miércoles, 30 de septiembre de 2015

CORAZONES Y JOYAS



El corazón ha sido a lo largo de la historia un símbolo de poder, además de un amuleto de fortaleza. 




En las Escrituras se empleaba como núcleo de la vida donde confluían más allá de la mente, el espíritu y el alma, las emociones y el entendimiento. 




Alguna definición lo describe como “el centro de la personalidad total en relación a la intuición, al sentimiento o a la emoción; es el centro de la emoción, en contraste con la cabeza, que es el centro del intelecto”.




Los Egipcios ubicaban a la conciencia en el mismo corazón, considerando que éste era la fuente de los pensamientos buenos y malos.




Tras la muerte cobraba un protagonismo especial. 




Lo momificaban a parte y lo conservaban bajo la protección del dios Tuamutef.




En la actualidad utilizamos el símbolo del corazón frecuentemente para demostrar amor a los demás, no sólo el amor en pareja sino también el amor fraternal, el amor filial y la amistad. 




Seguro que muchos han recibido corazones dibujados de vuestros pequeños con un “te quiero, mamá” o “te quiero, papá”.




Qué significa regalar un Corazón.

En Joyería esta figura es gran protagonista de los amuletos en plata que suelen regalar sobre todo a parejas, normalmente ellos regalan corazones a ellas.




Pero también hay historias creadas entre amigas o hermanas que se regalan corazones, y los más bonitos que suelen llegar de verdad al corazón, las joyas de corazón que los hijos regalan a sus mamás.




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario