domingo, 10 de mayo de 2015

EL ARTE DE LA GRANULACIÓN




La Granulación, es el arte de crear un patrón de superficie en la joyería con pequeñas bolas de oro.
Se remonta al tercer milenio antes de Cristo. 
La técnica, inventada en el Mediterráneo Oriental y Egipto y posteriormente refinado por los orfebres etruscos, se ve tan fresca y creativa hasta el día de hoy.





Los orfebres balineses heredan estas antiguas habilidades de sus abuelos y padres a través de los siglos. 
Cada bisel individual, cada pequeña bola, cada componente, se hace a mano con habilidad. 
El proceso comienza cuando el alambre se corta en trozos pequeños y se funde en gránulos redondos que se colocan en la joyería en el patrón deseado. 
Estas bolas se mantienen en su lugar con un pegamento provisorio hecho de savia de una planta. 
Los mejores ofebres hacen que las pequeñas bolas estén unidas de forma permanente con calor, lo que evapora el pegamento, no soldadas. 





Pero es un proceso difícil debido a que la temperatura tiene que ser lo suficientemente caliente como para fundir los gránulos de oro a la superficie, pero no lo suficiente como para derretir las bolas en un charco amorfo. 





La gente se siente inmediatamente atraída por granulación debido a la conexión con la historia antigua. 





También reaccionan fuertemente a un patrón creado con el intenso color del oro de alto quilate, generalmente se trabaja con oro de 22 K. 





La granulación de oro es del mismo color que la barra de oro puro de la que está hecho. 
Piedras preciosas y perlas de colores parecen particularmente atractiva en la joyería granulada porque los ricos colores se complementan entre sí.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario