jueves, 14 de diciembre de 2017

PERLAS SANGO



El desarrollo y la comercialización de las denominadas perlas cultivadas Sango, originarias de Japón. 


Imagen relacionada

Esta variedad es aún poco conocida y destaca por sus tonos entre naranja y rosados producidos precisamente por la inclusión de un núcleo de coral rosa.

Resultado de imagen para akoya pink pearls

Estas perlas atípicas son producidas en la especie Pinctada Fucata, y utilizan coral rosa de la variedad Corallium, como sustrato para el desarrollo de la perla.



Combinación de dos elementos orgánicos

El nombre de Sango significa precisamente coral en japonés y fue un invento que desarrolló hace algo más de diez años la empresa nipona Matsumoto Pearls. 

Y así, de la combinación de dos elementos orgánicos distintos fue como nació esta llamativa perla.



Pero hay que advertir que no se trata de un procedimiento totalmente novedoso. 

Ya con anterioridad se han venido cultivando perlas con núcleos atípicos, sobre todo en el molusco Pinctada Máxima Australiana, pero esta es la primera vez que se analiza detalladamente su desarrollo en la variedad Pinctada Fucata, usando coral rosa como núcleo.

Resultado de imagen para akoya pink pearls

La especie de coral rosa utilizado como núcleo es probablemente una especie de Corallium, uno de los corales preciosos cosechados en la costa del Pacífico de Japón, especialmente alrededor de la prefectura sureña de Kochi.

Resultado de imagen para akoya pink pearls

Los núcleos de coral en este estudio exhibieron un color naranja rosado y midieron 5,60-5,90 mm de diámetro. 
Bajo examen microscópico, a veces se han observado estructuras y bandas similares a capas blancas, así como también cavidades relacionadas con pólipos. 
Los núcleos también exhiben una débil fluorescencia blanquecina onda corta y onda larga UV, respectivamente. 

Resultado de imagen para akoya pink pearls

Diez perlas de Sango perforadas parcialmente examinadas para esta nota tenían un tamaño similar (5,60-6,00 mm) a las cuentas de coral utilizadas como núcleos. 
No se observaron concentraciones de color en los agujeros de perforación ni en ninguna parte de sus superficies nacaradas usando una lupa o un microscopio. 

Imagen relacionada

El grosor del nácar medido entre 120 y 400 micras (0,12-0,40 mm) bajo el microscopio usando un pequeño calibrador de mesa. Los diferentes grosores de nácar también fueron visibles en imágenes de rayos X en tiempo real (RTX). 
Las perlas exhibieron un excelente brillo, casi sin sobretono y muy débil orientación, y mostraron una débil fluorescencia de amarillo a amarillo verdoso bajo radiación UV de onda larga y onda corta, respectivamente.



Imágenes RTX de perlas cultivadas de Sango que muestran demarcaciones claras entre el núcleo más grande de cuentas de coral y el sobre-crecimiento de nácar más delgado. 

La perla de la izquierda tiene un nácar más delgado que el de la derecha.

Resultado de imagen para akoya pink pearls


Una observación útil fue que el color de la perla parecía estar relacionado con el grosor del nácar, el sobre-crecimiento fino de nácar producía un tinte rosa más obvio, mientras que el nácar más grueso producía un color rosa menos saturado.

Imagen relacionada

Mientras que las perlas de Sango no son las primeras perlas cultivadas que usan núcleos Se sabe que las perlas poseen sobre-crecimiento de nácar relativamente delgado, lo que ha permitido la creación del tipo comercial de perla cultivada de akoya utilizando un núcleo de coral natural. 
GIA clasificaría las perlas de Sango como perlas cultivadas con núcleos atípicos.

Imagen relacionada

Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario