinar el ángulo que forma la primera línea central, no dio resultado porque los cristales utilizados no eran lo suficientemente perfecto. 

La birrefringencia es negativa.
Por consiguiente, es la misma que en la moscovita pero significativamente menor.

Sin embargo, los cristales de este tipo también tienen secciones que son uniaxiales aunque éstas son por lo general en el centro del cristal. 
A la luz polarizada paralela que se ve a continuación, en el interior del cristal se ve una maraña de partículas, pero el cristal aparece bastante homogéneo.


Seda Rutilo en Ceilán zafiro
Zafiro de Ceilán con sedas de Rutilo.


En los cristales de zafiro de Ceilán se encuentran muchas inclusiones. Algunas de ellas son incoloras, a menudo redondeadas, pero a veces alargadas.
 En este último caso, el eje longitudinal es a menudo paralelo a una dirección que corresponde al afinamiento del borde del prisma de seis caras. 

Se producen cristales negativos aveces bruscamente formados. 
Otras inclusiones consisten en bonitos cristales relativamente grandes, tetragonales, que presentan la combinación de prisma y pirámide en la misma posición. 
Los ejes longitudinales de estos cristales son paralelos a los bordes horizontales del prisma hexagonal.
Además, la mayoría muestran redes finas de color marrón que constan de agujas extremadamente delgadas paralelas a los bordes antes mencionados. 
Por lo tanto las agujas aparecen cruzados a 60 ° y se teje en estos ángulos.


Seda Rutilo en rubí de Mozambique, con un pequeño cristal hija de origen desconocido en el extremo ancho.  Foto: Richard W. Hughes
Seda Rutilo en rubí de Mozambique, con un pequeño cristal hijo de origen desconocido en el extremo.

En un corindón azul de Kischtym en los Urales se encontró en un extremo inferior unas estrías gruesas, cuyas líneas son perpendiculares a los lados del hexágono. 
Inclusiones reticulares finas también se observaron, sin embargo, son escasas. 
La estructura en capas de los cristales se expresa por la secuencia de hexágonos concéntricos de diferentes colores.


zonificación en Mozambique rubí


El corindón de Barsoweka en los Urales muestra bellos cambios de colores entre capas azules e incoloras. 
Las capas azules están irregularmente interrumpidos por una sustancia incolora. 

Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario