lunes, 20 de julio de 2015

DE DIAMANTES FAMOSOS Y ALGO MAS




Los diamantes, los mejores amigos de una mujer, como lo llegó a decir cantando Marilyn Monroe en su famosa película “Los caballeros las prefieren rubias”, efectivamente creo que no hay gema que genere más fascinación en las mujeres que los eternos diamantes, y si bien los diamantes actualmente son bastante comunes y prácticamente al alcance de cualquiera con algo de dinero y sin demasiadas pretensiones, también hay diamantes inalcanzables, literalmente, para cualquiera.


Diamantes históricos sin precio o con precios incalculables en manos de gobiernos o cabezas coronadas extremadamente acaudaladas o diamantes más modernos y sin dueños con precios tan astronómicos que solo un verdadero multimillonario podría darse el gusto de poseer.

Para no irnos muy lejos que tal si les hablo un poco de esos diamantes inalcanzables y los que si acaso la mayoría solo podremos verl en fotos o por TV. 


Hay 2 tipos de diamantes, los de las minas, creados por la naturaleza, y los sintéticos o creados por el hombre.
Siendo estos últimos los menos costosos a pesar de que su calidad según algunos expertos ha llegado a ser casi igual a los de las minas, sin embargo en términos del valor de un diamante lo que realmente determina el precio es el trabajo de creación de la naturaleza durante millones de años y el trabajo de explotación minera que exige el poder extraerlos, por todo esto sin duda los más valiosos y finos son los diamantes de las minas.

Aunque cuando se habla de diamantes la imagen que a la mayoría nos viene a la mente es el clásico diamante incoloro, la realidad es que los diamantes no solo pueden ser blancos o incoloros, de hecho hay diamantes de todos colores, incluyendo negros, y aunque se consideran a los blancos o incoloros como los más finos y valiosos los de colores no son menos apreciados, pero les comenzaré hablando de algunos de los diamantes incoloros más famosos.

Entre estos diamantes de mina blancos a los que actualmente se les considera invalorables debido a su importancia histórica, calidad, tamaño y su sobresaliente peso tenemos algunas de las gemas más importantes del mundo:


El Cullinan

Modelos del diamante Cullinan en su forma original en bruto y los posteriores 9 cortes más grandes salidos del mismo, así como una imagen referencial de las dimensiones de la gema tal cual fuera encontrada en 1905.

Ostenta el record aún de ser el diamante más grande jamás encontrado en toda la historia del que se tenga conocimiento, fue encontrado en Suráfrica el 1905 y en el momento de su hallazgo pesaba la increíble cantidad de 3.106,75 quilates, unos 650 gramos. 

Bautizado con el nombre de Thomas Cullinan, dueño de la mina donde fuese hallado, también fue conocido como la Estrella de África o del Sur, este enorme diamante fue dado como regalo de cumpleaños al Rey Eduardo VII de Gran Bretaña, hijo mayor de la Reina Victoria, quien lo mandó a tallar en 1906, del Cullinan original surgieron así 105 gemas, entre las cuales se destacan las llamadas 9 gemas de la Mina Premier o las 9 Estrellas de África, por ser las gemas de mayor tamaño extraídas del diamante original.

Todos los diamantes surgidos del Cullinan fueron catalogados según su peso con los nombres de Cullinan I, II, III, IV, etc. siendo los primeros 9 los de mayor tamaño y destacándose entre ellos especialmente los Cullinan I y II.
The Cullinan Diamond - When it was discovered in South Africa, the Cullinan was the largest diamond ever found. It was cut into more than 100 smaller pieces, the nine largest of which belong to the British Royal Family. - See more: video about the cutting, nine numbered Cullinan pieces

La Primera Estrella de África (Cullinan I) es el más grande de los 105 cortes Cullinan con un peso de 530 qts. 
Hasta 1986 fue el diamante cortado más grande del mundo antes de ser desbancado por el “Golden Jubilee” o Diamante del Cincuenta Aniversario, un diamante amarillo de 545,67 qts., actualmente en posesión de la familia real de Tailandia.
La Segunda Estrella de África, Cullinan II, es el segundo más grande de los diamantes Cullinan con un peso de 317,40 qts.

Ambas gemas, los Cullinan I y II, están colocados en 2 de las llamadas Insignias Reales de la Coronación de Gran Bretaña, conocidas popularmente como las Joyas de la Corona, el primero engazado en el Cetro con Cruz y el segundo en la Corona Imperial del Estado, el resto de las gemas principales Cullinan están engarzadas en otras invalorables piezas de joyería pertenecientes todas actualmente a la familia Windsor, la familia real de Gran Bretaña.

Cetro con Cruz con el Cullinan I

La Corona Imperial de Estado y el Cullinan II


El Koh-i-Noor (Montaña de Luz)


También perteneciente a la colección de joyas de la familia Windsor este es considerando como uno de los diamantes más finos del mundo, además de uno de los más grandes con 105 qts., y probablemente el más antiguo del que se tenga conocimiento, se cree que esta gema fue descubierta en el año de 1304.


Dado como tributo a la Reina Victoria por parte Compañía del Este de la India el Koh-i-Noor tiene una curiosa leyenda sobre sí, se dice que es un diamante que dará gran poder a quien lo posea, sea hombre o mujer, pero en el caso del primero éste tendrá una muerte trágica si lo usa, de ahí que al llegar a manos de la Reina Victoria este diamante por tradición y quizás por superstición solo hubiese sido lucido por las mujeres de los monarcas británicos como gema principal en sus coronas de coronación.

Hasta el momento solo 4 reinas han lucido al Koh-i-Noor, estas fueron Victoria, Alexandra, María e Isabel (Reina Madre) quien lo usara por última vez en 1953. 

Lo más probable es que este famoso diamante y la corona en donde está engarzado vuelva a verse lucido de nuevo con el advenimiento del próximo sucesor de Isabel II.

El Koh-i-noor le fue regalado como tributo a la Reina Victoria I del Reino Unido con su proclamación como Emperatriz de la India, la monarca usó este gran diamante en un broche, tal cual se aprecia en su famoso retrato realizado por Franz Xavier Winterhalter.



El Orloff
Otro de los diamantes más grandes del mundo, con un peso de 189,62 qts., aunque se dice que al momento de ser descubierto el mismo pesaba unos 300 qts., también se trata de una gema con un pasado legendario del que no se sabe a ciencia cierta si es o no verídico, lo que sí lo es, es que este diamante fue adquirido por el príncipe Gregori Orloff.


Uno de los muchos pretendientes de la Zarina Catalina la Grande y quien con la esperanza de ganarse su corazón le obsequiara esta gema, lastimosamente para Orloff la Zarina aceptó el regalo pero él no logró su cometido e irónicamente al final terminó muriendo en la miseria. 

Catalina hizo montar el enorme diamante en el cetro imperial debajo de la figura del águila doble que coronara el mismo. 
Tras la caía del Imperio Ruso, la Revolución y la Unión Soviética actualmente el Orloff se conserva en el Fondo Ruso del Diamante, en Moscú.
Cetro Imperial Ruso, con el Orloff engarzado.

El Sancy

Otro diamante legendario y antiguo, no se tiene conocimiento de su tamaño original en bruto cuando fue hallado en alguna parte de la India, pero tras ser tallado en forma de pera terminó pesando 55 qts., obtuvo su nombre de Nicolas Harlay, Señor de Sancy, Plenipotenciario de Francia en Turquía, que había adquirido el diamante en Constantinopla (Turquía) a finales del siglo XV.


Esta joya perteneció a la familia de Sancy hasta que fuera vendida al rey inglés Jaime o Jacobo I, posteriormente el Sancy fue vendido al rey francés Luis XIV y estuvo en manos de la monarquía francesa por los siguientes años, fue robado varias veces durante los tiempos más turbulentos de la historia de Francia, pasó por varias manos hasta terminar llegando a las manos de un comerciante de Bombay, de éste pasó a manos de un Maharajá indio quien luego lo vendería a una acaudalada familia de aristócratas ingleses de origen americano, los Astors, cuyo jefe finalmente vendiera el diamante al Gobierno de Francia.

Actualmente el Sancy tiene su hogar permanente en el Museo de Louvre en París.


El Regente

Otro de los legendarios diamantes asociados a la monarquía francesa, se cree que fue una de las gemas que pertenecieran al famoso cardenal francés Mazarino, quien por cierto fue el sucesor del no menos famoso Cardenal-Duque de Richelieu, un personaje histórico real y que fuese usado como personaje villano en la obra clásica de Alejandro Dumas Los 3 Mosqueteros.


Mazarino fue dueño de espléndidas gemas entre las cuales se destacan los diamantes Regente de 140,50 qts., el Sancy, el Espejo de Portugal, el gran espinel rojo Costa de Bretaña, entre otros, pero de estas gemas invalorables solo algunas lograron sobrevivir a la actualidad siendo el Regente una de ellas conjuntamente con el Sancy y el espinel rojo Costa de Bretaña.

El Regente pasó por varias manos a través de robos, ventas, prestamos o empeños, fue poseído por Napoleón Bonaparte quien lo engarzara en la empuñadura de su espada de coronación, posterior a eso permaneció en el tesoro de la monarquía francesa y del posterior gobierno republicano, que tras esconderlo de los Nazis durante la invasión de París en la 2da Guerra Mundial finalmente permaneció en poder de los franceses, actualmente se encuentra también exhibido en el Louvre como lo están el Sancy y el gran espinel rojo “Costa de Bretaña”.




El Spoonmaker

Un diamante con una historia y orígenes curiosos; hay 2 versiones sobre el origen de este legendario diamante, una cuenta que fue encontrado por un humilde pescador en Estambul en medio de la basura quien pensando que se trataba de sólo un pedazo de vidrio lo guardó descuidadamente en su bolsillo, en la ciudad se lo mostró a un joyero que al ver la piedra le afirmó con aparente indiferencia que efectivamente era solo un pedazo de vidrio sin valor, pero por el cual le ofreció al pescador 3 cucharas para intercambiárselas por la supuesta piedra sin valor, de esta historia se cree que surgió su nombre de Spoonmaker. 


Otra versión cuenta que fue una gema que comprara un francés a un Maharajá de la India, de ahí llegó a Francia donde fuera comprado por la madre de Napoleón Bonaparte y que posteriormente fuera adquirido por un oficial francés a través del cual el diamante llegó posteriormente a Turquía donde permanece actualmente bajo el nombre de “Kasicki”.


El Centenario

Otro de los grandes diamantes del mundo, con un peso tras ser tallado de 273,85 qts., es sólo superado en tamaño por las Estrella de África, Cullinan I y II, y el Golden Jubilee, en bruto pesaba unos impresionantes 599,10 qts., su descubrimiento es relativamente reciente, en el año 1986 en la Mina Premier en Suráfrica, por cierto la misma mina donde hace 104 años fuese hallado el Cullinan, como este diamante el Centenario también está en posesión de la Corona Británica.


Es considerado el diamante de corte más grande y más moderno del mundo y el diamante sin defectos en existencia hoy. Como sucede con la mayoría de estos diamantes históricos o famosos nunca ha sido valorado, pero aquellos que saben de diamantes le dan un valor estimado de cuando menos 100 millones de dólares.


El Jubileo

Aunque inicialmente para el momento de su hallazgo en Sudáfrica llevó por nombre “Reitz” la gema que en bruto pesara 650,80 qts., al ser tallada 1897 pasó a ostentar el nombre de Jubileo debido a que ese fue el año en que se celebraba el jubileo de diamante de la Reina Victoria, es decir, el 60° aniversario de su ascensión al trono.


Hay quien afirma que este diamante le fue dado como obsequio a la reina en conmemoración a su Jubileo, pero también hay otros que dicen que el diamante de unos impresionantes 245,35 qts., nunca perteneció a la soberana ni a la Corona Británica; que de hecho perteneció un tiempo a un industrial indio, del que después pasaría a manos del célebre joyero Harry Winston, de quién luego pasaría a un coleccionista privado de Paris antes de finalmente ser adquirido por De Beers.




Diamantes de Colores

Ahora cuando hablamos de diamantes de colores podemos hablar de una considerable gama de tonos, pero como dije antes, los diamantes de colores tienden a ser un poco menos costosos que sus pares incoloros aunque siguen siendo diamantes tan puros y similares a los blancos en calidad, solo diferenciados de estos por su color.


Es debido a la presencia de ciertas impurezas minerales o de elementos en el momento de su formación geológica lo que los hace adquirir un color que va desde tonos de azul, pasando por rosas, amarillos, marrones hasta llegar a negros. 

Actualmente sin embargo los diamantes coloreados están siendo mejor valorados y más utilizados en joyería de lo que quizás fueron usados en el pasado, sin embargo, entre los no tan comunes diamantes de colores de cierta antigüedad y de histórico pedigree hay varios que creo justo poderles reseñar brevemente.

El Hortensia

Una de las gemas pertenecientes al tesoro real de Francia, toma su nombre en honor de Hortensia de Beauharnais, reina de Holanda, quien fue hija de la emperatriz Josefina, por tanto hijastra de Napoleón Bonaparte, y madre de Napoleón III.


De un hermoso tono color rosa con visos naranjas, una talla en forma pentagonal y con un peso de 20,53 qts., se cree que es una gema originaria de la India, donde fue adquirida para luego ser vendida al Rey Sol Luís XIV, junto con el Regente el Hortensia fueron las únicas 2 joyas de la corona francesa que no fueron vendidas por el gobierno republicano tras el triunfo de la Revolución en 1883.

Actualmente como el Regente, el Sancy y el Costa de Bretaña, el Hortensia está permanentemente exhibido en el Museo de Louvre.



El Tiffany

Bautizado en honor a la firma de joyería Tiffany & Co, cuyo fundador Charles Tiffany lo adquiriera poco después de su descubrimiento en la mina Kimberley de Suráfrica en 1878, Tiffany fue responsable además de su posterior talla antes de la cual la gran gema de un brillante amarillo casi dorado de 287 qts., pasó a tener posterior a su talla una forma redondeada de 128,54 qts., es considerado uno de los diamantes amarillos más grandes del mundo además de uno de los más finos.


Es una joya casi mítica que sigue en posesión de Tiffany & Co y que apenas ha sido usada 2 veces en toda su historia, la primera por una dama de alta sociedad de Nueva York y la segunda y quizás la más famosa por la fallecida actriz Audrey Hepburn, quien lo luciera en la promoción en 1961 del clásico del cine “Breakfast at Tiffanys”.
Collar de diamantes con el diamante Tiffany al centro.


Audrey Hepburn luciendo en 1961 el collar con el diamante Tiffany.


El Hope

Este es probablemente el diamante azul más famoso del mundo aunque no necesariamente por su calidad o tamaño pues existen otros más grandes, pero el Hope es y será siempre conocido por ser el diamante más letal y temido debido a la supuesta maldición que pesa sobre él desde que fuese robado aparentemente de un ídolo hindú allá por los siglos XV o XVI.


Conocido inicialmente como el Tavernier Azul en honor al mercader francés que lo adquiriera en la India, pesaba inicialmente unos 112 qts., luego de ser vendido al Rey Luís XIV quien lo mandara a tallar nuevamente para sacarle mas brillo terminó pesando unos 67 y 1/8 de qts. 

Desde el reinado de Luis XIV pasando por todos sus sucesores el Hope fue conocido como el Diamante azul de la corona o el Francés azul, entonces durante la Revolución Francesa el gran diamante azul fue robado, en ese trance se cree que un traficante de gemas de apellido Eliason cortó nuevamente al diamante probablemente llevándolo a su actual quilataje de 45,52.

Luego de eso el diamante reapareció a comienzos del siglo XIX en Gran Bretaña donde fue adquirido por un acaudalado banquero de nombre Henry Phillip Hope, de quien finalmente el diamante obtendría su actual nombre, ahora bien lo interesante de este diamante es lo relativo a la serie casualidades que se sucedieran en torno a los posteriores dueños del Hope.

No todos pero si varios de sus dueños fueron víctimas de infortunios que de un modo u otro terminaron arruinando sus vidas, desde pérdidas de fortunas hasta muertes desafortunadas y suicidios muchos de estos hechos comenzaron a ser atribuidos al “maleficio” del Hope, sin embargo su último dueño, el joyero Harry Winston fue uno de esos a los que la maldición nunca pudo afectar.
Sin embargo la mayoría de la gente temía a la maldición lo que hizo prácticamente imposible que el joyero pudiese comercializar la gema que era para lo que al fin y al cabo la había adquirido, finalmente Winston decidió donar el célebre diamante al Museo Smithsoniano donde está en la actualidad permanentemente exhibido al público.


Collar Abrazando la Esperanza, este diseño ganador fue el más votado de 3 propuestas, se estima que unas 100.000 personas participaron de la elección del diseño de collar ganador con el que Harry Winston y el Museo Smithsoniano celebrarían el quincuagésimo aniversario de permanencia del Hope en el museo.


El Verde de Dresden

Uno los poquísimos diamantes verdes que existen y es por tanto uno de los diamantes más raros que hay, con un peso de 40,70 qts., posee un casi irreal tono verde manzana y una forma de almendra de una extraordinaria calidad, su nombre es en honor a la ciudad alemana de Sajonia donde estuvo exhibido por 200 años; actualmente sigue estando exhibido en Dresden pero en el Museo Albertinium.

Broche de diamantes para sombrero, con el diamante Verde de Dresden engarzado.



El Golden Jubilee

Cómo ya se ha comentado antes, el diamante cortado con el record de ser el más grande del mundo actualmente es el dorado Golden Jubilee, titulo arrebatado al Cullinam I desde 1986, es teóricamente un diamante amarillo pero su color va entre amarillo y café por lo que inicialmente se le conocía bajo la denominación de Marrón sin nombre, su peso en bruto fue de unos 755,50 qts., es un diamante originario de Sudáfrica, hallado concretamente en la mina Kimberley.


La misma en donde se han encontrado otros famosos diamantes de colores, como el diamante Tiffani, este diamante inicialmente perteneció a la poderosa Corporación De Beers bajo cuya supervisión fue tallado a finales de los años 80’s, cabe destacar que el proceso de talla de este diamante fue bastante difícil, primero porque si bien se trataba de una gema de un gran tamaño en bruto no era perfecta, sino que estaba llena de grietas y rayones que dificultaban en sobremanera el trabajo de tallado que necesitaba, y para poder darle un tamaño y forma comercialmente manejable se requería para ella un proceso de tallado absolutamente minucioso y con la garantía de que el resultado final seria una gema prácticamente perfecta.

Hallar no solo un método de tallado acorde a la tarea sino a un tallador lo suficientemente capaz de realizarlo fue el gran reto que De Beers debió superar para sacarle a su Marrón sin nombre su verdadero brillo.

Al final el minucioso y delicado trabajo de tallar el diamante requirió no solo de lo último en tecnología de corte y tallado de gemas del momento sino del talento y habilidad de nada más y nada menos que de Gabi Tolkowsky, uno de los talladores de diamantes más renombrados internacionalmente y sobrino nieto de Marcel Tolkowsky, quién inventó la rueda de diamante, herramienta moderna con la que se ha hecho el trabajo de tallado de gemas desde entonces hasta la actualidad.

Finalmente con un peso tras ser tallado de 545,67 qts. y una talla de tipo cojín, le fue regalado al Rey de Tailandia en 1997 en ocasión de la celebración de su quincuagésimo aniversario en el trono de su país por un grupo de acaudalados hombres de negocios Tailandeses quienes compraron a De Beers la enorme gema, por lo que el diamante fue nombrado como el diamante del Jubileo Dorado o de oro, inicialmente los planes eran engarzar el enorme diamante al cetro real o incluso montarlo en el sello real, pero por alguna razón los mismos nunca llegaron a cristalizarse, por lo que permanece sin montar y exhibido como parte de las joyas de la corona Tailandesa en el Museo Real de Pimammek Templo Dorado, en el Salón del Trono de Bangkok.





El Orlov Negro

Probablemente uno de los diamantes más extraños y raros debido a su carbonado color negro, estos diamantes también son extremadamente duros y difíciles de tallar por lo cual los tallados tienden a tener precios exorbitantes cuando alguno sale a la venta, hay varios diamantes negros famosos, uno de ellos es el Orlov Negro, aunque esta gema no muestre todo el tiempo un tono negro absoluto, sino más bien un muy oscuro tono de verde azulado, todo dependiendo de cómo le de la luz, con un peso de 67,5 qts.


A este diamante en particular se le atribuye un mal agüero que afecta mortalmente a sus propietarios, ya que se dice que todos sus dueños de una u otra forma terminarían teniendo una muerte violenta, una prueba de ello han sido las 2 princesas rusas que alguna vez lo usaron pues ambas acabaron suicidándose, además de la muerte también por suicidio del joyero americano que lo adquiriera en la década del 30. 

Lo que se sabe de los orígenes de este diamante es que es originario de la India, como la mayoría de los diamantes más famosos, era conocido como el ojo de Brahma y como algunos diamantes hindúes, como el Hope, se cree que fue robado del ídolo donde se hallaba engarzado por lo cual se le atribuyó una maldición, para intentar evadir su mala suerte al diamante se le cortó el 3 gemas de menor tamaño con lo cual aparentemente se pudo vencer a la maldición, los 3 diamantes surgidos del Orloff Negro ahora están en manos de coleccionistas privados.



El Rembrandth Negro

De este diamante no se sabe mucho, solo que es hasta ahora uno de los diamantes negros más grandes del mundo con un peso antes de ser cortado de 125 qts., también es reconocido por ser el diamante negro más duro jamás tallado, habiéndose demorado 3 años y 1 día el proceso de corte y tallado de la gema, este diamante posee una talla tipo brillante y es probablemente el diamante que ha tardado más tiempo en ser cortado en la historia, esto debido a su extrema dureza y las direcciones de grano múltiples.


Fue hallado en Zaire, África y tras ser cortado actualmente pesa 42,27 qts. 
Fue llamado Rembrandth después de su presentación en el Rijksmuseum de Amsterdam por el especialista en Rembrandt Gerry Schwartz. 
La gema tiene un valor estimado según la casa de subastas Christie’s de casi $50.000.



El Williamson

Este es un diamante rosa encontrado en Tanzania en 1947, año en que esta hermosa gema le fuese obsequiada a la Princesa Isabel, actual Reina Isabel II, con motivo de su boda, fue cortado en forma de brillante con lo cual obtuvo un peso de 23,60 qts., para 1953, año de la ascensión al trono de Isabel II el Williamson fue montado en un hermoso broche en forma de flor que se ha visto usado por la monarca británica en varias ocasiones.

El Broche Williamson.



El Gran Crisantemo

Es uno de los diamantes marrones más finos y conocidos del mundo, encontrado en Sudáfrica en 1963 fue tallado en forma de pera con un peso de 104,15 qts., luego de lo cual fue engarzado en un fino collar de diamantes, se trata de una hermosa gema con una coloración singular que oscila entre tonos marrones, pasando por rojizos, y dorados.


Fue vendido varias veces a coleccionistas privados antes de ser adquirido finalmente por Garrard de Londres en el año 2003 y que actualmente aún lo conserva.





El Reina de Holanda

Este es un diamante singular, teóricamente catalogado como un diamante blanco pero que sin embargo debido a sus visos azulados hace que sea más adecuado incluirlo entre los diamantes de colores. 


El Reina de Holanda tiene una historia un tanto complicada pues no se sabe a ciencia cierta si la gema es de origen africano o hindú, pues los expertos en gemas no logran ponerse de acuerdo sobre ello, lo que sí es comprobado es que este diamante fue mandado a cortar en forma de cojín en 1904 por una compañía Holandesa que lo diera a conocer en París a comienzos de siglo XX, su peso es de 135,92 qts., por tanto es un diamante de gran tamaño, se piensa que su nombre es en honor a la, en esos momentos, soberana de los Países Bajos, la Reina Guillermina, sin embargo este diamante jamás llegó a pertenecer a la soberana sino a un Maharajá de la India quien lo adquiriera en la década del 30, el Reina de Holanda permaneció con la familia del Maharajá hasta que fuera adquirido por Cartier en 1960.

De ellos la gema pasó a ser propiedad de un joyero de Nueva York de nombre William Goldberg que lo comprara a finales de los años 70’s, finalmente éste vendería el preciado diamante a su colega Robert Mouawad quien los conserva hasta hoy como parte de su famosa colección privada de diamantes raros y magníficos.





El Tereschenko

Entre los diamantes azules actualmente existentes el Tereschenko es considerado uno de los más grandes y finos, de hecho es el cuarto diamante azul más grande del mundo con un peso actual de 42,92 qts., de origen aparentemente hindú debe su nombre a la familia Tereschenko quienes lo adquirieron y llevaron a Rusia a comienzos de siglo XX.


Cuando se sucede la Revolución Rusa el diamante fue sacado secretamente del país para permanecer en manos privadas hasta la década de los 80’s cuando el diamante sale a ser subastado por Christie’s, recordándose dicha subasta especialmente por los 40 segundos que duró el que el precio de base se elevara a unos 6.5 millones de Francos, finalmente la gran gema azul fue vendida por 10 millones de Francos y su orgulloso comprador y quién aun la conserva como propietario fue Robert Mouawad.




Diamantes Rojos

No podemos dejar de mencionar a probablemente junto a los diamantes negros y los verdes, los diamantes más raros y difíciles de conseguir del mundo, me refiero a los diamantes rojos, si, también existen diamantes rojos, pero hasta ahora los que se han hallado son extremadamente pocos y muy pequeños en comparación con los tamaños de diamantes de otros colores, pero debido a su escases y poquísima frecuencia los pocos que existen y se conocen son famosos por los precios imposibles que algunos alcanzaron.


Hasta ahora solo se han hallado diamantes rojos en Brasil y en Australia.


El Red Moussaieff

Está entre los diamantes rojos más grandes que existen y se han hallado, con una talla en forma de trillon y un peso de 5,11 qts., debe su nombre a la casa de joyería que lo comprara, La Moussaieff, por $ 8 millones; fue descubierto en Brasil en 1990 y en su forma en bruto pesaba unos 13,90 qts. Actualmente el Moussaieff ostenta el record de ser el diamante rojo más grande del mundo.




El Red de Young

Es el segundo diamante rojo más grande que existe, con un peso de 5,03 qts., y talla en forma de rombo estuvo a punto de ser vendido erróneamente como un granate debido a su coloración ligeramente marrón, de ahí que pese a ser un diamante rojo sea considerado de una calidad inferior, ya que los más finos y valiosos son los diamantes de pura tonalidad rubí. 

Actualmente esta gema es exhibida en el Museo Smithsoniano en EU.



El Red Halphen o El Red Hancock?

Sobre este rarísimo diamante considerado como uno de los diamantes escarlatas más finos que existen hay cierta controversia, hay versiones que dicen que existió un diamante rojo conocido como el Red Halphen, que pesaba unos 0,95 qts., se cuenta que fue adquirido por un joyero inglés en el siglo XIX pero que tras lo cual la mencionada gema desapareciera y no se le volviera a ver de nuevo.


Casi un siglo luego de eso otro diamante rojo apareció en Brasil, bautizado en honor a Warren Hancock, un especialista en gemas que lo adquiriera, esta gema roja de también unos 0,95 qts., y de talla tipo brillante perteneció a la colección privada de raras gemas de colores de Hancock, debido a que ambas gemas son muy similares en talla y peso se ha llegado a decir que realmente son el mismo diamante aunque esto nunca ha sido corroborado, luego de la muerte de Hancock en 1981 el diamante salió a subasta en 1987, para el momento de su venta este diminuto diamante batió un record al ser vendido por unos increíbles $ 880.000.


El Red Rob

Años luego de la venta del Red Hancock otro célebre diamante escarlata aparecía en escena, se trató del Red Rob, un notable diamante rojo con forma de pera de 0,59 qts., si bien es más pequeño que el Red Hancock el Red Rob es considerado un diamante superior debido a que su coloración, roja rubí prácticamente perfecta, pureza total al no serle detectado ningún tipo de contaminante, además de ser uno de los diamantes rojos de mayor claridad que existen.


Por lo cual se le considera excepcionalmente limpio, superen con creces a las del Red Hancock, de allí que esta gema actualmente sea considerada el diamante rojo de mejor calidad en el mundo, su nombre es en honor a su actual propietario el Sr. Robert Bogel y como buena parte de los diamantes rojos que existen el Red Rob es originario de Brasil.




Ahora bien, de todos estos diamantes coloreados (amarillos, rojos, negros, azules, verdes o rosas) y que no se traten de joyas históricas invalorables, ninguno de los que han sido vendido o subastados en los últimos tiempos ha sido considerado como el más caro jamás vendido, eso cambiaría en el año 2008, cuando la famosa casa de subastas Christies llevara a cabo una acalorada puja, ¿el objeto de la misma?… un gran, fino y famoso diamante azul…


El Wittelsbach

Es uno de esos poquísimos diamantes célebres e históricos que llegaron a pertenecer a reyes y emperadores y que tras sobrevivir siglos de intrigas donde la codicia sin duda tuvo siempre gran presencia sobre gemas valiosas han podido luego de muchos cambios de manos a través de la historia sobrevivir hasta nuestros días para finalmente terminar por ser subastados al mejor postor. 


La historia de este diamante de 35,56 qts., y forma ovalada, cuenta que perteneció al rey español Felipe IV quien lo eligiera como parte de la dote de su hija favorita y emperatriz consorte del Sacro Imperio Germánico, la Infanta Margarita Teresa.

De ella y de sus herederos pasaría entonces bajo el nombre del Blue Wittelsbach a los Habsburgo a través de una Archiduquesa que por matrimonio lo pasara luego a la Corona de Baviera, siendo la gema engarzada en la corona real de Baviera, de ello hay un documentado registro pictórico en que varios de los monarcas bávaros fueron retratados con la presencia de la corona junto a ellos, uno de los mejores retratos en donde se puede apreciar al Wittelsbach en la corona real lo tenemos en el retrato de Ludwig I de Baviera, el tristemente célebre rey demente. 

Así mismo en un determinado momento el diamante fue incluso engarzado como parte central del medallón de la Real Orden del Toisón de Oro. 

El diamante fue parte de las joyas de la corona bávara desde 1722 hasta 1931, año en que al quedar en la bancarrota la familia real de Baviera se viera obligada a subastar el diamante, sin embargo en ese momento nadie lo compró, la gema entonces no fue vista de nuevo en 3 décadas hasta que reapareció en 1961 en Amberes, Bélgica, donde 3 años después lo compraría un joyero alemán.

Luego de eso el diamante fue engarzado inicialmente como un broche con el Wittelsbach como pieza central y rodeado de rubíes que más tarde cambiarían a diamantes blancos, posterior a eso no se supo más del diamante hasta el año 2008 cuando este reapareciera para ser subastado por Christies. 

Debido a su excepcional calidad además de historia el Wittelsbach logró ser vendido por la casi grosera cantidad de 24,3 millones de dólares, ganándose quilate a quilate el título del diamante subastado más caro del mundo y si bien posteriormente ha habido otros diamantes raros subastados y vendidos por exorbitantes cantidades ninguno ha podido igualar o superar el record del Wittelsbach. 

El actual dueño de Blue Wittelsbach es el Sr. Laurence Graff.

Recientemente se anunció que Laurence Graff el hasta ahora dueño del Blue Witthelsbach finalmente puso a la venta este historico y valiosísimo diamante, se anunció que El Emir de Qatar monarca y jefe de estado de esta república islámica adquirió al Blue Witthelsbach para agregarlo a su colección de joyas privada.

Cabe destacar que esta venta no ha pasado sin cierta critica directa al otrora ya dueño del Blue Witthelsbach, el joyero londinense Graff, quien y en contra de la opinión de historiadores y gemólogos mandase hacer un nuevo pulido y corte del diamante de cuya forma y quilataje original ya poco queda; se ha dicho que la venta se llevó a cabo en 2011 y no ha habido oficialmente información sobre por cuanto dinero se hizo la venta al Emir de Qatar


Retratro del Rey Ludwig I (Louis I) de Baviera, en el mismo se puede apreciar la corona real de Bavaria con el diamante Wittelsbach engarzado.

Medallón de la Real Orden del Toisón de Oro, con el diamante Wittelsbah como pieza central.


El Ojo del Ídolo (también llamado el ojo de Brahma)

Este diamante está considerado junto con el Regente como uno de los ejemplos de los más finos diamantes originarios de Golconda en la India, también es uno de los diamantes más antiguos aun en existencia.

El período de tiempo cuando fue encontrado difiere según la fuente y realmente no hay acuerdo de una fecha precisa de su aparición, su primera mención data de los años 1600’s, algunas fuentes citan que el Ojo del Ídolo, tomó su nombre por haber sido una gema que fue engarzada originalmente en la estatua de un ídolo hindú, al igual que el diamante Hope, y hay quienes se aventuran a afirmar incluso que ambos diamantes fueron robados de la misma estatua, especulaciones o fantasías aparte, lo que sí es un hecho es el peso de este singular diamante, el Ojo del Ídolo pesa unos 70,21 qts., o sea un diamante de un tamaño considerable, su forma es triangular redondeada parecida al corte del Hope. 
Tras varias ventas a través de sus 400 años de vida actualmente el Ojo del Ídolo está en manos un importante coleccionista de gemas que lo comprara junto a 2 diamantes más también de gran tamaño en 1982.

El Ojo del Ídolo, también conocido como el Ojo de Brahma



El Agra (un rosa hindú)

Como buena parte de los diamantes más finos y conocidos del mundo el diamante Agra es originario también de la India, no hay fecha precisa de su aparición pero los registros que se tienen de este diamante de tinte rosa lo colocan en manos de los Emperadores Mogoles que lo obtuvieron como parte del botín que adquirieron cuando tras una batalla por el poder el primer emperador Mogol, Babur Mogul (1483-1530) tomó posesión de la ciudad Agra, después de derrotar al rajá de Gwailor en una batalla. 


Después de su éxito en el campo de batalla, Babur envió a su hijo y sucesor, Humayun, para ocupar Agra, un trabajo que logra con éxito con el proceso de captura de miembros de la familia de Gwailor.
Humayun decidió en medio de la ocupación perdonarle la vida a la familia del gobernante caído y se dice que como una expresión de gratitud los cautivos le presentaron joyas y piedras preciosas a modo de tributo.

Dado que se hace constar que Babur llevaba el diamante Agra en su turbante, la piedra fue probablemente una de esas joyas, tras la caída del imperio Mogol el diamante salió de la India para llegar a Francia donde fue adquirido por Carlos, Duque de Brunswick en 1844, el Duque era por entonces uno de los más importantes coleccionistas de joyas del siglo XIX, para el momento de su adquisición el Agra pesaba unos 46 qts., bajo posesión del Duque de Brunswick el Agra fue hecho cortar nuevamente en forma de cojín adquiriendo el un peso de 32,34 qts. 

El Agra fue puesto a la venta en subasta por Christie’s en 1990 cuando su entonces dueño, un descendiente de Louis Winans, que adquiriera el diamante a finales del siglo XIX y del cual lo heredara desde 1927, decidiera finalmente ponerlo a la venta, fue adquirido por la nada despreciable cantidad de £ 4,070,000, alrededor de $ 6,9 millones, por una empresa privada de Hong Kong, luego de la cual sus nuevos dueños lo volvieron a hacer cortar a su actual forma y peso de 28,15 qts.




El Darya-i-Nur
Este es un singular diamante de gran tamaño de tonalidad rosa y 186 qts., peso aproximado ya que hasta la fecha nunca se ha precisado su peso real debido a que para hacerlo debe ser desmontado del marco enjoyado en el cual la gema fuera engarzada en el siglo XIX, lo que conlleva un grave riesgo de destruir el histórico marco con la forma del emblema del gobierno imperial de Irán.


Este diamante también posee una larga historia que data desde el siglo XVIII. Originario como no podía ser menos de la India esta imponente gema de talla rectangular toscamente elaborada también perteneció a los poderosos monarcas mogoles al igual que otros grandes e invaluables diamantes conocidos, tales como el Koh-i-Noor o el Agra. 

El Darya-i-Nur pasó a manos de los Shah o monarcas de Irán quienes que tras vencer en batalla a los remanentes de los soberanos Mogoles logran conquistar buena parte de sus territorios además de apoderarse de todos los magníficos y legendarios tesoros de los Mogoles, tras esto el Darya-i-Nur pasa a ser parte del tesoro de la corona de la familia imperial de Irán, tesoro que está ahora reguardado en Inglaterra, tierra de exilio de la familia imperial tras la revolución Iraní de los años 70’s.




El Nur-ul-Ain

Otro de los grandes diamantes de colores pertenecientes al tesoro imperial de Irán, éste un gran diamante rosa de corte ovalado de 60 qts., es como el Darya-i-Nur originario de la India, no hay mucha información acerca de sus orígenes pero se especula que quizás haya sido adquirido en la misma época del Darya-i-Nur, así que se trata probablemente de una joya bastante antigua. 


A finales de la década de los 50’s este diamante fue hecho montar por órdenes de Mohammad Reza Pahlavi, último Shah de Irán, como la pieza central de una maravillosa tiara de platino y diamantes diseñada por el afamado joyero Harry Winston para obsequiársela a Farah Diva, última emperatriz de Irán, con motivo de su boda en 1958, la tiara permanece en resguardo junto con el resto de las joyas del tesoro imperial en Londres.





El Shah Jahan

Un gran diamante rosa de corte octogonal y de 56,71 qts., de peso es conjuntamente con los 2 diamantes rosas anteriormente mencionados (Darya-i-Nur y el Nur-ul-Ain) parte de los legendarios diamantes pertenecientes a los tesoros de los gobernantes Mogoles, este en particular lleva el nombre del famoso emperador Mogol Shah Jahan, creador del no menos famoso Taj-Majal, a quien perteneció y con el que fuese retratado como un impactante adorno en su turbante.


Heredado por su familia de generación en generación esta llamativa gema estuvo en poder mogol hasta mediados del siglo XVIII cuando salió de la India debido a la caída de los Mogoles a manos de los invasores iraníes con lo cual el diamante pasa a Rusia y posteriormente a Europa. 

La última vez que se supo de este diamante fue a mediados en los años 80’s del siglo XX cuando Christie’s lo pone en venta en Ginebra a través de subasta, sin embargo este diamante no se logró vender entonces tras lo cual despareció, se desconoce actualmente su paradero.





Diamantes Brasileros

Si bien la mayor parte de las gemas, que les he mencionado son de origen hindú o africano hay que hacer notar que Sudamérica, concretamente Brasil, se ha ganado su propio y preponderante lugar entre los grandes e históricos productores de diamantes a nivel mundial. 


Ostenta el décimo lugar entre los mayores productores de diamantes del mundo, siendo algunas de sus gemas tan importantes por su calidad y tamaño que quisiera hablarles de algunos ejemplos.


El Estrella del Sur, un gran diamante de Brasil.
“Estrela do sul” chegou a ser exposto no museu Louvre, em Paris (Foto: Reprodução TV Integração)
A diferencia del Cullinam que también fue llamado estrella del sur en alusión quizás a su hallazgo en Suráfrica, el diamante de Brasil más grande encontrado hasta ese entonces es considerablemente más pequeño que su par africano, de tan solo 261,88 qts., en su forma bruta, pese a lo cual sin embargo su tamaño le dio el derecho a estar ubicado en el selecto grupo de los diamantes más grandes del mundo. 

Está catalogado como un diamante rosa con visos color marrón, cuya claridad y brillo son considerados prácticamente perfectos. 
Este diamante tiene una particularidad adicional, ha sido hasta ahora el único diamante de gran tamaño descubierto por una mujer; fue hallado en 1853 por una esclava negra en la mina Bagagem de Brasil, la cual podría ser considerada como la “Golconda brasileña”, por así llamarla, ya que de esta mina en particular como en el caso de las legendarias minas encontradas en los alrededores de la ciudad fortificada de Golconda en India, han salido muchos valiosos y reconocidos diamantes.



El diamante en bruto pasó por muchas manos a través de ventas, mismas que lo sacaron finalmente de Brasil y lo hicieron llegar a Europa, donde llagaría finalmente a manos de “Costers de Ámsterdam” una firma holandesa de joyería que sería la responsable del tallado posterior de la gema que entonces pasó tener un peso de 128,48 qts., y forma cuadrangular o de cojín, perdiéndose, de paso, en el proceso más de la mitad de su quilataje original. 

Tras su tallado volvió a ser vendido a otra firma de joyería de Paris que le daría oficialmente el nombre de Estrella del Sur, a finales de la década de 1860 el Estrella del Sur se hizo internacionalmente famoso gracias a su exhibición tanto en Londres como en Paris, tuvo ofertas de compras que sin embargo no cuajarían hasta principios del siglo XX cuando sería vendida de nuevo a Mulhar Rao, el Gaekwar de Baroda, quién tras comprar otro gran diamante, el Dresden Inglés los haría montar juntos en un impactante collar de diamantes que sería luego modificado y muchos años luego lucido por Sita Devi, la Maharani de Baroda, para entonces el invalorable collar era parte de las joyas de la familia; posteriormente el Gaekwar de Baroda vendería la gema a Rustomjee Jamsetjee de Bombay, quien tras varios años finalmente en 2002 la vendería a la renombrada casa de joyería francesa Cartier, que aún la posee.




El Dresden Inglés ha sido el tercer diamante más grande encontrado en la mina Bagagem de Brasil con un peso de 119,51 qts., totalmente incoloro y de transparencia y calidad excepcionales, fue hallado 1857 y es después del Estrella del Sur el segundo diamante brasileño más famoso e histórico. 

El Dresden Inglés recibió este nombre en honor a Edward H. Dresden, un comerciante de gemas de origen inglés quien lo adquiriera en Río de Janeiro; como el Estrella del Sur, el Dresden Inglés fue tallado también por Costers de Ámsterdam quienes le darían forma de pera y un peso de 76,5 qts., y al igual que el Estrella del Sur el Dresden Inglés sería comprado por Mulhar Rao, el Gaekwar de Baroda que entonces había amasado una sorprendente colección de diamantes entre los cuales se contaban el diamante Shah Akbar, el diamante Eugenia aparte del Dresden Inglés y el Estrella del Sur claro está. 

El Dresden Inglés despareció por varios años del ojo público, creyéndose perdido, sin embargo hay informes de que la gema fue vendida nuevamente y comprada luego por Cursetji Fardoonji un coleccionista de joyas hindú, se especula que la gema sigue en posesión de su familia actualmente.





El Presidente Vargas, el diamante brasileño más grande hasta ahora encontrado.
A diferencia del Estrella del Sur y del Dresden Inglés que fueron diamantes en bruto de gran tamaño ninguno de los 2, sin embargo, han podido igualar el tamaño del actual diamante brasileño más grande encontrado hasta la fecha. 


Se trata del diamante en bruto más grande encontrado en Brasil en el siglo XX, concretamente en el año 1938. 
Fue bautizado en honor a Getulio Dornelles Vargas, quién gobernaba Brasil en 1938, año del descubrimiento del diamante, y que estuvo en el poder por 20 años. 
El Presidente Vargas a diferencia de los otros 2 famosos diamantes cariocas ya mencionados, no fue hallado en una mina sino en un río, en el río “San Antonio”, en el distrito de Coromandel de Minas Gerais en Brasil, siendo quizás el diamante aluvial más grande encontrado hasta ahora.

El diamante Presidente Vargas, en su forma en bruto, tal cual fuese hallado en 1938


Tras su descubrimiento el gran diamante fue vendido un par de veces antes de ser adquirido por un consorcio representado por el Banco Holandés de la Unión de Ámsterdam que lo sacaría de Brasil para llevarlo como el Estrella del Sur y el Dresden Inglés a Los Países Bajos, allí el diamante sería adquirido por el reconocido joyero norteamericano Harry Winston cuyo equipo de cortadores en Nueva York sería el responsable de la talla del aún inalterado diamante. 

El peso en bruto de la enorme gema fue de unos considerables 726,6 qts., siendo actualmente el noveno entre los 22 diamantes más grandes del mundo hasta ahora encontrados, y debía ser cortado para mostrar su excepcional brillo, calidad y transparencia, de modo que los maestros talladores de Harry Winston se dieron a la tarea de iniciar el minucioso trabajo de dilucidar cuál sería el mejor corte que desperdiciara la menor cantidad posible del diamante original.

En este contexto, del diamante en bruto original que inicialmente fue separado en 2 grandes porciones, surgieron finalmente 29 gemas, 19 de las cuales son de considerable tamaño mientras las otras 10 restantes fueron más pequeñas, de los 19 cortes más grandes el mayor llamado efectivamente Presidente Vargas I tenía un peso de 48,26 qts., y una forma cuadrangular tipo esmeralda, del resto de las gemas de mayor tamaño, 16 también fueron talladas con corte tipo esmeralda, 1 obtuvo la forma de pera, y otra la forma de corte marquesa; de las 10 gemas más pequeñas restantes 9 obtuvieron cortes de tipo brillante triangular y una sola tuvo forma de mesa o barra.
Tras la disección del diamante todas las gemas surgidas de este fueron vendidas y la mayor de todas tras ser recomprada por Harry Winston varios años luego, sería retallada para mejorar aún más su calidad y brillo lo que llevaría al Presidente Vargas I a un definitivo quilataje de 44,17, este diamante sería vendido nuevamente varias veces antes de ser adquirido por el reconocido coleccionista de gemas Robert Mouawad, dueño de otros renombrados e históricos diamantes, coleccionista que aún lo conserva; cabe destacar que Mouawad fue también dueño, aunque por poco tiempo, de otro de los cortes del Presidente Vargas, concretamente del Presidente Vargas IV, el 4to de los cortes más grandes surgidos del diamante original y al que Mouawad adquiriera 1989.


Este gran diamante también de corte tipo esmeralda sería mandado a montar por Mouawad, en un soberbio brazalete de diamantes cuya pieza central sería dicha gema, alhaja que posteriormente vendería en subasta a principio de los años 90’s del siglo XX.

Presidente Vargas I, de 44,17 qts, es el más grande de las 29 gemas surgidas del diamante original.




Fernando Gatto

Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario