lunes, 1 de junio de 2015

LOS BRIOLETTES




La mayoría de las piedras preciosas talladas hoy se cortan con una mesa plana, corona y el pabellón con facetas. 





Es un estilo que maximiza la luz que al entrar en la piedra hace que retorne hacia quien la mira.





Pero este no era el estilo facetado más popular. 
Ya en el siglo 17 la talla briolette era el favorito de la realeza y la aristocracia. 
Un buen ejemplo es un collar de diamantes que Napoleón regaló a la emperatriz Marie Louise, contiene 10 briolettes de diamantes que pesan más de 4 quilates cada uno. 





El collar está ahora en el museo Smithsonian en Washington DC.






El briolette es una piedra preciosa en talla de pera o en forma de gota que tiene toda su superficie cubierta con facetas triangulares largas. 





Los historiadores creen que la talla briolette se originó en la India hace unos 800 años. 
La popularidad en Europa se debió al famoso viajero y comerciante francés, Jean-Baptiste Tavernier, quien trajo briolettes al volver de la India.





La popularidad de las briolette comenzó a declinar a finales del siglo 17 con la talla de gemas con tecnología avanzaba y las primeras versiones de la talla redonda moderna, el corte brillante se hizo popular. 
Muchos briolettes existentes fueron, de hecho, vueltos a cortar con el uso de métodos modernos.






El briolette recuperó popularidad en las épocas victoriana y eduardiana y era los favorito de los diseñadores de estilo Art Deco. 





Sin embargo, pronto se desvanecieron en el olvido una vez más. 
En gran parte se trataba de una cuestión de costos. 
Un briolette tiene mucha superficie y requiere grandes piezas de piedra en bruto. 





Es bastante caro cortar diamantes, rubíes o zafiros como briolettes y los cortadores de gemas consideran las briolettes como un uso ineficiente del material en bruto.





Sólo recientemente han comenzaron a ser vistas de nuevo, en particular en la forma de materiales de piedras preciosas menos costosos.






Si bien es cierto que no se concentran el brillo como los modernos cortes brillante, pero las briolettes tienen su propio encanto. 





Muestran el color y reflejan la luz desde cualquier ángulo, y tienen una tranquila elegancia refinada. 





Trabajan especialmente bien como pendientes y colgantes, ya que cuelgan y se mueven, lo que les permite captar la luz. 





Se usan sin el estorbo de cualquier engarce, excepto en la parte superior, y esto permite que más piedra preciosa sea visible que con cualquier otro corte.






Cuando usted compra briolettes sueltas a menudo se encontrará que vienen con un agujero perforado en la parte superior. 
Por lo general son perforados, cerca de la punta. 





Esto permite que la gema oscile libremente en un alambre o clavija y evita el uso de adhesivos. 





A veces se encuentran briolettes en la parte superior, lo que permite que un pequeño hilo de metal que se inserta a fin de que una resina epoxi pueda ser utilizada para asegurar una tapa de metal.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario